29
Dic
14

santovenia del esla, recuerdos…

Oh, aquellos tiempos…

_DSC0009
Bullicioso diciembre,
escasas luces, tradicionales canciones…
los rosales secos,
tardes cortas donde parece nada pasa a tu lado, pero que es cuando vienen a la memoria los paisajes  de la infancia…
¿Recuerdas? aquella carretera viniendo de Benavente,

 

aquella primera curva desde donde se divisa la Iglesia, con aquel letrero de SANTOVENIA DEL ESLA,

calles semi  a oscuras con una bombilla de 40 WATIOS en cada esquina del pueblo,
mismo color del fuego apagado de  los braseros…

_DSC0076
Qué deprisa nos hemos llenado de tardes…
y vienen reflejos de aquellas luces de 120 voltios. Qué pronto nos alejamos.
Fin de año.
Todos recordamos ahora aquel tiempo  como  feliz -según recordamos hoy-
pero entonces ni tan claro ni tan feliz,
zapatos rotos heredados del hermano mayor,
olor de casa adosadas a corrales,
calor humano rodeando una mesa
pintado por un lápiz de esperanza  en frío,
carmín descolorido de posguerra.

_DSC0073
Crecimos llenos de campo, oscura ausencia de  rosas en el jardín.
Aún me queda ese extraño placer al contarlo…
mañanas de enero en que íbamos  a caminar sobre el hielo del lago barrero,
para nosotros era el mar: Juncos en la orilla rodeando el lavadero nuevo.
Hierba sobre la que madres y hermanas tendían las sábanas aclaradas
llenas de sueño.

Puertas corraleras por donde entraba y salía toda la economía de las gentes del campo, carros cargados de heno y uva, bueyes, mulas, ovejas…

 

_DSC0020-001
Y  aquel  frío siempre anidando en mis pies,
y aquél brasero hecho de  una lata de sardinas, lleno de cisco encendido,
que llevábamos a la escuela y sobre el que poníamos nuestros zapatos viejos
llenos de agujeros.
Recuerdo aquella luna deshilachada por encima  de la Iglesia
tatuada de esperanzas.

A lo lejos, hileras de nidos de cigüeña abandonados en los cables de la Vega.

_DSC0018
Bien entrada la mañana, los pájaros volvían a los negrillos.
Y en el recreo, una escapada a mi casa de la calle Hospital, a 100 metros de la escuela de niños,

donde mojaba un trozo de pan
en el puchero que lentamente  cocía en la chimenea de la  casa de horno…(a escondidas para  que mi madre no me riñera) !Qué rico me sabía a esa hora del recreo! Es lo que había.

Mientras, a media mañana, los gatos por los tejados buscando lagartijas y sol, su puchero.

_DSC0005

Quizá por todo ello, tenga cargado en mi mochila estas imágenes.  Limpio los zapatos menos viejos y los pongo en la ventana del doble,
y aún espero que regresen los barcos al lago del barrero, los Reyes cargados de juguetes y que nunca llegaron, salvo el bollo mimón y cuatro naranjas que mi madrina Modesta me daba por aguinaldo.

(Que en paz descanse…como tantos que ya nos precedieron).

_DSC0040-001
Han pasado muchas tardes,
aquel mundo viene en penumbras, como eco de  pasos lejanos,
su cálida  insuficiencia
colgada de una mirada.
Tú que me lees tal vez lo recuerdes,
nos hablaba en voz baja la Navidad, fin de año y Reyes…
nada que ver con la cantinela comercial de ahora.

Y todos buscamos una historia de amor y pan fuera…
mirando hacia ciudades ruidosas de fábricas  que luego nos acogieron,
cristales celestes en escaparates llenos de deseos.
No fueron tiempos fáciles, no: mucho amor, donde los besos se daban por supuestos.
Estos fueron nuestros tiempos, charlas en la fuente del charil donde se comentaba las cuatro noticias mientras esperábamos la vez para llenar los cántaros. Las mismas noticias  que en la barbería de mi padre volvía a escuchar  desde la cama en la habitación contigua.

_DSC0062
Y seguimos soñando  mientras  cruzábamos la juventud al paso marcial de la
ilusión y el esfuerzo,
buscando un colegio de internado gratis, un trabajo, una pensión…
contentos en medio de la vida que nos tocó vivir,  vida de verano corto e  invierno largo.

Y así nos desperdigamos…oleada de gente buscando pan.
Y aquí estamos ahora  llenos de gozo,  largas avenidas de árboles recorridas a nuestro lado,
curtidos por la historia vivida,

_DSC0024-001
abrazados hoy en esta red digital, escuchando la melodía aquella que superamos,
calles estrechas y embarradas, casas con paredes de adobe,
hoy evocando este  pueblo, Santovenia del Esla, al que siempre volvemos
porque de su luz abierta  nunca nos hemos sentidos lejos.

_DSC0038

Feliz 2015 a todos, de dentro y fuera.

Por Justi. 

Anuncios

7 Responses to “santovenia del esla, recuerdos…”


  1. 29 diciembre 2014 en 00:00

    Mi querido Justin: y qué inocentes eramos por entonces. Llevas una mochila llena de recuerdos y de vivencias. Hoy en día nada se parece a nuestra niñez. Hay juguetes para dar y regalar. Comida no falta en casi ninguna casa (los hay por desgracia que no pueden decir lo mismo). Nuestros hijos disfrutan de todas las nuevas tecnologías ….¿quién nos iba a decir de niños que íbamos a conocer el móvil, Internet o la tele?. Recuerdo que la noche de Reyes esperábamos los regalos, los juguetes que nunca llegaban, porque primero era la ropa y los zapatos. Pero lo cierto es que era muy feliz. Te deseo que éste 2015 venga cargado de esperanza, ilusión y que tu mochila siga haciéndonos disfrutar cuando pasamos a leerte. Un beso

    • 2 justi
      29 diciembre 2014 en 00:00

      Han pasado muchos años, Águeda, de aquella infancia que en días de fiesta o niebla a veces
      no sé porqué recordamos…
      No existe libertad que no conozcamos,
      tampoco humillaciones y miedo a los que nos hemos doblegado.
      Por eso es que sabemos tanto de la vida, y la amamos,
      por eso disfrutamos ahora tanto del sol cuando madura los campos de trigo,
      y dejamos palabras de silencio y canción en poesía,
      es la historia de nuestra vida.
      Buen año 2015. Un beso.

  2. 29 diciembre 2014 en 00:00

    Me ha parecido que contabas mi infancia, con la diferencia de vivir en Santovenia o en Zamora, pero los recuerdos y los sentimientos son propios de aquella época y los sufrimos muchos niños de esa época.
    Un saludo.

    • 4 justi
      29 diciembre 2014 en 00:00

      Qué razón compartida hay, Valverde, en tus palabras.
      A mi me pasa lo mismo cuando leo textos de otros que recuerdan aquella época. Son sentimientos que de vez en cuando afloran como flores silvestres al borde del camino que transitamos. Difícil de olvidar.
      A veces digo en broma que a pesar de haber salido del pueblo a los 11 años, me huelo la mano y me sigue oliendo a la lana de las ovejas del abuelo. Nos gustaba pasar la mano por el lomo cuando entraban al corral. Las contábamos… una, dos tres… hasta que perdíamos la cuenta.
      Pues como pasa en la vida, que a veces perdemos la cuenta de lo que estamos haciendo o soñando.
      Gracias por tus palabras. Coincidencias de la vida, una vez caminando por internet, en una bifurcación de no recuerdo qué búsqueda, encontré tu blog. Me gustó ver el puente de piedra de cabecera. Me También me vi reflejado en las aguas de tu modo de escribir. Sentimientos que afloran. Lo más cercano a la poesía.
      “Porque existe una esquina
      donde suele citarse la memoria
      con la imaginación,
      y las huellas se hunden
      hasta pisar, no sé, dudosamente
      la conciencia del tiempo.”
      Un saludo, y buen año 2015. Falta nos hace a todos.

  3. 26 septiembre 2015 en 00:00

    Santovenia del es la que recuerdo pase mi infancia veraneando allí gente buenisima me encantaría conectar con alguien de allí mis amigas Maria Jesús Conchi anabel,,,,,ect

  4. 7 justi
    27 septiembre 2015 en 00:00

    Hola, Lacolonda. No sé en qué años estuviste de veraneante por Santovenia. Para hacer memoria…
    En Facebook tenemos un grupo del pueblo donde puedes participar y conocer gente.
    Se llama YO PASÉ UN VERANO EN SANTOVENIA. Entra.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

sistema floral

4003745107_a2b2cac529

4003745281_31a660479b

4003745451_1947a8c1b2

Más fotos

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
diciembre 2014
L M X J V S D
« Oct   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

autor JUSTI


A %d blogueros les gusta esto: