22
Sep
14

Ruta por el Parque de Lorca , en Alfacar

Ruta por el parque de García Lorca, en Alfacar.

“Quiero dormir el sueño de las manzanas,
alejarme del tumulto de los cementerios.
Quiero dormir el sueño de aquel niño
que quería cortarse el corazón en alta mar.

Porque quiero dormir el sueño de las manzanas
para aprender un llanto que me limpie de tierra;
porque quiero vivir con aquel niño oscuro
que quería cortarse el corazón en alta mar.” (Lorca)

lorca

He estado días atrás por la  ruta  de Lorca, entre   Víznar y Alfacar.

la Historia la sabemos, aunque contada de un modo o de otro según quien la cuente.

Agosto de 1936,  Federico esperaba sentirse seguro en la casa familiar

pero la rebelión complica el escenario y lo vuelve muy peligroso.

El 9 de agosto una patrulla le intimida en la Huerta de SanVicente y decide refugiarse en casa de los Rosales, notables falangistas granadinos. Sin embargo allí es detenido, en medio de una maraña de motivos políticos y pugnas de su familia con otra principal familia de Granada: la de los Roldán.

Será el teniente coronel de la Guardia Civil, Nicolás Velasco Simarro, vinculado a los Roldán, quien acelere los trámites y acabe con la vida de Federico en apenas 24 horas.

Triste, muy triste historia que no debemos olvidar,

verdadero símbolo de la barbarie de la Guerra Civil.

Pero sería más triste aún olvidar no sólo la importancia de la obra
de García Lorca, sino su peso como símbolo de la reconciliación
democrática.

Ocurrió en el amanecer del 17 de agosto de 1936, con los primeros
rayos de luz sobre la ceguera de las dos Españas. El gran poeta caía
asesinado por los disparos de un pelotón en alguno de estos barrancos
entre Víznar y Alfacar. Apedreado con pólvora y echado luego a alguno de

los muchos pedregales de la zona. Como tantísimos más.

Con él también  fueron ejecutados Dióscoro Galindo, maestro nacional,

y los banderilleros  anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas.

En una fosa común. Cerca había un olivo, todavía sigue…

Y cerca también la Fuente Grande. También sigue manando agua hoy en día.

Fue de madrugada. En el parque natural de la Sierra de Huétor-Alfaguara.

dsc_0088

«Asesinado por el cielo.

Entre las formas que van hacia la sierpe

y las formas que buscan el cristal,

dejaré crecer mis cabellos»,

había escrito en su libro «Poeta en Nueva York».

Pero en realidad caía asesinado por la barbarie de sus propios compatriotas.

Días atrás, junto al célebre monolito en Alfacar, en el Parque que
lleva su nombre, a 9 Km. de Granada, he querido acercarme al espíritu del poeta.
Su memoria merece el más grande reconocimiento.

Lorca_Olive_Tree
Pese a los pocos misterios que aún rodean su final,
su memoria no puede limitarse a la búsqueda de unos restos ni a revivir
contiendas. Sería como desvirtuar su grandeza, su gran obra poética.

Por Justi
Dejo enlace a las fotos que hice, las comparto con todos.

https://plus.google.com/photos/101764928046100005240/albums/6061447238322126145

Anuncios

7 Responses to “Ruta por el Parque de Lorca , en Alfacar”


  1. 1 campos
    22 septiembre 2014 en 00:00

    Muy emotivo el recuerdo de Lorca.
    Caminar por esos lugares, los últimos que vieron sus ojos antes de su asesinato,
    en aquella contienda que tanto daño hizo,
    tiene que ser emocionante.
    Supongo que se te vendrían a la cabeza sus versos,
    esos versos que llegan al alma.
    He seguido el enlace a las fotos, muy bonitas.
    Gracias por mostrarlas para que todos podamos verlas.

    ¿Si la muerte es la muerte,
    qué será de los poetas
    y de las cosas dormidas
    que ya nadie las recuerda?
    ¡Oh sol de las esperanzas!
    ¡Agua clara! ¡Luna nueva!
    ¡Corazones de los niños!
    ¡Almas rudas de las piedras!
    Hoy siento en el corazón
    un vago temblor de estrellas
    y todas las rosas son
    tan blancas como mi pena. (García Lorca?
    Abrazos

    • 2 justi
      23 septiembre 2014 en 00:00

      Gracias Campos por tus palabras en este post que quiere ser homenaje a un hombre gran poeta.
      Ha sido una visita al Parque de Lorca muy sentida. Tremenda. Largo tiempo esperada.
      El asesinato a sangre fría, a pedradas o a plomo, por ideales, por convicciones opuestas o por suposiciones generalizadas, constituye una de las bajezas humanas más repudiables.

      He estado paseando junto a las aperturas de zanjas en busca de fosas, entre las que podían estar enterrado Lorca y sus compañeros del viaje final. Impresiona.
      Lo que para unos es levantar ampollas, remover el pasado y hurgar en la herida, para la gente de buen corazón es poner sobre la mesa todos los elementos para cerrar, de una vez por todas, ese agravio doloroso que sufrieron todos.
      Porque todavía hoy a mucha gente se le saltan las lágrimas cuando recuerda que se llevaron a sus padres y hermanos y nunca más los vieron.
      Y luego vinieron el exilio, el hambre y, ya acabada la guerra, los sometimientos, las humillaciones y los ajustes de cuentas.

      El rastro del polvo del camión que llevaba al barranco de Alfacar a tantos ciudadanos lo inundó todo:
      la calle,
      las casas,
      las mentes, la fuente grande,
      el olivo cercano,
      Ese polvo sigue impidiendo encontrar sus cadáveres.
      Pero nunca es tarde para intentarlo.
      Hay que hacerlo, porque en definitiva todos formamos parte de ese pasado,
      de los ciudadanos que iban en esas camionetas
      al destino de los pedregales
      que circundan la carretera de Víznar a Alfacar
      y por las que con el corazón encogido transité, sacando fotos.

      “Noche de cuatro lunas
      y un solo árbol,
      con una sola sombra
      y un solo pájaro.

      Busco en mi carne las
      huellas de tus labios.
      El manantial besa al viento
      sin tocarlo.

      Llevo el No que me diste,
      en la palma de la mano,
      como un limón de cera
      casi blanco.

      Noche de cuatro lunas
      y un solo árbol,
      En la punta de una aguja,
      está mi amor ¡girando!”

      Un abrazo.

  2. 24 septiembre 2014 en 00:00

    Gracias, amigo por tu visita. Ya sabes que hemos estado a pocos kilómetros. Quizá podríamos haber tomado un cafelillo, pero no importa. Estos comentarios nos unen intensamente y, una vez más, me hacen ver tu sensibilidad para tratar estos temas dramáticos. Cuando paseaba con mi padre por ahí me contaba cómo estaban colocados los muertos para que no se desparramaran y me decía que hay cientos de muertos en ese Barranco de Víznar maldito y endiablado. Nunca más se debieran ver dramas como aquel, aunque si se mira a Siria, a Irak y a tántos otros sitios, la cara se nos cae de nuevo al suelo de pena y de vergüenza. Un abrazo

    • 4 justi
      24 septiembre 2014 en 00:00

      Hola, Antonio. Esperaba tu comentario. Ya ves, tan cerca y sin saludarnos. Bajaba escopeteado desde Zamora, donde había estado viendo a mis hermanas mayores, hacia el Mediterraneo tras breve estancia en Sevilla, Granada y luego Almería. Y luego ya Mediterráneo arriba. De haber tenido más tiempo sí que hubiera hecho por vernos. Cuando viajo me gusta empaparme de la historia humana y geográfica de lo que veo. Y este viaje a Lorca hace tiempo lo tenía en mente, me gusta preparar los viajes con antelación. En el Kiosko de Alfacar pregunté y ni un folleto tenían sobre el tema de Lorca. Suerte que ya iba yo documentado. En Víznar me atendió una señora en el Ayuntamiento y algo de información me ofreció, que se lo agradezco. Pero noté como un pacto de silencio,,, “Víznar, donde la luz es interminable. Un paraíso a tu alcance…” este es el título del folleto, muy bien esteticamente presentado. Me empapé de la historia, la cultura de orígen árabe, como tú siempre presumes. La pureza de sus aguas, sierras de Huétor y Alfaguara, que van a regar Granada y la Alhambra. Las panificadoras que hacen sin duda el mejor pan de España por la pureza del trigo y sus aguas.
      Pasé por La Colonia donde Lorca pasó sus últimas horas, convirtiendo para siempre este Barranco de Víznar en un lugar histórico, testigo de la injusticia cruel de su muerte. Viaje muy emotivo. Lorca somos todos como somos los cientos y miles que yacen ahí entre pedregales.
      Alfacar y Víznar, una envidia de pueblos en la pendiente de la sierra, llenos de fuentes. Ya siempre en la historia.
      Como me recuerdas, la historia se repite…Siria, Irak etc… Por eso, las fosas se han de abrir, que se descubra la crueldad que somos capaces de producir.
      En fin, que me ha gustado pasear por las calles de tu pueblo Alfacar, lleno de luz y agua. Era una promesa que tenía con el sentimiento Lorquiano, lo mismo que fui a Collioure y a Soria tras el sentimiento poético de Machado. o a Tábara, en Zamora, donde nació León Felipe. Ya ves, sensibilidad poética. Los grandes mensajes están en sus poemas, son los grandes profetas, no en los discursos fatuos de los políticos mediocres que nos gestionan malamente la vida social y la hacienda.
      Un abrazo.

  3. 5 ana rodrigo
    5 octubre 2014 en 00:00

    Aunque a mí aún no se me ha pasado el enfado, voy a decirte algo. A Graná no se puede venir ni con prisa y de prisa. Granada no se visita, se debe saborear y, si es en compañía de buenos amigos y de alguna amiga, ya ni te digo. Lo que habéis hecho es una tropelía, habéis pasado por delante de mi casa, y, siempre debe haber un minuto para una amiga. Bueno, a ver si en otra ocasión avisáis con tiempo y me encontráis por esta maravillosaaaaa ciudad.

    • 6 justi
      6 octubre 2014 en 00:00

      A ti no se te va el enfado ni a mi el escozor del alma. Ese fue mi horror, pasar por Graná como si ná. Cuando hay que ir como tú dices dispuesto a gozar. Y además con Guía amiga.
      La Alhambra me deslumbró.
      La Ruta de Lorca me apretó el sentimiento contra los pedregales aquellos…sintiendo la historia que hay allí enterrada sin que se abra a la verdad.
      La ciudad de Granada, quizá por ir de prisa y sin Guía, no me influyó sobremanera. Esperaba un casco histórico más armónico. Bien la Catedral, lo Monumental, la plaza de Mariana Pineda de tanto recuerdo.
      En fin, que debería haber sido mejor gestionado este mi viaje a Granada. Ya sabes, venía de Zamora por Vía de la Plata… Sevilla, Granada, Almería…y a Barcelona por el mediterráneo. Demasiado amplio este arco de ballesta para un viaje…
      A ver si la próxima vez animo a mi hermana también y lo preparamos con calma.
      Gracias por tu reproche. Merecido reproche.
      Un abrazo

  4. 7 cristina
    25 octubre 2014 en 00:00

    Gracias Tío Justi


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
septiembre 2014
L M X J V S D
« Abr   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

autor JUSTI


A %d blogueros les gusta esto: