22
Abr
14

Gracias, Gabriel García Máquez

 

Descansa en paz, Gabo,

héroe del papel, de las letras, del bolígrafo,

de las historias que nos has contado,

de la pizarra de maestro.

YBGHBTaS45garcia_marquez,_gabriel

Con tus letras nos dejas tu compañía para siempre.

Hay valientes, tú lo has sido, que nos demuestran que hay fronteras superables,

que no todo está dicho o escrito ni inventado.

Te agradecemos la forma  de escritura  que has usado para encontrarnos en su lectura.

Siempre rompiendo esquemas.

Cuando leo tus libros no dejo de mirar por la ventana

esperando sentir, ver, algo fantástico:

un sentimiento que tenía escondido y que tú lo hacer salir

como una mariposa queriendo atravesar el cristal…

o ver a Santiago Nasar escamoso y muy cerca a los hermanos Vicario

o ver a un General o a un Coronel más “aburrío” que las piedras

con su uniforme “arrugao”,

o ver a Ursula o Amaranta con sus vestidos de viejas (de luto) de pueblo,

o ver a Nena Daconte chupándose la sangre del dedo

o ver a Eréndira o a la malparida de la abuela,

o ver a Mamá Grande y una jauría de políticos cerquita incluyendo al mismísimo presidente calvo

o a las putas tristes tal vez muertas de risa…

Cuánto nos haces fantasear con tus libros, con tus inspiraciones. Gracias.

pizarra93

Gracias por tu valentía en enseñarnos lo que en el camino de la vida has encontrado,

gracias por tu obra literaria, lugar de encuentro universal,

escritura siempre nueva, siempre pionera.

Y que haya paz en tu  tumba.

Por Justi.

 

 

Anuncios

2 Responses to “Gracias, Gabriel García Máquez”


  1. 1 valcarce
    23 abril 2014 en 00:00

    Sentido homenaje a un autor universal.
    En sus libros descubrimos muchos mundos diferentes, todos tratados con su magistral dominio de las palabras.
    Es buen momento para releer sus obras, y volver a perderse por esos ambientes que él tan bien sabía recrearnos.
    Y nos dejó tanta sabiduría en sus reflexiones, que bien vale la pena recordarlas y aprender de ellas.
    “Sólo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ama con todo su ser”
    Él ya llegó a la cima, desde allí seguro que nos contempla…
    Un abrazo

  2. 2 justi
    24 abril 2014 en 00:00

    Hola,
    bien lo dices, Valcarce, en sus libros están nuestros mundos,
    la ordinaria vida, la mala y la buena, el hambre, las dificultades,
    todos son motivos para un contador de historias como lo era él.
    El lo sabe y lo asume: “¿Qué clase de misterio es ése que hace que el simple deseo de contar historias se convierta en una pasión, que un ser humano sea capaz de morir por ella; morir de hambre, frío o lo que sea, con tal de hacer una cosa que no se puede ver ni tocar ni que, al fin y al cabo, si bien se mira, no sirve para nada?”.
    Y Gabo recrea el mundo mágico y real de su infancia en sus novelas.
    Su trayectoria la conocemos…comienza a principios de marzo de 1952
    cuando viaja con su madre a Aracataca, su pueblo natal,
    para vender el caserón de los abuelos.
    Fue quizá frente a las ruinas de aquella casa grande y muy triste,
    donde había vivido los primeros años de su vida con una hermana que comía tierra,
    una abuela que adivinaba el porvenir
    y un abuelo atormentado por la sombra de un hombre
    al que había tenido que matar en un duelo,.
    Sin duda, fue allí donde sintió tal vez por vez primera la necesidad
    de dejar constancia poética del mundo de su infancia.

    Desde aquel día, Macondo y las estirpes condenadas a cien años de soledad,
    comenzaron a tomar cuerpo en su mente:
    la sombra de su abuelo materno, el coronel Nicolás Ricardo Márquez Mejía,
    la figura más importante de su vida,
    y demás personajes que aletean todos
    por las páginas de sus libros, y que le iban suministrando los andamiajes
    con los que iba a construir aquel mágico mundo…
    Ciertamente que es momento de adentrarse de nuevo por sus historias tan bien contadas.
    Y que haya paz en su tumba.
    Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
abril 2014
L M X J V S D
« Mar   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

A %d blogueros les gusta esto: