25
Dic
13

feliz navidad

.

Y mira que lo intento.

Pero no puedo sustraerme por estas fechas  a las luces de la Navidad y hablar de sus sombras y  resplandor.

Así, cada año quedo atrapado y he de comentar algo sobre  estas fiestas

por más que prometa no hacerlo.



images (1)


Las luces de las calles, el tráfico,

la bruma tras los cristales,  leños sobre la chimenea,

aeropuertos con familiares que se abrazan, necesidad de juntarse en estos días,

lotería, bandejas de turrones,

brillo de las tarjetas de crédito,

canciones machaconas,

niños que piensan cómo es posible que un mismo Papá Nöel puede estar en tantos hogares a la vez.

images (2)

Navidad, consumismo, derroche. 

Todo tan distinto de ese Belén que representamos:

navidad, nacimiento, austeridad, pobreza,  un ser supremo que se hace de nuestra carne… su propio regalo.

Navidad  es caridad, solidaridad. De repartir con los que nada tienen.

Y sin embargo, como digo, acabo como casi todos reenviando mails, watseando,

copia y pega,  inventando versos, felicitando… abstraído de este concepto original navideño.

images (3)

¿Tradicionalista no reconocido? quizá, por más que reniegue de ello,

por más que acepte que las tradiciones como las leyes fijas son ataduras.

Quizá estas fiestas sean pretextos para compartir emociones guardadas bajo la piel,  de hacer regalos,

vivencias, ausencias…que todo tiene cabida, colgado como adornos en este árbol del salón…

images (5)

No me las voy a dar de hombre duro e impermeable.  Pues como decía el poeta: “hombre soy, un  trozo de vososros”

Venimos  de la base cultural cristiana. Negarlo es negarnos. Admito y admiro los valores éticos del Evangelio,

tanto como rechazo las jerarquías de Roucos and company… Aborrezco a estos jerarcas que hacen de la iglesia su banderín de dominio…

images (6)

Los rechazo tanto como admiro el escenario de renovación en el que se mueve el Papa Francisco…que tenga buen camino en su predicación llevando sus palabras  a la vida diaria en donde nos movemos. Lo demás es teatro.

La Navidad como reparto de bienes, como regalo de vida en este

tiempo frío y campo nevado;

la mesa del salón con manteles rojos, azules y blancos

rodeada de gentes con ilusiones,  compartiendo pavo y turrón, proyectos, miedos,

también ausencias en sillas vacías,

aromas de cocina tradicional,

niños jugando con bolas que cuelgan del árbol plantado en terreno seco en el comedor.

Melancolía de un niño que fuimos y quedó  atrapado en la niebla cantando villancicos con guantes y bufandas

pensando que los días de alegría no fueran a tener  fin,

melancolía de la adolescencia rebelde convertida  en  sumisión a los poderes que nos avasallan hoy.

Y a pesar de ello,  quizá ayudados por el ruido comercial, seguimos alargando  de nuevo a los pequeños de hoy aquellas nuestras mismas ilusiones.

images (4)

Ojalá esta escena fuera la de todos los hogares… eso es para mi la Navidad.

Por desgracia, no lo es.

Feliz Navidad.

Por Justi

Anuncios

8 Responses to “feliz navidad”


  1. 1 Casimiro B
    25 diciembre 2013 en 00:00

    Hola Justi.: Como a ti y a tantos de alma sensible, nos enfada un poco ver cómo los SÍMBOLOS, que son polisémicos, abiertos, acaba el sistema “solidificándolos”, congelándolos y empobreciéndolos al convertirlos en simples signos cosificados, vacíos. Los que amamos los SÍMBOLOS tenemos espíritu “iconoclasta” porque de raiz nos molesta la “idolatría”, nosotros somos más de la “fantasía”, sin fronteras, sin barreras:
    un abrazo infinito.
    Casimiro.

    • 2 justi
      25 diciembre 2013 en 00:00

      Qué verdades dices, Casimniro, cómo se nota que vienes de lejos,
      del aire aquel con salitre de los valles de Serantellos…no hace mucho que volví por allí.
      !qué cerca y qué lejos!
      Muchos becerros de oro de por medio…
      Es que a veces la niebla se hace presente en los caminos,
      como está pasando con el mensaje de la Navidad.

      Te respondo con este poema que justo esta tarde estaba leyendo.
      Un poema donde se dibuja un trasfondo de soledad cuando en la vida falta esta luz, esta ilusión, esta esperanza como es el mensaje de la Navidad.

      INVENTARIO DE LUGARES PROPICIOS AL AMOR

      “Son pocos.
      La primavera está muy prestigiada, pero
      es mejor el verano.
      Y también esas grietas que el otoño
      forma al interceder con los domingos
      en algunas ciudades
      ya de por sí amarillas como plátanos.
      El invierno elimina muchos sitios:
      quicios de puertas orientadas al norte,
      orillas de los ríos,
      bancos públicos.
      Los contrafuertes exteriores
      de las viejas iglesias
      dejan a veces huecos
      utilizables aunque caiga nieve.
      Pero desengañémonos: las bajas
      temperaturas y los vientos húmedos
      lo dificultan todo.
      Las ordenanzas, además, proscriben
      la caricia (con exenciones
      para determinadas zonas epidérmicas
      -sin interés alguno-
      en niños, perros y otros animales)
      y el «no tocar, peligro de ignominia»
      puede leerse en miles de miradas.
      ¿A dónde huir, entonces?
      Por todas partes ojos bizcos,
      córneas torturadas,
      implacables pupilas,
      retinas reticentes,
      vigilan, desconfían, amenazan.
      Queda quizá el recurso de andar solo,
      de vaciar el alma de ternura
      y llenarla de hastío e indiferencia,
      en este tiempo hostil, propicio al odio.” (Angel Gonzalez)

      Un abrazo.

  2. 26 diciembre 2013 en 00:00

    Como me pasa con frecuencia estoy bastante de acuerdo en lo que dices y en el enfoque que le das a estas fiestas. Para mí, personalmente es tiempo de gozo desde el momento en que, a partir del 21 de Diciembre, Solsticio de Invierno, empieza de nuevo la oscuridad a ceder terreno, aunque sea lentamente y de nuevo la luz se va apoderando del día hasta concluir el 21 de Junio, Solsticio de Verano. No llevo bien eso de que a las seis de la tarde se haga de noche y busco la luz con ansia. A partir de ahora, hasta el color de la luz me parece distinto aunque hoy y ayer sobre todo, está lloviendo por fin, que este año apenas había llovido por aquí. Un abrazo iluminado

    • 4 justi
      27 diciembre 2013 en 00:00

      Gracias, Antonio, por tu alusión al solsticio de invierno, origen que es de esta tradición.
      La Navidad, tal y como la conocemos hoy en día, se basa en la tradición religiosa del nacimiento de Jesús, la visita de los reyes magos y los milagros hechos por Santa Claus (San Nicolás).

      Sin embargo, las fiestas navideñas sólo se empezaron a celebrar a partir de la Edad Media, y fueron los papas de aquella época quienes fijaron la fecha en el 25 de diciembre, precisamente para que los fieles prestasen menos atención a las fiestas paganas del solsticio de invierno y más a las celebraciones religiosas. Incluso el típico árbol de navidad tiene un origen celta.
      El solsticio de invierno es el día más corto del año.
      Esto es así porque se trata del momento en que la tierra está más inclinada con respecto al sol,
      y por ello recibe menos luz.
      No es de extrañar que se celebre pues en esta fecha el día de la LUZ.
      Un abrazo.

  3. 5 Agueda
    26 diciembre 2013 en 00:00

    Justin: felices fiestas, en primer lugar…La Navidad debería ser tal y como tu también nos relatas, pero hoy en día es consumismo. Muy pocos entienden lo que realmente significa la Navidad. Hemos ido mezclando a lo largo del tiempo el carácter religioso con la convivencia familiar y con el consumismo que poco tienen que ver con la tradicional fiesta navideña. Me imagino que cuando más adultos nos hacemos más nos vienen a la memoria nuestra infancia, tan distinta a la de nuestros hijos o nietos. Un besito

    • 6 justi
      27 diciembre 2013 en 00:00

      Hola. Águeda.
      Sin duda, el consumismo es lo que más representa la tradición navideña.
      Las fechas navideñas suelen ir asociadas a copiosas comidas que incluyen productos altos en grasas y que generalmente se acompañan con más alcohol del habitual.
      No está mal recorrer las tradiciones europeas cardiosaludables, para contrarrestas el exceso en estas fechas:

      ‘Tomar una sauna’, en Finlandia. Entre ellas se encuentra la que se realiza en Finlandia el día de Nochebuena. Para los finlandeses este es el acontecimiento principal de las fiestas de Navidad, y por ello tienen como tradición acudir a la sauna para llegar a la cena totalmente renovados. Según el ritual, la sauna limpia, relaja y purifica el cuerpo, a la vez que mejora la función cardiovascular porque “al dilatar los vasos capilares obliga a bombear al corazón con más fuerza para mantener la presión sanguínea.

      ‘Practicar deporte’, en Bélgica. Los belgas, por su parte, tienen por costumbre practicar deporte. Adultos y niños se enfundan los patines y salen a deslizarse por los ríos helados de la ciudad, lo que permite disfrutar de la actividad a la vez que se estimula la circulación de todo el organismo. “Al tratarse de un ejercicio aeróbico se reduce la presión arterial, lo que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

      ‘Beber vino caliente’, en Europa Central. Para entrar en calor ante la oleada de frío que sacude el continente durante estas fechas, el centro de Europa tiene por costumbre beber Glühwein, un vino tinto caliente con especias de origen alemán que se toma para calentar el cuerpo mientras se pasea por los famosos mercados navideños. “Son varios los estudios que demuestran que el vino tinto, tomado en dosis moderadas, disminuye el riesgo de enfermedad coronaria mediante la reducción de la producción de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y aumento de lipoproteína de alta densidad (HDL), lo que favorece la salud del corazón”,

      ‘Árbol navideño saludable’, en Croacia. En este país balcánico se encuentra una de las costumbres más antiguas y más saludables de la Navidad, ya que desde 1890 decoran el árbol navideño con frutas, nueces y almendras doradas, que después se deberán consumir, y que simbolizan la fuerza de la vida en contraposición a la apagada naturaleza invernal.

      ‘Comer lentejas’, en Italia. Degustar un buen plato de lentejas, como acostumbran a hacer en Italia, es una excelente tradición saludable ya que, con su vitamina B9 disminuyen la posibilidad de presentar enfermedades cardiovasculares.

      ‘Nada de grasa’ en Bulgaria. Por su parte, la tradicional cena navideña búlgara consta de nueve platos, los cuales no pueden contener ni carne ni grasas, ni lácteos, y sus ingredientes principales son: frutos secos, miel, compota de pera o manzana, hoja de col rellena de arroz, ensalada, judías y pan, unos alimentos que reducen la presión arterial y bajan el colesterol malo (LDL), beneficiando así al corazón.

      Austria a ‘ritmo de vals’. Despedir el año a la manera tradicional austríaca, bailando un vals, es, sin duda una buena forma de hacer ejercicio, una buena costumbre muy cardiosaludable.

      ‘Comer uvas’, en España. Y finalmente, la tradición española de acompañar las campanadas de Fin de Año comiendo doce uvas, una fruta que mejora el flujo sanguíneo, disminuye la formación de plaquetas y nos proporciona una mayor protección contra el colesterol LDL, según varios estudios observacionales.

      Como ves, son muchas las tradiciones sanas. Todas saludables. Yo me quedo con la nuestra de las 12 uvas y su efecto antiplaquetario… (ya ves, en este blog se habla de todo, y con el pretexto de la Navidad)

      Feliz año. Un abrazo.

  4. 7 Valcarce
    2 enero 2014 en 00:00

    un poco tarde llego a esta Navidad, quizá porque me hubiera gustado pasar por ella de puntillas.
    Pero me pasa como a tanta gente, que al final terminas metido en ese remolino que te lleva al centro
    del consumismo, de la fiesta, las comilonas, los turrones, las luces…
    Desde que me acuerdo arrastro un odio cordial por estas fiestas, quizá porque las he sentido siempre
    llenas de ausencias, no recuerdo ni una sola en que me haya sentido feliz del todo.
    Pero aña tras años pasamos por el aro. Y es que ¿quién le pone el cascabel al gato?
    muchos quisiéramos cortar con esta vorágine de excesos, pero todos al final nos dejamos llevar.
    Deseo, Justi, que tus fiestas hayan sido como tú hubieras deseado.
    Menos mal que todavía falta un año para las próximas…
    Un abrazo.

    • 8 justi
      3 enero 2014 en 00:00

      Como bien dices, Valcarce, no es fácil romper con tanta hipócrita tradición. Habría que tener tijeras de acero…
      y estas tijeras están todas en mano de los Gobernantes para recortar derechos económicos y sociales.
      Seguiremos suspirando por esa Navidad de paz, de convivencia, de pacto,
      de cohesión social y política.
      Que nadie quiera ser el auténtico intérprete de la luz que emana la estrella navideña.
      Dejemos que el ciudadano hable, viva… trabaje.
      En la mesa pan y un techo donde respirar la noche.
      Esto es Navidad. El tópico que no quite importancia al deseo. Confianza en el futuro.
      Y que dure 365 días. Más allá de la venida de los Reyes Magos…
      Abrazos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
diciembre 2013
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

autor JUSTI


A %d blogueros les gusta esto: