22
Jul
13

sant pol de mar

Sant Pol de mar,


pueblo costero, pintoresco,

de tradición pesquera (ya casi en el recuerdo por las pocas barcas sobre la arena)
Hoy está dedicado más al turismo familiar,

con famosa gastronomía,

artesanía  pastelera, el encanto de  calles  descendiendo al mar,

y una vía de tren que separa las casas de las playas formando parte ya

de la estampa más turística.

renfe_447_031
Ah! y un reloj de sol que ya es leyenda popular.

Existen dos versiones sobre la historia del reloj de sol de Sant Pol de Mar. Te las cuento:

-La popular es esta.

Cuentan que hace muchos y muchos años instalaron un reloj de sol. Para evitar que las fuertes lluvias y el granizo lo estropeasen

le colocaron un tejadillo que proyectaba su sombra sobre el reloj.

A raíz de esta leyenda, los visitantes que pasaban por la población

preguntaban con sorna a los habitantes:
“Sant Pol… Quina hora és?  (Sant Pol ¿Qué hora es?)
Logicamente a los lugareños les molestaba enormemente tener que
soportar continuamente estas chanzas… hasta hoy.
_DSC0044

Pero la versión OFICIAL, la versión del Ayuntamiento de Sant Pol de Mar, que según parece  es la verdadera, está respaldada por el extracto de un artículo publicado en marzo de 1890 en la revista local “El Santpolenc”, en la que se mencionan los hechos históricos acaecidos al 15 de febrero de 1714, cuando las tropas francesas de Felipe V  que pretendían el reinado de España atacaron la localidad de Sant Pol de Mar. Guerra de la Sucesión al trono de España, que estas tierras eran partidarias del Archiduque Carlos de Austria…

Unos cincuenta de valientes Santpolenses se hicieron fuertes en la
Torre de La Martina. Mientra el pueblo fue arrasado sistemáticamente
por las tropas monárquicas. Incluyendo el campanario y el reloj
público.
El monarca prohibió la reconstrucción de la villa, pero una vez
retiradas las tropas y terminada la guerra los lugareños regresaron, bajaron de la montaña  y
se instalaron en la playa, construyendo con palos y mantas
improvisadas tiendas de campaña. Tiendas que tenían que desmontar
rápidamente y refugiarse en las barcas de pesca cada vez que los
soldados del Rey Borbón visitaban la comarca.
_DSC0057
El hecho de que el campanario
fuese destrozado  impedía que cuando se acercaban las tropas no pudiesen ser avisados.
Debido a ello nació el dicho de preguntar burlonamente la hora a los santpolenses.
Después de tener que soportar estoicamente durante años la primera
versión de la historia, los habitantes y su consistorio decidieron
tomarse el maldito chascarrillo por el lado simpático.

En el reloj que hay en la pared de la plaza se lee:

” Sant Pol a tota hora”

“Sant Pol a todas horas” (para siempre, forever…)

_DSC0041

Ah!  te recomiendo visites  Sant Pol  ya que es es uno
de los pueblos más encantadores y genuinos de la costa catalana, de los pocos que quedan menos contaminado de cemento inmobiliario a ras de playa.
Pero si vas, no preguntes a los lugareños:

-¿Qué hora es?
pues te contestarán:
– “es la hora de pasar burros como usted.
.
(Se nota que es verano. El buen baño que me di en la playa ayer me ha relajado y me ha hecho dejar de lado hablar dela Barcenada, en espera de que don Mariano el Mudo nos  exponga en el Parlamento  su VERSIÓN… ( -así dice- como si se tratara de dar versiones a un texto…y no de aceptar responsabilidades)
Pero !bueno!  me he metido  un poco con la soldadesca del Borbón  Felipe V, que tanto daño hizo a estas gentes y pueblos destruyendo y expoliando cuanto encontraban a  su paso…iglesias,  museos, campanarios y relojes de sol. Entonces lo llamaban botín de guerra. Ahora son otros los botines de las administraciones: adjudicaciones, concesiones,  cemento en las playas enjaulando el  mar,  hasta sobresueldos…
Como querrás ver más fotos de las que saqué,
te dejo el enlace al álbum.
Buen verano.
Anuncios

11 Responses to “sant pol de mar”


  1. 23 julio 2013 en 00:00

    Hola Justin. Buen relato.
    Desconocía la verdadera historia del reloj santpolenc…je,je,j
    Realmente, es un pueblo bellísimo. Una fuente de inspiración de muchos de mis poemas. Gracias a su mar, sus playas…!
    Un abrazo y feliz verano.

    • 2 justi
      23 julio 2013 en 00:00

      Pues sí, Montse,
      es un privilegio poder disfrutar de este pueblo tan característico de la Cataluña costera de antes.
      Fue un pueblo sencillo de pescadores y luego tomado como lugar de veraneo de la burguesía catalana..
      Su geología ha impedido que se cubra de cemento con rascacielos veraniegos. Y lo poco que han hecho no desentona como en otros pueblos. Sin duda por falta de espacio.
      A duras penas han podido meter con calzador la Vía del tren, estampa típica del pueblo, una revelación para la vista de los viajeros que se asoman a la ventanilla, y la Nacional II un poco más arriba.
      Es un lujo para visitantes tener una estación de tren en la misma playa.
      No me extraña te inspires para tu poesía en este idílico lugar. Tiene rocas como torreones para mirar el mar.
      Ya antes que tú Mossén Cinto Verdaguer había tenido aquí una segunda residencia ¿lo sabías? Me lo imagino en el espigón del club marítimo escribiendo:
      “Escolto i parlo amb les onades belles
      que em guarden tants records;
      M’agrada tant de desvetllar dins elles
      mos somnis que són morts!
      «Vora la mar»
      Sus aguas de mar es de la más hermoso.
      Feliz verano

      • 23 julio 2013 en 00:00

        Hola Justin. No, no sabia que Mossen Cinto se inspiraba en este bello lugar…
        Qué alegría,,,beber de las mismas fuentes…!!
        Petons mariners

  2. 4 Águeda
    23 julio 2013 en 00:00

    Estimado Justin, fotógrafo incansable, te felicito por este gran reportaje fotográfico sobre SanT Pol de Mar. No conocía la pintoresca historia del reloj. Si alguna vez voy, prometo no preguntar la hora a los lugareños. Un saludo y dulce verano

    • 5 justi
      23 julio 2013 en 00:00

      Hola Águeda.
      Si es que cuando paseo y llevo la máquina colgando no puedo resistirme a la belleza que se nos presenta ante los ojos. Y clic…clic…clic…soy adicto a ese sonido tan característico que produce el dedo sobre el pulsador. Armonía de colores.
      Sin duda que lugares bellos hay muchos por toda la costa, pero este concreto de Sant Pol tiene algo especial por como se ha podido conservar, muy similar a como era antes. Un rincón bello entre los bellos rincones que cada vez van quedando menos orilla el Mediterráneo. A mitad de camino entre Barcelona y Girona. Un buen pueblo para el turismo tranquilo. Para bullicio ya está al mismo lado Calella de la Costa (o Calella de los alemanes como se le conoce por aquí)
      …ya haces bien no preguntar la hora si alguna vez paseas por sus pintorescas calles. Muy buena gente los santpolenses, eh!.
      Abrazos,
      y a disfrutar del verano.

  3. 25 julio 2013 en 00:00

    Un bellísimo lugar, Sant Pol de Mar. Y, como de costumbre, un reportaje de nota. Y nota alta, Justín
    Pero ya ves, hoy, día grande de Galicia. Día en que la tragedia ya ha tendido la línea densa divisoria, vida-muerte, en que todo absolutamente deja de ser habitual para perder la importancia.
    (no sé qué hay más arriba
    de esta piel
    que nos abastece de algas
    y de besos,
    de abrazarse
    en el trágico azul
    … ese último convoy
    es también un recuerdo
    un pañuelo de sal
    y de lágrimas feroces.)

    Todos con Galicia

    Un abrazo

    • 7 justi
      25 julio 2013 en 00:00

      Así es, Pilar,
      todos con Galicia en este momento, todos con el dolor a compartir.
      Fiesta de Santiago, patrón.
      Ruido de cables,
      cristales rotos,
      radiales que abren metales.
      Llanto que se escapa entre retorcidos
      hierros,
      gritos que se hacen nuestros.
      Intentamos empuñar la técnica, domarla entre vías,
      pero a veces, incomprensiblemente,
      se desboca y mata.
      En algo estamos fallando.

      Unamos nuestro sentimiento a todos los que sufren
      en esta fiesta de Santiago.

      “!Oh ilusión de hierro dulce
      de ir a ir por una vía!
      Pasará el campo,
      pasará el día.
      Sólo en mi corazón
      esta flecha negra fija”
      Un abrazo.

  4. 26 julio 2013 en 00:00

    No lo puedo remediar. Veo las vías del tren de tus fotos y me voy inevitablemente a Santiago de Compostela. Se me ha metido el video del tren llegando a la curvo a la velocidad de 190 kilómetros hora y al chofer jactándose de que va a romper el control de velocidad de la guardia civil y veo a ochenta personas muertas, por ahora y a otras 32 en estado crítico que se morirán en estos días o a lo mejor sería mejor que sed murieran, sé que es muy cruel, porque pueden quedar transformados en personas dependientes de por vida. Qué fuerte me resulta todo. En unos segundos todo se va al garete, hasta el buen nombre de España como potencia indiscutible y fiable en la alta velocidad. La crueldad de la vida, por más que la sufro cada día, como todo el mundo, no logro acostumbrarme a ella. Un beso

    • 9 justi
      26 julio 2013 en 00:00

      Hola, Antonio, imposible en estos días de dolor abstraernos de la tragedia de Santiago
      ante la imagen de un tren.
      La crueldad de la vida, dices,
      crueldad por negligencias técnicas y humanas.
      Esa imagen pintoresca del tren entre estampas de pinares, lomas blancas.
      encinares.
      de pronto queda troncada…
      Es momento de llorar,
      luego habrá que preguntar…
      Espero que no haya de por medio afiliaciones políticas que impidan que se haga un seguimiento hasta en el Parlamento. Que no lo bloqueen como bloquearon la presencia del Presidente del Tribunal Pérez de los Cobos.
      En estos casos, la primera decisión gubernamental es siempre achacarlo a un fallo humano… y así se nos ocultará una vez mas una realidad, como se nos vienen ocultando muchas otras realidades… Tras un fallo humano hay otros muchos fallos de proyectos técnicos…!que se sepan!
      Un abrazo.

  5. 10 fernandomaria
    3 agosto 2013 en 00:00

    Bonita la localidad de la que nos hablas. Y curiosas las historias acerca del reloj. De lo leído saco dos conclusiones: una que merece la pena acercarse por allá, y la otra es que una vez allí no debo preguntar qué hora es…para evitar la respuesta.
    Un abrazo amigo Justi.

    • 11 justi
      3 agosto 2013 en 00:00

      Localidades así hay por todas las costas, desde la atlántica al mediterráneo.
      Ciertamente que no muchas. Sant Pol es una de ellas, enclave que guarda la personalidad de otros tiempos. Si un día viajas por esta costa Dorada, lo descubrirás.
      Un abrazo, Fernando.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
julio 2013
L M X J V S D
« Jun   Ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

A %d blogueros les gusta esto: