08
Jul
13

venid todos al festín, (de girasoles y jilgueros, cuando la naturaleza con sus frutos era para todos)

Venid todos,   acercaros,
venid todos
que empezó el festín…
¿Porqué estáis ahí al acecho, inquietos,
sonando vuestras canciones?
3-_DSC0029
!Venid ya todos!
Venid y palmotead el sol con vuestros ojos…
las hojas ya se están cayendo y anuncian el abultado fruto.
!Venid y llenad vuestros cestos!
Es a primera hora de la mañana
cuando se cuelgan en lianas hechas de cuerdas amarillas,
pájaros que se arriesgan entre piruetas acrobáticas.
Bien temprano  los oigo,
la casa  todavía está silenciosa.
1-jilguero
Mi sueño se despierta entre canciones  de pájaros
y bocinazos de coches,
plumas y plumas que primero cautelosas se acumulan en el laurel cercano.
Se posan, se miran,
observan la terraza
y al no ver al hortelano inspector
ni sus espantapájaros,
tampoco disparos que los asusten,
sonríen
y avanzan en vuelo sigiloso
hasta el cercano granero de soles…
-Míralos ahí, cabeza abajo, deshilachando la cabeza del girasol,
en alfombras de hojas verdes y fuego.
Cada vez que salgo o entro,
o paso por su lado se esconden
en el nisperero,  es su isla paraíso protegido.
 En su  huida,  noto como si su vuelo me rozara.
Las canciones que ellos cantan tienen siempre  la misma melodía,
pero yo todavía no me la he aprendido.
Me alejo. Ellos vuelven a venir.
A veces me pregunto quién los convocó para volar hasta mi puerta.
2-_DSC0034
-!Venid todos, no tengáis miedo,
venid y llenad vuestros cestos! -les digo yo con mi resguardada mirada tras los cristales-
-Si ya os conozco, no os escondías, mendigos de colores,
sé que queréis cuanto tengo:
mis flores de sol sin espinas.
Es mi  alegre despertar su llegada a este desembarcadero
de abundante despensa,
el secreto del valle que ellos conocen:
la reserva amarilla del verano, su granero.
Día tras día vienen. Al atardecer se van con el plumaje
salpicado de fuego.
!Venid todos,
que para vosotros suena la música en esta fiesta!
!Venid  todos, jilgueros,
venid y llenad vuestros cestos!
1-_DSC0039-001
Y es entonces en la mañana, con su llegada,
cuando  siento  que mi corazón se despierta  por contagio.
Como pájaro en tránsito.
Ellos cantan,
oran tan suave
que parecen den  cuerda al viento:
 palabras, proclamas,  voces de gente,
 sus quejas, sus deseos…
Sé que son ellos con su vuelo  que al mar levantan olas
entre tambores y veleros.
Y que son ellos mientras cantan que  a  los hombres acompañan
por entre  calles y senderos.
(Cada año por Abril siembro semillas de girasoles.
Me gusta ver el incendio y espectáculo que provoco
incendios sin humaredas que los jilgueros  luego  se encargan de apagar.
Un canto a la naturaleza cuando su lugar y su fruto
era para todos.
No,
no hay necesidad de llamar a los bomberos,  pues en esta época están ocupados en apagar
otros  negligentes y provocados incendios.
Y no es que yo tenga subvenciones, no. Tampoco las he pedido.
Tampoco sobresueldos de tesoreros.
Ni desgravación  en el irpf del inspector  Montoro.
Aunque me consta que para ruedos de toros
y otros festejos ruidosos,
nada  ambientales, sí que hay subvenciones…
!Por una tierra habitable para todos!).
 
Anuncios

16 Responses to “venid todos al festín, (de girasoles y jilgueros, cuando la naturaleza con sus frutos era para todos)”


  1. 1 casimiro
    9 julio 2013 en 00:00

    Bon día, Justi:
    tu página siempre está llena de color, calor y vida.
    Eres un verdadero sembrador de alegría, inteligencia y sana convivencia.
    Gracias, Justi, y un fuerte abrazo veraniego.
    Casimiro

    • 2 justi
      9 julio 2013 en 00:00

      Igualmente, Casimiro.
      Ya ves, siempre hay fenómenos veraniegos que nos hacen mirar al suelo.
      Es el caso de los girasoles y jilgueros que hacen como otros años su peregrinación
      a estos lugares de buen recuerdo.
      Como diría el poeta a estos pájaros que se acercan a su fuente de sustento:
      “!Ven, como estés, no te compongas más!
      ¿Qué mas te da que la guirnalda no esté concluida?
      !Déjate ya las pulseras! ¿No ves el cielo de tormenta?
      !Que es muy tarde!
      !Ven como estés, no te entretengas más!…” (Tagore)

      Como ves, ya viene bien abstraernos un rato de las tormentas políticas.
      Lo intento, pero no del todo, siempre he de poner alguna referencia,
      o quizá sea todo mi texto…
      !Cómo pasa el tiempo!…
      Aquellos veranos en Serantellos que de tan pequeños que éramos no parábamos de intentar
      cazar estrellas.
      Un abrazo.

  2. 3 lolita
    9 julio 2013 en 00:00

    Buenos días Justi, estos girasoles son como soles en el verano.
    Los jilgueros y demás pajaritos deben de darse unas fiestas, suerte que les tienes preparado este manjar, me imagino que los tendrás revoloteando siempre hasta agotar existencias del granero.
    Me ha gustado mucho tu escrito, un abrazo.

    lolita…

    • 4 c
      9 julio 2013 en 00:00

      Hola Justi,
      menos mal que tus noticias son siempre motivo de esperanza y alegría.
      Ensanchan el corazón…
      !cuanttos recuerdos de la niñez!
      Un abrazo, Carmina.

      • 5 justi
        9 julio 2013 en 00:00

        Hola, Carmina
        ¿Qué caminos de Santiago estás recorriendo en este verano?
        Seguro que por donde pases hay girasaoles y fuentes de agua.
        Y tú, siempre con la cantimplora
        para repartirla.
        Todo el aire vibra con nuestro caminar,
        y las edades pasan entre la música y el ruido que nuestro respirar levanta.
        Que todas las ilusiones ardan en hogueras de solidaridad.
        Un abrazo.

    • 6 justi
      9 julio 2013 en 00:00

      Gracias, Lolita.
      Esto de los jilgueros en mi plantel de girasoles ya es una estampa típica del verano,
      como las habaneras de Calella…casi patrimonio de esta localidad donde vivo.
      Míralos allí, posados en las ramas.
      – “Ve,
      y tiéndele alfombras de semillas y flores”,
      que sus ojos están tristes, sus plumas descoloridas,
      y llenan de pesar el corazón.
      Nunca dicen lo que están pensando, sólo vienen,
      llenan su buche,
      cantan,
      y se van…
      Respetemos la naturaleza, nuestra única verdad universal, alimento presente y futuro.
      Un abrazo.

  3. 7 Águeda
    9 julio 2013 en 00:00

    Buenos días Justin: mis más sinceras felicitaciones por tu magnífico post, por las maravillosas fotografías que nos muestras y por ese canto de color y sonido que nos trasmites….un beso

    • 8 justi
      9 julio 2013 en 00:00

      Oh! el verano,
      luz que inunda los ojos
      y nada que pueda sujetarla.
      Los pájaros vienen a llenar el buche, danzando,
      y contentos se van:
      hay colores, armonías y aromas que se precipitan
      y se entregan.
      Seamos como los jilgueros, llenemos nuestro cesto ahora que podemos…antes que lleguen los fríos del invierno.
      Buen verano para tu salud, Águeda.

  4. 10 julio 2013 en 00:00

    Quiero ser pájaro, o semilla de girasol…
    así me olvido del triste mundo en el que me muevo y conmuevo…!!!
    Abrazos.

    • 12 julio 2013 en 00:00

      Pues sí, en las circunstancias adversas como las presentes,
      todos quisiéramos ser pájaros y revolcarnos gozosos en reservas de grano y sol.
      Exijamos mejores condiciones de vida, pero para todos no sólo para ellos, los políticos y sus innumerables asesores.
      Un abrazo, Montse.

  5. 12 julio 2013 en 00:00

    No sé si puedo ir porque me queda un poco a trasmano la secuencia que me propones. Lo que voy a hacer, que me va a resultar más fácil, es inspirarme en tu secuencia y en aparecer por aquí, por detrás de la esquina, que me queda más cerca y desde el mismo ruido de coches parecidos a los tuyos, aparecer por el estruendo mañanero de los gorriones y de los vencejos que no paran de dar vueltas en busca de insectos para su sustento y el de sus crías. También me desplazaré un poco en el coche hasta la playa donde está mi hija Elvira, la pequeña, que vive con su madre y por el camino saludaré a las adelfas hermosas que separan los carriles de la autovía y que se muestran en todo su esplendor. Saludaré de tu parte al Valle de Lecrín, abarrotado de naranjos y limoneros que ya han terminado de ofrecer sus naranjas y limones de esta campaña y a los almendros, que están a punto de terminar de endurecerse para ofrecer su maravilla de almendras que habrán de recolectarse a partir de septiembre. A todos los saludaré de tu parte y les haré ver que todos somos unos, kilómetros arriba o kilómetros abajo. Un abrazo

    • 12 julio 2013 en 00:00

      Los que te hemos leído, Antonio, te hemos acompaañdo en tu paseo,
      y nos ha encantado.
      Desconocía el valle de Lecrin, todos los senderos erizados de arbustos,
      naranjos, limoneros,
      almendros,
      enjambre de nidos…
      sombras que nos invitan a descansar.
      algún halcón solitario rastreando el suelo desde el largo y azul cielo.
      Y más abajo, el mar donde tu hija aguarda.
      Sin duda, una mañana de verano para recordar.
      O como diría Tagore:
      !Quién fuera vendedor,
      vendedor para pasarme el día por la calle gritando:
      “pulseras, pulseras de plata y de cristal”!
      !A disfrutarlo!
      Un abrazo.

  6. 14 julio 2013 en 00:00

    Todos los caminos conducen conducen a roma. A la roma en minúsculas para transitarla universal.
    A dos palmos de mapa, aquí hacen guardia y guarda los miles de frutales de hueso y pepita, ya puestos a la faena de esplender y regalarnos aroma y color.
    Los últmos estertores de los cerezos, que precipitó el granizo y el agua pasada (¡de rosca!) le tienden saludos y apretones de mano a los ‘domasquineros’ [albérchigos, albaricoques, alberjes, según se cuente Navarra o Aragón].
    Y secundando el saludo, los primeros melocotoneros de la tentación. La que vive arriba, la que espera abajo.
    “fuegos, no. No es menester llamar a los bomberos. Pero en esta época sí han atendido de urgencia una invasión de abejas exploradoras, a sus anchas como locas de miel dentro de mi casa y aledaños”

    Un abrazo grande, Justín

    • 14 justi
      14 julio 2013 en 00:00

      Todo es una proclama en color,
      eso lo saben los caminantes de ojos abiertos,
      ojos, tan pasajeros ellos, que transitan por tan variadas tierras de colores y aromas frutales con sencillez emocionada.
      Se han debido concentrar ahí, en esos campos de Aragón, junto a los melocotoneros, todas las abejas del planeta.
      Dejaron sus panales secos y de aquí se fueron, deben huir de los insecticidas con los que han bombardeado los matorrales esta primavera queriendo acabar con la plaga de los mosquitos Tigre…(no lo han conseguido. Ellos, los mosquitos Tigre, nos siguen impidiendo tomar relajadamente una cervecita en las terrazas. El exterminador, cerca)
      Cuando todo se va, cuando nos vamos de un lugar,
      queda ese hueco de mirada perdida, sin tiempo…
      Ojalá que todos los caminos sigan conduciendo a la alegría.
      Un abrazo, Pilar.

  7. 15 valcarce
    15 julio 2013 en 00:00

    Todos alegres acuden a la fiesta del verano,
    hay risas, hay comida, y un guardían
    que en vez de guardar, ofrece…
    ¡qué más pueden pedir esos jilgueros!
    a cambio ofrecen su cántico, sus alegres vuelos,
    su mirada tierna y atenta,
    sin saber que ahí no hay peligro, que el guardián contempla
    y disfruta de la vida que late entre las plumas:
    “mirad mis girasoles, son vuestros,
    son de vuestros polluelos, tomadlos,
    reponed fuerzas,
    que luego llega el frío invierno
    y no tengo nada que ofreceros,
    llenad bien el buche,
    aprovechad el manjar que os ofrezco…”
    y el guardián los contempla mientras piensa
    cómo le gustaría ser como los dioses
    y convertir esas pipas en comida para tantos que no tienen
    qué llevarse a la boca…
    Un bonito sentimiento de generosidad,
    ¡ójala se extendiera entre os que tienen el poder!
    Besos.

    • 16 justi
      16 julio 2013 en 00:00

      La verdad que este es un verano atípico.
      Observo fenómenos extraños.
      Los abejarucos vinieron en Mayo. Otearon el ambiente, hicieron un muestreo de insectos
      por valle, y comprobaron que no había suficiente sustento para alimentar a sus polluelos.
      Por supuesto, se fueron a anidar a otro territorio. Era muy alta la prima de riesgo.
      Los girasoles están altos y hermosos con pepitas de grano gordo. Pues no, no vienen tantos jilgueros
      como años anteriores. ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Será que leen los periódicos y escuchan a los gritones
      tertulianos comentando el Manuscrito de Bárcenas? Algo raro está pasando. Algo estamos haciendo mal
      y les llega el eco… y se espantan. ¿Cambio de ciclo?
      Exigimos la urgente comparecencia del Presidente en el Parlamento para explicar estos fenómenos
      y que asuma responsabilidades.
      No me gustaría despertarme un día y ver que nos han robado la luz de la mañana.
      Gracias por acercarte hasta mis girasoles. Disfrutemos de sus ramas mientras estén llenas de pájaros,
      antes que nos los enjaulen o ensobren.
      Realmente está resultando un Verano B.
      Besos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
julio 2013
L M X J V S D
« Jun   Ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

autor JUSTI


A %d blogueros les gusta esto: