06
May
13

Llegaron los abejarucos

Hoy por fin escuché su silbido,

 ese gritito tan simpático de  los abejarucos.

Levanté la mirada y sí,

eran los abejarucos que ya  estaban haciendo acrobacias sobre el cielo azul en estos primeros días de mayo.

Por fin llegaron a esta su residencia de verano. 

Al tratarse de un ave migratoria aún añade más atractivo a estos pájaros multicolores, ya que somos muchos los que esperábamos  verlos llegar con el buen tiempo, como si fuesen una suerte de marca en el calendario de la primavera.

122-70

Enseguida llamé a mi vecino pues estábamos dudosos de que vinieran este año al retrasarse. Otros años por el uno de mayo ya estaban entre nosotros.

Me dijo que ya los había visto llegar el día 4. Todos tranquilos. No nos han abandonado. Ya podemos contemplarlos como parte de nuestro paisaje colorista.

Suelen parar al atardecer en los cables eléctricos que hay por encima de sus nidos-agujeros; el resto del día  desafían al viento con sus vuelos juguetones, cazando,  por encima de los árboles, olmos y álamos que hay orilla del arroyo.
Tienen colores vivos y llamativos, por los que no pueden pasar desapercibidos.

Inconfundibles por la multitud de colores que presentan: pecho azul, vientre verdoso, cabeza canela, cuello amarillo y la lista negra que adorna su ojo, pico típico de  insectívoro, largo, fino y algo curvo. Todos los colores, excepto el rojo, están presentes en su plumaje, y el rojo a pesar de no estar presente en su plumaje sí está en el iris de los ojos de los abejarucos adultos. Un arcoiris de plumas, sobretodo cuando extienden sus alas volando.

Viven entre 5 y 10 años. Sin duda, los que vuelven son los que nacieron aquí. Por eso son considerados parte del vecindario.

Y no hay que tener el oído muy fino para detectarlos cuando  sobrevuelan en bandadas por encima de los tejados y terrazas. Su voz es un “priurr” o un “riiuup” inconfundible. Hacen levantar la mirada.

IMG_1188

Anidan en taludes de lugares abiertos asociados a la agricultura o en las riberas de los ríos, nidos en paredes de arcilla, como es el caso del grupo que vienen a esta urbanización.

Son  aves muy gregarias y acostumbran a hacer colonias de crías en la multitud de agujeros que tienen en  la pared de arcilla.
Sin duda vienen a lugares donde abunden los insectos de talla media y grande de los cuales se alimentan, también abejas…

Y así como nos despiertan simpatía, también despiertan aversión.

…Es por causa de las abejas que sufren persecución estos pájaros, persecución  que practican algunos apicultores. También porque  eliminan las abejas que sobrevuelan cuando la floración de los frutales.

El hecho de ser aves gregarias pueden causar un gran número de bajas en explotaciones apícolas. El abejaruco, según ellos  “es el lobo en sus colmenas”, con la diferencia de que los daños provocados por él no son indemnizados por tratarse de una especie protegida.
Y los apicultores defienden sus intereses de muchas maneras, ya sea colgando espantapájaros en los alrededores de las colmenas, ya sea atravesando la zona con hilos de nailon donde esperan que se estrellen al hacer sus pasadas rasantes para cazar las abejas, rodeando de redes los principales pasos de los pájaros o, en el peor de los casos, a tiros de escopeta…

DSC_0045-1

Como cada primavera, aquí vienen para empezar un nuevo periodo de reproducción, a anidar. Vienen del áfrica austral, del valle del Nilo, donde han pasado la temporada invernal.
Son aves vistosas y ruidosas como se puede apreciar, siempre en bandada, y que nos harán disfrutar con su piar y sus vuelos, prácticamente durante seis  meses.

Seis meses para disfrutar de su presencia.

Anidan, y cuando sus polluelos ya están listos para el viaje, allá por octubre, vuelven al valle del Nilo. Días antes se concentran en los cables a centenares… padres e hijos ya creciditos. Todos parten a la vez en bandada.

DSC_0036-001

Bienvenidos seáis.

Y procurad no atacar las abejas…no enfadéis a los colmeneros…

Dejo este vídeo que he compuesto con fotos que he ido sacando  con paciencia, pues no es fácil fotografiarlos.

Entre la música escucharéis sus

cánticos monosilábicos característicos.

Estoy contento con su presencia.

Hasta me he mortificado y no he puesto nada contra los políticos en este post.

Y mira que hay materia denunciable…

Por Justi

*********************************************

 

Anuncios

19 Responses to “Llegaron los abejarucos”


  1. 1 Águeda
    7 mayo 2013 en 00:00

    Todos los seres vivos tienen enemigos y las colmenas y abejas no iban a ser de menos…los abejarucos son inconfundibles por la variedad de colores en sus plumajes, sin embargo lo que más me ha llamado a atención es que no está presente el color rojo en las plumas, aunque sí lo está en el iris de los ojos de las aves adultas. Magnífico reportaje literario y fotográfico de estas aves. Un besito

    • 2 justi
      8 mayo 2013 en 00:00

      Sin duda, Águeda, ver planear estas aves, por encima de árboles y casas, con su vuelo multicolor
      es una alegría de las muchas que nos da la naturaleza.Hablamos de los abejarucos en esta ocasión, pero que es extensible a otras especies.
      Por el hecho de que vienen al mismo lugar cada año, desde Mayo hasta octubre, son ya como parte de nuestro calendario. Forman parte de nuestro vecindario en estos meses.
      Es escuchar sus acordes persiguiendo insectos, y ya nos obligan a levantar la mirada del suelo para contemplarlos.
      Un abrazo.

  2. 3 PilMPilar
    7 mayo 2013 en 00:00

    Me quedo sin palabras, atónita además, con esta singular belleza hecha canto y hecha imagen. No sé apenas de ornitología. Pero conozco los abejarucos y su especialísimo cantar, a golpes, como quien no quiere la cosa. Como si están pero no están, siempre dando pistas sin ser vistos. Aquí, en ‘El Roble’ (una finca cercana con un roble centenario de espectacular porte) anidan ¿a propósito? cantidad de pajaricos. Lo bueno es escucharlos en sus porfías al amanecer, o cuando cae la tarde y hasta el mochuelo, que los vigila fijamente, se une a la algarabía.
    Me encanta el post de hoy. Dejemos descansen por un rato nuestros políticos, que en este menester solo servirían de estorbo.
    Abrazos.

    • 4 justi
      8 mayo 2013 en 00:00

      Sí, sí, Pilar,
      hablando de pájaros y de la naturaleza, parece como si se nos ensanchara la mirada y cobrara colores,
      todo lo contrario que cuando en nuestros posts relatamos los vuelos por paraísos fiscales de Bárcenas y Urdangarines… o el vuelo de palabras sin alas de nuestros políticos con su verborrea interesada en el Parlamento.
      En estos días, pasear por la orilla del arroyo donde se cobijan tantos pájaros, y sobre todo al atardecer, es como acercarse a un espectáculo de conciertos musicales…
      Ya ves que aunque se intenta es difícil silenciar las tremendurías de los políticos.
      Abrazos.

  3. 5 lolita
    7 mayo 2013 en 00:00

    Buenos días Justi, que fotos y reportaje mas guapos, tengo alguna fotografía del verano pasado,
    Tienes una paciencia que es para admirar, bueno gracias y que te despierten tus vecinos, con sus cánticos mañaneros, es una gozada
    besos Justi y gracias

    lolita…

    • 6 justi
      8 mayo 2013 en 00:00

      Desde luego,Lolita, que hay que tener paciencia (y cautela para no espantarlos) para retratar a estos abejarucos.
      Más adelante, cuando entran y salen incesantemente a sus nidos alimentando a sus pequeños, es más fácil pillarnos con el zoom. Pero ahora en estos días no paran en su vuelo alto cazando todo tipo de insectos para proveerse de proteínas y casi ni se dejan ver.
      Pero el verano es largo y tendré ocasión de sacarles fotos espontáneas. De momento, contentos pues ya andan entre nosotros poniendo color. Han vuelto.
      Abrazos.

  4. 7 mayo 2013 en 00:00

    Bien por los abejarucos….habrá que encontrar el equilibrio entre los apicultores y esos lindos pájaros, no?

    je,je,je,
    me ha gustado mucho tu escrito.!!
    Un abrazo

    • 8 justi
      8 mayo 2013 en 00:00

      Desde luego que sí, Montse, ha de haber equilibrio entre todos los terrestres…
      El abejaruco es una especie migratoria que se alimenta de todo tipo de insectos voladores y no sólo muestra preferencia por las abejas domésticas. Durante miles de años los abejarucos ha convivido con los apicultores.
      Y las interacciones entre colmenas, hombres y abejarucos se documenta en escritos que datan de 350 años A.C., en la Grecia clásica, lo que demuestra que la convivencia milenaria entre las especies silvestres y las actividades humanas es posible.
      Nadie sobra, todos suman.
      Un abrazo.

  5. 9 mªjose
    7 mayo 2013 en 00:00

    Hola Justi,gracias una vez mas por tus grandes reportajes asi si somos un poco perezosos siempre sabemos por ti la belleza que nos rodea,sigue deleitandonos .besitos
    .

    • 10 justi
      8 mayo 2013 en 00:00

      La verdad que sí, Mariajo, los tenemos a nuestro lado y ni nos fijamos.
      Yo tardé varios años en percatarme de su presencia. Pero hay una parcela no urbanizada a 10 m. de la Riera que forma un talud en su linde con la calle (tal como muestro en las fotos)
      y al pasear delante de los agujeros-nidos vi un trasiego de pájaros multicolores entrando con insectos en el pico para los polluelos, y desde entonces cada año los espero… son los veraneantes del valle del Nilo.
      Supongo los habrás visto, y si no ya te indicaré las coordenadas para que te acerques a verlos.
      Un abrazo.

  6. 8 mayo 2013 en 00:00

    Me encanta el trabajo que nos ofreces. Como siempre es algo laborioso, interesante y bello. Nos muestras la contradicción entre la protección de los abejarucos y la miel, que la esquilman cazando abejas. Con frecuencia pasan esas cosas en la vida y es muy difícil por no decir imposible. Yo creo que no es posible conciliar los intereses de los pájaros con el negocio de la miel. Sencillamente hay que aprender a convivir con el conjunto, o sea, una lucha permanente. Yo voy a ver cómo te mando mi santo y seña de esta época que es la celinda, esa maravilla blanca y que luce unos cuantos días en todo el año y que son estos. Este año huelen menos porque ha llovido mucho, pero en cambio, hay muchas. ¿Ves? Nada es perfecto. Un abrazo

    • 12 justi
      8 mayo 2013 en 00:00

      Muy bien, Antonio,
      yo persiguiendo en esta época el vuelo colorista de los Abejarucos,
      y tú la blancura de las celindas… todo es naturaleza agradecida.
      Ciertamente que algún daño pueden producir estos pájaros a las colmenas, pero desde luego que son más los beneficios, de ahí que estén protegidos.

      Además se subvencionan las actividades apícolas con zonas de abundancia muy alta, alta o media de abejaruco.
      En las zonas de abundancia muy alta de abejaruco: hasta 12 euros por colmena.

      En las zonas de abundancia alta de abejaruco: hasta 8 euros por colmena.

      En las zonas de abundancia media de abejaruco: hasta 4 euros por colmena.

      Y también hay subvenciones por bajas de abejas reinas…
      Claro que es difícil contentar a todos, pero ellos estaban antes que nosotros…
      hemos de aprender a convivir.
      Un abrazo

  7. 13 Ilona
    8 mayo 2013 en 00:00

    Sabes, ese post tuyo me vino como complemento a mi última visita al Parque Natural de Sils que llevo repitiendo hace unos años cuando añoro el silencio con los sonidos mismos de la naturaleza…En esta ocasión por segunda vez sentí cual concierto preparado en honor a la visita los cantos de esos simpáticos aves. La primera vez los gravé en un video, esta vez siento no haberlo hecho, solo disfruté de ello durante todo el paseo…
    Yo soy partidaria de que la naturaleza es sabia y mantiene un justo equilibrio en la vida, no hay necesidad ninguna a la intervención humana agresiva !

    Muy bonito tu post Justi, gracias por el aviso.
    Mis abrazos

    • 14 justi
      8 mayo 2013 en 00:00

      Hola, Ilona, nos quedamos con las ganas de escuchar esos registros de cantos de aves del que hablas,
      Tendré que informarme del Parque Natural de Sils, que desconozco.
      Te agradecemos nos dejes enlace cuando tengas registrados los sonidos de la naturaleza.

      Como dices, la naturaleza es sabia, pero la actividad humana a veces no lo es tanto, o incluso agresiva,
      de ahí que sea necesaria la protección de los animales,
      tanto del abejaruco (Merops apiaster),
      como de la abeja de la miel, especie de interés muy especial. Todos cabemos dentro de la Tierra.
      Gracias por tus palabras.
      Abrazos.

  8. 15 Valcarce
    10 mayo 2013 en 00:00

    La naturaleza es sabia,
    y los depredadores naturales no están ahí por capricho,
    Es la cadena de la vida que se perpetúa,
    las abejas liban las plantas,
    los abejarucos se alimentan de ellas,
    éstos servirán de alimento para otros…
    y así se va renovando la vida, siempre igual y siempre diferente.
    No echemos la culpa a los animales que luchan por sobrevivir,
    ellos lo hacen bien,
    omos nosotros, los humanos, los que lo hacemos mal,
    cuando cortamos de raíz esa cadena de vida,
    exterminando, destrozando, debilitando nuestro entorno,
    nosotros somos los depredadores.
    Así que bienvenidos esos veraneantes de llamativos colores,
    que su canción llene de vida el verano
    y que no les desahucien de esa, su casa de tierra,
    a la que retornan año tras año.
    Muy lindo tu texto y tus fotos, que imagino que te has cargado de paciencia para conseguirlas. Gracias por regalarnos tus palabras y esa mirada a lo que te rodea. Y lo que nos rodea, no son solo políticos corruptos e ineptos, hay también cosas que nos reconcilian con la vida, como ese reencuentro con los abejarucos.
    Besos.

    • 16 justi
      11 mayo 2013 en 00:00

      Indudablemente, Valcarce, la sabiduría es sabia.
      En el curso de la historia de nuestro planeta han ido apareciendo y desapareciendo muchas especies animales y vegetales. P.e. la extinción de los dinosaurios hace aproximadamente sesenta millones de años. Pero la extinción de estas especies se debió a catástrofes naturales bastante espaciadas entre sí en el tiempo, lo cual daba a la naturaleza la oportunidad de volver a restablecer un equilibrio ecológico. En cambio, hoy en día y especialmente, la intervención humana no es ocasional sino permanente. Constantemente el hombre está desafiando el equilibrio del ecosistema, lo cual puede traer como consecuencia la desaparición de toda especie viviente. La capa de ozono está en su punto máximo.
      No echemos la causa de la desaparición de las abejas a los abejarucos…
      La extinción de especies es más bien por causa de la actividad humana; la caza furtiva y el tráfico de especies amenazadas y protegidas, y otras causas derivadas del deterioro de los espacios naturales que todavía quedan en el planeta.

      Algo así como lo que está sucediendo con este gobierno ideológico depredador…
      que en vez de gobernar para el bien de sus ciudadanos se está dedicando a arrasar,
      extinción de derechos que habían sido con mucho sacrificio conquistados por y para la sociedad…
      Ya ves,
      al final sin pretenderlo acabo denunciando a los desgobiernos que tenemos…

      Que ppdamos seguir sacando fotos a estos pájaros multicolores, parte del entorno que habitamos.
      Gracias por tus palabras.
      Besos.

  9. 27 mayo 2013 en 00:00

    Fotos preciosas para estos nuevos emisarios primaverales que tú te inventas…A mi patio llegan pájaros, gorriones y otros que no sé como se llaman y lo único que hacen es cagarse…así es que estoy deseando que les de por irse con la música a otra parte…como ves no ando nada poética ni tampoco tengo ganas de seguir soltando improperios a la panda de cuervos que nos gobiernan…de momento”…ya me despaché en el anterior comentario…y seguiré haciéndolo…
    !!Revolución y República Ya!!!

  10. 18 fernandomaria
    2 junio 2013 en 00:00

    Ya aprendimos algo de los abejarucos. Me parecen preciosos con tanto color en sus plumas; sin duda son un toque de alegría que devuelve cada año la primavera. Maravilloso escuchar el canto de los pájaros con la llegada de esta estación, un tanto retrasada este año. Claro está que las abejas se volverán a sentir amenazadas, pero claro así es la ley de los animales: matar para alimentarse. De todas formas, a ver si te escuchan y que tengan algo de piedad con las abejas tan necesarias por otra parte.
    Un abrazo, Justi.

    • 19 justi
      3 junio 2013 en 00:00

      Hola, Fernando.
      Sin duda, estos pájaros multicolores vienen a hacer su faena en estos meses que pasan con nosotros. Espero que no les estropeemos el hábitat y no dejen de venir.
      Nunca sabemos ponderar el beneficio que aportan. Sólo nos quejamos del daño particular que puedan hacernos, y por culpa nuestra.
      Respetemos la naturaleza y ella nos acogerá con sus brazos abiertos.
      Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
mayo 2013
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: