23
Mar
13

luces, sentimientos, sonidos, semana santa de Zamora.

luces, sentimientos, sonidos,

todo esto es la semana santa zamorana,

y  muchas cosas más, pero que has de descubrir con tu mirada,

caminando.

rio

Si aún estás con el calendario en la mano,

si estás consultando el tiempo que va hacer  estos días,

y no sabes dónde dirigir tus pasos,

no lo dudes más,

Zamora,  junto al Duero, te está esperando…

arte románico,

gastronomía,

campos abiertos…

y su gente, tan amante de sus tierras y tradiciones.

!Acertarás!

porque es que Zamora…enamora.

procesion

La Manta Zamorana

“Un lugar preferente
en mi sencilla casa
sirviendo de tapete a una mesita
yo tengo una mantilla zamorana.

Parece terciopelo
con franjas verde y grana
que orlan un centro de azabache negro
mientras se hace en su contorno blanca.

big_prod_72971_

Ella escucha mis versos
y mis acentos guarda
acariciando el velludo terciopelo
las endechas mas íntimas del alma.

Sobre ella las cuartillas
con la pluma su hermana
y mullido colchón de mis ideas
sobre ella trenzo mis triviales charlas.

Porque la considero
en buena lid ganada
yo le concedo honores de bandera
que mi pluma ganó con su batalla.

A veces me parece
que mi pequeña manta
es como aquella de la que Campoamor
en sus versos románticos hablaba.

manta

La manta en que envolvió
los pies de aquella dama
cuando buscando alivio de su amor
en tren expreso de París tornaba.

Otras veces lo negro
la hace seca y árida
como esos campos de tierra del Pan
que nos gritan sin voces: ¡Dadnos agua!

Mientras sus franjas verdes,
entre rojo aisladas,
se erizan en glaciares como fiordos
majestuoso pregón, de la Sanabria.

Y el rojo junto al verde
en siete tiras delgadas
las parte la ilusión y la hace enseña
y el brazo de Viriato la levanta.

Lo blanco en su contorno
es como una plegaria
que funde los colores de una tierra
en un canto divino de alabanza.

Por eso quiero mucho
mi manta zamorana
compañera inseparable de mis versos,
compañera inseparable de mis charlas.

Yo quiero que figure
unida a mis medallas
como símbolo de gloria de un poeta
que supo amar las tierras zamoranas.” (Federico Acosta Noriega)

manta 1

*

No te pierdas los itinerarios de las procesiones de la semana santa 2013. En este enlace:
http://www.laopiniondezamora.es/especiales/semana-santa/2013/itinerarios/

*

Anuncios

10 Responses to “luces, sentimientos, sonidos, semana santa de Zamora.”


  1. 1 PilMPilar
    23 marzo 2013 en 00:00

    La manta zamorana, simbolismo y realidad que bien merecen ser cobijo y ‘abrigo’ de sentires y poemas.
    Mullido colchón de ideas,
    sobre la que se trencen charlas, aunque sean triviales’

    ‘Porque la considero
    en buena lid ganada
    yo le concedo honores de bandera
    que mi pluma ganó con su batalla’

    ¡Y Zamora, la que no se hizo en una hora!
    Justificación de Arte y cristiandad llegados al punto emblemático de la Semana Santa.

    (imágenes e itinerario para tener en cuenta. Aunque no he tenido la suerte de contemplar, está presente en mis planes)

    Abrazos, Justi

    • 2 Justin
      23 marzo 2013 en 00:00

      Empezamos con Semana Santa Zamorana y seguimos con productos artesanos zamoranos de fama.
      Todo es cultura.

      Históricamente está documentada la importancia de los tejares, alfares, molinos, batanes, telares… de tierras zamoranas;
      son mencionados en documentos de épocas pasadas y fueron los que dieron fama a la localidad durante los últimos siglos. Las mantillas y mantas de lana fabricadas por los numerosos artesanos de los pueblos de la comarca de Sayago contribuyeron al prestigio internacional de la manta zamorana.
      Todavía hay un taller en Moralina de Sayago. Hay que ir hasta allí. Lo recomiendo a todo el que viaje por esas tierras zamoranas y esté interesado en ver uno de los últimos telares del siglo XVII en funcionamiento. Y no será por mucho tiempo, ya que el señor ya es mayor aunque está en un estado de forma espectacular para su edad.
      Merece la pena hablar con él de la vida terrenal y mundana y sobre todo de telares, lo explica todo con pelos y señales, desde cómo se recoge la lana, cómo se tiñe , como se hila etc. hasta que la manta está hecha. Además la zona es tan auténtica y se come tan buena carne no lejos de allí ( en Aliste) que merece la pena acercarse. Buen momento es ahora por Semana Santa.
      Viajeros…!a Zamora! a la Semana Santa y de recuerdo un souvenir, tapete “manta zamorana”.
      Un saludo, Pilar, y gracias por complementar este post con tus palabras.

  2. 24 marzo 2013 en 00:00

    Precioso homenajes a Zamora, y a tu manta…!!!!
    No podre´ir, de momento, a Zamora. La economía y la ayuda a mi hijo en paro, están primero…así es la vida.Lucha , poema ,lucha , amor…y más poemas…para seguir resistiendo el temporal.
    Un abrazo.

    • 4 Justin
      24 marzo 2013 en 00:00

      Hola, Montse, yo tampoco iré,
      pero Zamora sabe esperar.
      Confiemos en que mejore la economía. Rajoy prometío (en la oposición) que bajaría los impuestos para acelerar el crecimiento… “todo mentira salvo ninguna cosa”.
      Pero Zamora, espera junto a su padre Duero reflejándose en las tranquilas aguas, aguas que parecen pararse para poder ser un espejo perfecto. Le cuesta seguir su camino tras los montes, se hace el remolón, le gustaría quedarse, pero no, es esencia de los ríos seguir camino al mar.
      Está Zamora histórica en un alto, sobre una gran roca y acercándose al Duero y pegándose a él de forma que parece querer estirarse para seguir el curso del río. También a la ciudad le duele que se aleje…
      Y cuando vayas, no dejes de ir a las Aceñas, pronto por la mañana antes de que abran, con un poco de suerte te recibirá un brumoso y bellísimo Duero, con el sol todavía bajo, abriéndose paso entre la niebla:
      parece mágico.
      Oh! y su gastronomía castiza,
      es ciudad en la que la buena mesa es tradición.
      Buenas carnes, platos contundentes de cuchara, pescados con tradición como el bacalao a la tranca y también platos un poco más sofisticados, como los boletus con foie y huevo que hacen saltar las lágrimas de gusto, en el restaurante Sancho 2.

      Y su vida cultural, con la Fundación Rei Afonso Henriques como estandarte, y el Museo de la Semana Santa y su espectacular imaginería….
      En fin, que motivos los hay para visitarla.
      Un abrazo.

  3. 24 marzo 2013 en 00:00

    Está claro que andes donde andes, Zamora está en tí como cualquiera de tus uñas, de tus manos…, como cualquier parte de tí. Lo mismo me pasa a mí con Granada y su drama de intransigencia. Ni puedo olvidar sus altibajos de clima donde con frecuencia hay amplitudes de más de veinte grados entre el día y la noche y eso imprime carácter ni tampoco olvidar que el españolismo católico intransigente y arrogante se comiío literalmente a erste pueblo por el simple hecho de venir dedw otra cultura, de otra religión. Las religiones por fin las he mandado a todas a un lugar en el que ninguna me molesta ya. Pero la cultura es otra cosa. Me río de los vascos cuando hablan de que España no admite su cultura. Ciento venticinco años de persecución sistemática e implacable sufrieron los moriscos, mis moriscos del alma, para terminar expulsados de su tierra por ley. ¡Manda huevos!. Sé que cada día soy más viejo y relativizo muchas cosas, cómo no, pero no me entra en la cabeza cómo es posible expulsar a alguien de su casa cuando lleva en ella cientos de años cobn el argumento de que no son de aquí. Maldigo las intransigencias y no paro de valorar que la diferencia de por sí, en lo que sea, ya esx una riqueza. Un abrazo, zamorano de pro de un granadino de pro

    • 6 Justin
      24 marzo 2013 en 00:00

      Oh! tu Granada, Oh! mi Zamora…
      Ya ves lo que da de sí un post… una lluvia de palabras que nos enriquecen
      Qué razón tienes en todo lo que dices. Aquellos pueblos-Reynos peninsulares fueron cayendo
      bajo el manto del centralismo. Con lo excelente que es una unidad hecha de mosaicos diversos…
      Pues no, adiós a tu Reyno de Granada y adiós a mi Reyno de León, el genuino, el heredero de Pelayo…
      El Reyno de León, con Zamora y su señora Doña Urraca… con salida al Atlántico a través del Duero. Luego vinieron los Saltos de Agua de Iberdrola, y nos cortó la salida al mar: Para navegar haría falta poner compuertas al estilo del canal de Panamá… ( Y sin recompensa para los zamoranos de esa agua convertida en electricidad para el resto de España….)
      Luego vino el absolutismo Borbónico, cuyas ideas siguen reinando e invadiendo y uniformándolo todo.
      Ahí tenemos la Historia para quien quiera leerla…
      Reivindico el Reyno de León como comunidad autónoma (León, Zamora, Salamanca), y
      con buenas conexiones con el norte de Portugal, nuestro vecino.
      Y que el desarrollo por fin llegue a estas zonas del oeste,. La provincia de Zamora no estaría en la cola en desarrollo y en renta per cápita puesto que por su frontera con Portugal gozaría de sinergias comerciales y económicas, además del beneficio que supondría para la ciudad de Zamora disponer de parte de las instituciones autonómicas Leonesas con decisiones locales.
      La provincia de Salamanca, además de disfrutar de las mismas sinergias por limitar con Portugal y con Extremadura, sería un foco cultural de primera magnitud. Las dos universidades de Salamanca y León tendrían un tratamiento de financiación de la investigación acorde con la importancia de ambas.
      En fin, Antonio,,, ésta es la España que nos gustaría contemplar, pero no es así. Ya vemos como ahogan cualquier intento de diversidad y el derecho a ser consultado sobre estos temas… Y hablo de Cataluña donde vivo. Hay miedo a la diversidad…la tachan de fascismo… !horror!
      No hay nacionalismo más nefasto que el centralismo burocrático, el que no reconoce la vida múltiple de los pueblos… El ministro Wert es lo que pretende, una lectura errónea de la historia de nosotros, de nuestros pueblos, por propios intereses de colonialismo centralizador.
      En fin, que Zamora seguirá siendo la cenicienta en espera del Príncipe Liberador…
      Mientras, disfrutemos de lo que tenemos que no es poco:
      las aguas del padre Duero para sus campos (qué poco se aprovechan),
      su encantadora gente, con el rostro curtido de tanto viento seco acariciando el campo,
      y ahora en estos días la semana santa, emoción,
      gastronomía…
      tradición…
      y ganas de superarnos.
      Gracias por tirarme de la lengua.
      No todo va a ser procesiones, románico y rezos por más de nosotros y por más excelentes que sean.
      Un abrazo.

  4. 7 Águeda
    25 marzo 2013 en 00:00

    Estimado amigo : el románico zamorano que se encuentra tras cada esquina se funde con la belleza de las tallas, que recorren la Plaza Mayor o la Rúa de los Francos para que los visitantes y los zamoranos puedan regresar al siglo XIII, época en la que se fundaron las primeras cofradías. Tuve la suerte de estar unos días (ya hace años) por esta tierra zamorana, muy amable con los visitantes. Disfruté recorriendo su increíble museo. Gran trabajo nos regalas. Un beso

    • 8 justi
      25 marzo 2013 en 00:00

      Veo que conoces la ciudad, Águeda,
      también su valor artístico. Ya que lo mencionas, sirvan estos textos de estímulo para todo aquel que los lea. Y se anime a visitarla.
      A más de la Catedral, la ciudad cuenta con otros 22 templos románicos,
      y todos pueden recorrerse a través de un agradable paseo:
      Es lo que tiene la ciudad en su centro histórico. Cada iglesia y museo se convierten
      en sí mismos en un lugar único para poder sentarse en silencio, cerrar los ojos,
      descansar, pensar…Y seguir caminando entre calles que son balcones al Duero…
      Son ciudades pequeñas, ciudades acogedoras, tiendas de artesanía,
      y donde el tráfico no agobia,
      y con buena gastronomía…
      Gracias por tus palabras.
      Un abrazo.

  5. 9 Valcarce
    27 marzo 2013 en 00:00

    Ese puente hermoso de piedra que encabeza tu blog
    y que también, recorrido por nazarenos encabeza este hermoso post,
    ha sido inspiración de muchos poetas,
    se le ve un puente robusto, fuerte, acostumbrado a ser embestido por las aguas,
    s ser azotado por el viento y asolado en los días calurosos del verano,
    como la gente de allí, resistentes y tenaces,
    acostumbrados al viento, al sol y al crudo invierno:

    “Puente de piedra, en Zamora,
    sobre las aguas del Duero.
    Puente para labriegos, carros,
    mulas con campanillas, niños
    brunos.
    Vieja piedra cansada
    de ver bajo tus arcos
    pasar el tiempo.
    Junto a la orilla, baten
    las aceñas, España
    de rotos sueños.
    Cuando el poniente pone
    sutil el aire y rojo
    el cielo,
    el puente se dibuja
    tersamente, y se oye
    gemir el Duero.”
    (Blas de Otero)

    Ya me gustaría visitar Zamora, no importa en qué tiempo,
    si en la Semana Santa tan nombrada, con tanto arte en sus pasos,
    o en primavera cuando la luz nos atrae especialmente
    después de la oscuridad del invierno,
    o en invierno, abrigada por esa manta zamorana de pura lana
    a los pies de un acogedor fuego…
    Se nota el amor a tu tierra, Justi, y cuando se trasmite con el sentimiento que tú lo haces, se llega al corazón de los demás.
    Un abrazo.

    • 10 justi
      28 marzo 2013 en 00:00

      Gracias, Valcarce, por estos versos que pones de Blas de Otero.
      El poeta bilbaíno, Blas de Otero (1916- 1979), lo mismo que su paisano y maestro Unamuno, visitaron con frecuencia Zamora y provincia. Y muchos más.
      En su recuerdo luego compusieron bellos poemas de sus visitas en sus libros. Blas de Otero
      compuso varios poemas y de distinto signo. Uno se titula ACEÑAS, referido a los molinos que a flor de agua se levantan en sitios diferentes del Duero y a su paso por Zamora:

      “El Duero. Las aceñas de Zamora.

      El cielo luminosamente rojo.

      Compañeros. Escribo de memoria

      lo que tuve delante de los ojos…”

      Vale la pena visitar las Aceñas en viaje a Zamora y su exposición histórica.
      Hablas del Puente de Piedra, que es para los zamoranos el ADN,
      está en su mirada, en su poesía,
      en sus procesiones de semana santa.
      Recientemente han inaugurado un nuevo puente, el Puente de los Poetas, con el que se quiere recordar a todos aquellos, poetas nativos y visitantes de Zamora, que han paseado por la ciudad y puente y le han dejado versos…
      Pero esto será tema de mi siguiente post, tras la semana santa.
      un abrazo, y gracias por pasearte aunque sea con este andar virtual por Zamora y justo por Semana Santa, su gran estandarte de fiestas.
      Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
marzo 2013
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

autor JUSTI


A %d blogueros les gusta esto: