19
Abr
12

libros

LIBROS


 

Hoy dejo mis ojos sobre la estantería,

camino sobre bosques de sueños,

los leales libros

que  en el trascurrir de mis años he tenido entre las manos.


Algunos los leí con pasión y fervorosa entrega, era joven,

en un día, o quizá dos.

 Después, cautelosamente y en silencio,

ya comprendidos y cerrados,

volvían a sus estantes, ¡nobles palacios!

Y ahí se han quedado,

inmóviles, silenciosos,

soñando con un ligera capa de aire en polvo en sus portadas,

como al anochecer en los ramajes

se quedan quietas las mariposas y los pájaros.

 

Otros esperan todavía el roce de mis manos

cuando subo a la buhardilla y los contemplo.

 Les digo que me esperen.

Y siguen ahí esperándome,  fijos, quietos,

ordenados o mal apilados…como montes esperando

 escale   sus páginas

con juvenil y nuevo  entusiasmo.

¡Vivas criaturas en reposo! No gritan  pero oigo al pasar a su lado

que susurrando me dicen ¡cógeme a mi, a mi…!


¡ Aún hay libros por explorar, libros siempre amados!

Unos  fueron regalados,

algunos con dedicatorias que ya no sé ubicar;

otros fueron comprados por mi en fechas ya desdibujadas.

 

Pero yo sigo, viajero,  ojos abiertos,

 a orillas del gozo o del espanto que me quieren contar,

deseando hacerme partícipe de sus enigmas y misterios.

¡extraños libros!

 

Todos siguen ahí,

libros transgresores, enciclopedias,  libros de texto,

de Economía, libros de poetas de luz,

diversas colecciones de novela,

libros de bolsillo, otros mejor encuadernados,

de todos los tamaños, de variadass épocas.

En ellos de algún modo está también el libro de mis días,

entre sus hojas  duras  y entre la placidez amarillenta

reposan mis horas.

Luego apago la luz y bajo la escalera.

¡Y así se quedan día tras día, siempre esperando ser abiertos

sobre el altar de mis manos

 

 Libros, palabras que cada vez que las leo me dicen cosas nuevas,

siento se acercan a mi,

siento me abrazan como se abraza una rosa

convertida con el tiempo en siempre aroma.

 

Libros, palabras,  mares de papel,  letras que nos habitan,

personajes que nos prestan sus vestidos y nos vestimos con ellos: capas, plumas,

máscaras, encajes, sueños,  aventuras

que consiguen  resucitar en nosotros llenos de vida y pasiones.

Y somos santos, caballeros, demonios, reyes y plebeyos,  perdedores y triunfadores, niños huérfanos o luchadoras heroínas. Somos su refugio incansable.

 Y los leemos,

y al leerlos nos olvidamos de nosotros y nos contagiamos de su sentimiento

 en cada verso

 y lloramos  y cantamos con ellos.

Cada libro es un amigo,  con ellos sobrevolamos  continentes entre cientos de páginas:

escenas de pánico o de loco amor,

alegrías o desesperación que ahoga.

Y con ellos hemos  acompañado a  Don Quijote por caminos polvorientos

en busca de aventuras por molinos de la Mancha,

enloqueciendo un poco con él.

Hemos seguido los cantares de Machado por los encinares de Sória

porcampos de Castilla. Y nos hemos sentado sobre la piedra fría,

junto a los álamos del río, a contemplar el arco que el Duero  traza sobre la ciudad.

Libros que nos han aportado ternura inmensa como lluvia de atardecer.

También pánico, rabia,  gritos de terror, dientes rojos de sangre cuando leemos los desastres de las guerras. O los niños que mueren de hambre en África…

Y con ellos  hemos amado, cortado amapolas,  arrancado piedras del camino hasta encontrar las manos sangrando.

Todo lo hemos sentido en los libros,

como si fuésemos huérfanos y necesitáramos de sus manos.

Y  seguiremos emocionándonos,

en libros de  pocas páginas

o  en libros de más de quinientas páginas.

Y ahí seguirán olvidados los libros que hemos empezado y no hemos terminado,  

libros que nos han defraudado…

Y ahí seguirán esos otros libros dándonos aliento, los  libros que como amuletos colgados al cuello siguen siempre cerca,  en la repisa sobre el ordenador

o en la mesita de noche:

Tagore, León Felipe, Machado,  Lorca… grupo selecto de amigos con los que pasamos   tardes y noches.


“Tú estás sentada en la yerba desierta

mientras  la mañana va pasando.

¿Quieres decirme qué haces en esta ribera tan seca

que está bostezando de grietas?

Ella me mira  a la cara, y  me dice:

nada, nada, nada” (Tagore)

.

 No abandonemos los libros,

no abandonemos la poesía.

Ellos 

nos dan vida

Por Justi

Anuncios

15 Responses to “libros”


  1. 19 abril 2012 en 00:00

    bellísimo homenaje a la palabra escrita, al sentimiento creativo….!!!
    un abrazo lleno de palabras……

    • 2 justi
      20 abril 2012 en 00:00

      Hola Montse, oh! los libros,
      son tantos los que nos han acompañado
      que resulta difícil enumerarlos.
      Empezamos por los de texto, oh! aquella Enciclopedia Álvarez que encerraba
      toda la sabiduría en pocos temas…
      Luego, los que nos gustaban y compramos, o regalaron.
      Que sigan siempre acompañándonos.
      Un abrazo
      lleno de sentimientos, tantos como salen de las palabras de los libros.

  2. 20 abril 2012 en 00:00

    Muy bueno el artículo. Homenaje no solo a tus libros sino a la necesidad de leer , a la palabra, a la verdad…
    La palabra escrita siempre tuvo y tendrá un papel relevante para que el ser humano conserve su dignidad y pueda ser crítico ante las realidades distorsionadas que siempre nos presentan los gobernantes de turno…

    un beso

    • 4 justi
      20 abril 2012 en 00:00

      Pues sí, Colombine,
      bien se merecen un homenaje este ejército de acompañantes de nuestra vida.
      Y lo he querido hacer con fotos de algunas de mis estanterías.
      Como en todas las estanterías, hay de todos los colores y aspectos y contenidos…, con figuritas y recuerdos entre ellos. Sin duda parte de nuestras vidas.
      Y muchos de ellos, sobre todo los de las colecciones, todavía esperando que la mano los atrape para ser leídos. Nos sobrevivirán, sin duda.
      Y que todos los días del año sean día del libro.
      Gracias por acercarte a contemplar mis variados (también algo desordenados) libros.
      un beso

  3. 5 cristi
    22 abril 2012 en 00:00

    Me cuesta leer aunque intento ir leyendo poco a poco
    ahora estoy con “entre costuras”
    es un libro bonito de amor , trabajo y algo político
    es muy recomendable
    y ahora con el invento del ebook!!
    hay gente que se lee hasta tres libros a la vez
    pero que cacao!!!!!

    Besitos, vuestra sobrina cristi.

    • 6 justi
      22 abril 2012 en 00:00

      Hola, Cris,
      también a mi me gustó El tiempo entre costuras de María Dueñas,
      buena novela con escenario histórico que sin duda recordamos, al menos los mayores.
      Me parece que tarde o temprano leeremos por ebook, al precio que se están poniendo los de letra impresa. De momento aguanto…
      Gracias por tus besos que reparto por aquí.
      Igualmente por ahí.
      Besos

  4. 7 valcarce
    22 abril 2012 en 00:00

    Un libro tengo en mis manos:
    palabras encadenadas,
    sentimientos que fluyen,
    deseos que asaltan,
    pasión que arrasa,
    un vuelo, un despertar,
    un viaje a un mundo lejano,
    un suspiro, una lágrima,
    un mundo de sueños
    para que nuestra mirada
    se atrape en ellos.

    Todo eso seguramente es un libro y mucho más: Información, educación, emoción…
    Que nunca los dejemos olvidados en esa estantería que todos tenemos, y desde la que nos claman a gritos que nos detengamos, como dices en tus hermosas palabras.
    Los libros son vida, son multitud de vidas que podemos sentir, que podemos vivir. Muchas veces son una manera de escapar a la realidad.
    Gracias Justi por tan bonito texto.
    Besos

    • 8 justi
      23 abril 2012 en 00:00

      Qué bien describes los viajes que hacemos con los libros:
      un vuelo, deseos,
      mundo de sueños…
      y también realidades sobre lo cotidiano,
      que de todo esto hay en los bellos libros.
      Mediante la lectura accedemos a la experiencia de la Humanidad que crece,
      y todo se puede pensar y escribir de otra manera, decir de otra manera,
      cada libro es una mirada nueva.
      Al igual que la poesía, que a más del placer que da el leerla,
      nos enseña a sentir la vida de otros modos.
      Los libros, como el mar,
      desconciertan y emocionan siempre, por belleza y grandiosidad (también hay libros
      que parecen mares secos, pero de estos no hablamos)
      Los libros están llenos de preguntas y respuestas, de informaciones y sentimientos nuevos.
      No dejemos de leer. Su lectura es vida como apuntas.
      Gracias por tu comentario en mi blog.
      Besos

  5. 9 Pilar
    26 abril 2012 en 00:00

    JUSTI,
    bonito homenaje el que haces a los libros, a esos amigos que nos han acompañado y nos acompañan siempre.
    El otro día, creo, comentaba a Fernando, esa frase tan verdadera de: “Si tienes un buen libro entre las manos, o cerca, nunca te encontrarás solo”
    Y así es, esas mismas librerías, aunque hayas subido solo a la buhardilla, te están “hablando”…“a mí, a mí, cógeme a mí”…
    Me has hecho sonreír imaginando y recordando aquel juego infantil en el que había que ir cogiendo a compañer@s para hacer equipos… “A mí, a mí”, gritábamos impacientes y dando saltitos..;-))

    Seguramente los libros también nos estén diciendo eso…, pero con en el más profundo de los silencios, aunque ellos estén llenos de palabras, bullicios, historias, novelas, viajes, poesías… y muchos más temas con los que poder soñar, o, volver a soñar… Porque, aunque ya estén leídos, y hasta “viajados”, su nueva lectura nos llevarán de nuevo a esos lugares.
    Hay algo que a mí no me gusta hacer con los libros y es prestarlos… Sí, ya sé que suena a egoísmo, pero no, la experiencia me ha hecho recapacitar y pensar en ellos y en esta frase antes de dejarlos: “Los libros son muy orgullosos y si los prestas no vuelven”… Pasa muchas veces, yo tengo algún libro “orgulloso” por ahí… y para mí (que no tengo esas librerías tan extraordinarias) un libro es una JOYA siempre.
    Empezaré pronto a leer “El tiempo entre costuras”, ahora estoy con biografía de pintores. Leí la vida de Van Gogh (me impresionó…) y ahora estoy con Klimt.

    Sigamos bien acompañados Justi. Precioso homenaje al “amigo-libro” en su día… Ojalá hubiese más días de estos.
    Besos, poeta.
    Pilar

    • 10 justi
      26 abril 2012 en 00:00

      No te lo creerás Pilar, pero desde que los niños de casa se hicieron grandes…y dejamos de usar la buhardilla donde está el batallón de estaterías
      como lugar de paso diario,
      cuando de vez en cuando subo, noto que unos brazos se extienden hacia mi;
      son los libros que tengo pendientes de leer. Y me lo recuerdan…
      Hubo libros que cayeron en mis manos, leí la contraportada y acto seguido los archivé en algún estante recóndito y ahí quedaron por los días de los días. Seguro que son éstos los que me silban cuando paso a su lado.
      También están los que no fuimos capaces de leer, los comenzamos pero nos hundimos en sus historias como si transitáramos entre arenas movedizas, y ahí están sus histoiras inconclusas para la eternidad.
      Algún día recordaremos esas novelas y no sabremos si fueron parte de nuestra propia vida o parte de los libros que leimos o dejamos de leer.
      Y luego están los libros que no podemos dejar de leer, una y otra vez. De estos tengo seis o siete, y a menudo los cito en mis posts: Tagore, León Felipe, Claudio Rodríguez…y sienten mi aliento de cada momento y yo el suyo. Están apilados en la mesita de noche o en la del ordenador, son mis aliados recurrentes.
      Sus páginas me brindan algo especial, son el sol de la mañana, la lluvia, son el color del atardecer…
      Que no nos falte su compañía. Som amigos de verdad.
      Besos

  6. 14 mayo 2012 en 00:00

    Los libros, esos amigos silenciosos que siempre están a la espera de que te acerques y los cojas para leer o repasar. Qué sería de nosotros sin ellos, todo está en los libros. Me gusta tratarlos bien, me gusta el hecho de colocarlos en su sitio una vez leídos y contemplarlos y pensar en la cantidad de mundos diferentes, de personajes distintos que albergan. Me cuesta entender a aquellos que dicen que la lectura no les atrae, no saben lo que se pierden, lo que dejan de aprender…
    El próximo 17 celebramos en Galicia “O día das letras Galegas”, así que es una buena fecha para visitar los stands y comprarse uno.
    Sigue disfrutando de esa buhardilla llena de libros.
    Un abrazo, Justi.

    • 12 justi
      14 mayo 2012 en 00:00

      Que no nos falte la compañia de los libros,
      amigos siempre a nuestro lado, a nuestra disposición,
      no se quejan, sólo nos susurran…

      Y ya que estamos en “O día las letras Galegas”
      un poema en Galego de

      PILAR CIBREIRO :

      A MIÑA LINGUA

      “Falo coa miña lingua irada,
      coa rabia da brétema nos ollos,
      coas palabras-farrapos culpantes
      de tanto ladroício, coas bágoas,
      o ferro, o veneno, a auga turba,
      a lama dos pozos sen peitoril nin dono,
      a fereza dos cazadores doutrora
      -os que amansaban falcós e miñatos-
      coa fala dos saqueadores de eirexas,
      a lingua maldita dos asasinos,
      dos saltadores de camiños,
      de tódolos bandoleiros sen perdón
      e dos guerreiros mercenarios,
      a fala muda dos pobres de pedir
      e dos guerreiros mercenarios,
      a fala muda dos pobres de pedir
      e dos cás escorrestados da lareira.
      Falo coa miña fala vagamunda,
      cos berros das mulleres no parto,
      coa voz de cada condenado deste mundo,
      de cada exiliado da vida….”

      A celebrarlo y a engrandecerla.
      un abrazo, Fernando.

  7. 15 mayo 2012 en 00:00

    “Moitas grazas por deixar aquí estes versos na lingua galega, todo un detalle.
    Unha aperta.

  8. 14 Agueda
    1 junio 2012 en 00:00

    Querido amigo poeta y viajero, además de fotógrafo…magnífico post…¿qué te puedo decir de los libros que tú ya no hayas expresado?…para mí un libro es un regalo, es abrir una puerta y encontrar sabiduría, relax, gozo, ternura…palabras que nos envuelven…siempre hay un libro entre mis manos. Un besazo

    • 15 justi
      1 junio 2012 en 00:00

      Buena descripción la que haces de los libros, Águeda,
      porque un libro es un amigo, siempre a nuestro lado.
      Y todos sabemos cuándo se tiene un amigo de verdad:
      alguien con quien divertirse, con quien ironizar de los políticos,
      alguien con quien reír, seguir el vuelo de una nube en tarde de viento,
      con quien no da vergüenza llorar…
      Un libro será siempre un amigo especial.

      …se hace de noche, o no ve ve el camino, y qué más da.
      Es lo de siempre, pero todo es cercano y nuevo.
      En sus hojas hay cercanía, temblor, sonrisas,
      todo muy cerca de los sentidos…
      el libro.
      Gracias por tu comentario. Muy emotivo.
      Besos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

sistema floral

4003745107_a2b2cac529

4003745281_31a660479b

4003745451_1947a8c1b2

Más fotos

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
abril 2012
L M X J V S D
« Mar   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

autor JUSTI


A %d blogueros les gusta esto: