21
Mar
12

poesía

21 de marzo,

día de la poesía.

palabras que navegan, viajan

por mares que recién descubrimos,

luz sobre sombras,

un verso, dos o más palabras,

un sentimiento donde cabe el mundo entero:

playas de arena blanca,

tardes de borrasca,

un abrazo, un deseo,

una lágrima,

un beso,

cortar flores,

y un ramo de rosas que nunca llegará a sus brazos.

Poesía, el alma desnudada entre cuerpos arropados.

Poesía, señalar con el dedo al niño que llora,

gritar al político corrupto,

proclamar que la toga y el hábito se han vestido

de mentira en los  grandes Salones.

Poesía, bajar las nubes hasta los ojos

y ver que encima ya no queda nada,

sólo arcos, corazones  o candados,  sobre un fondo azul

formados  de  palabras.

La poesía es sueño,  mesa  de mantel abundante,

o nevera vacía y mesa sin pan,

mano abierta, ausencia.

Poesía somos todos nosotros.

!Feliz día, poetas!

Por Justi.

Anuncios

12 Responses to “poesía”


  1. 21 marzo 2012 en 00:00

    Si tu dices qque hoy es el día de la poesía tiene que serlo Justi…quien lo va a saber mejor que tú, que eres poeta.
    Y aunque yo suelo pasar de “los días de…”, si que me aprovecho de ellos para decir, evocar o reivindicar lo siento…y en esta ocasión la asociación de ideas fue fulminante. De pronto mi mente quedó ocupada por Gabriel Celaya y Paco Ibañez , porque , una vez más , la poesía tendrá que ser un “arma cargada de futuro”…como lo fue siempre en todas las revoluciones de ideas…Queridos poetas: Lorca, Machado, León Felipe….
    ___
    Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
    mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
    fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
    como un pulso que golpea las tinieblas,

    cuando se miran de frente
    los vertiginosos ojos claros de la muerte,
    se dicen las verdades:
    las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

    Se dicen los poemas
    que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
    piden ser, piden ritmo,
    piden ley para aquello que sienten excesivo.

    Con la velocidad del instinto,
    con el rayo del prodigio,
    como mágica evidencia, lo real se nos convierte
    en lo idéntico a sí mismo.

    Poesía para el pobre, poesía necesaria
    como el pan de cada día,
    como el aire que exigimos trece veces por minuto,
    para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

    Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
    decir que somos quien somos,
    nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
    Estamos tocando el fondo.

    Maldigo la poesía concebida como un lujo
    cultural por los neutrales
    que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
    Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

    Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren
    y canto respirando.
    Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
    personales, me ensancho.

    Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,
    y calculo por eso con técnica qué puedo.
    Me siento un ingeniero del verso y un obrero
    que trabaja con otros a España en sus aceros.

    Tal es mi poesía: poesía-herramienta
    a la vez que latido de lo unánime y ciego.
    Tal es, arma cargada de futuro expansivo
    con que te apunto al pecho.

    No es una poesía gota a gota pensada.
    No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
    Es algo como el aire que todos respiramos
    y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

    Son palabras que todos repetimos sintiendo
    como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
    Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
    Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.

    FELICIDADES POETA !!

    • 2 justi
      21 marzo 2012 en 00:00

      Hola, Colombine,
      gracias por tus palabras. Y te digo que poetas somos todos, el que escribe en verso y el que levanta casas,
      el que escribe y el que habla, todo el que expresa y siente.
      Gracias por el poema de Celaya que nos regalas. Tenemos tantos poetas que nos han dicho tantas palabras
      bellas y comprometidas que igual por eso están ocultados.
      Yo pongo algo de mi paisano vecino zamorano, León Felipe, grande entre los grandes:

      El EMPERADOR DE LOS LAGARTOS

      EL lagarto
      se mece con el columpio del cangilón y pasa por la luz y el subterráneo
      con un tiempo y ritmo poemáticos…
      ¡Eh! ¡Alto!
      El poema también es un lagarto,
      y el poeta, el gran emperador de los lagartos.

      Y yo digo ahora, aquí, colgado
      del péndulo que oscila entre los mundos que separan la rendija entreabierta de
      mis párpados

      aquí y ahora -sacad el reloj-a las tres, con el pico rojinegro del gallo;

      ¡Oid, amigos! La revolución ha fracasado.
      Subid las campanas de nuevo al campanario.
      Devolvedle la sotana al cura y al capataz el látigo,
      clavad esas bisagras y quitadle el orín a los candados…
      Que venga el cristalero y que componga los cristales rotos de los balcones
      de Palacio…

      Arreglad las trampas y los cepos y comprad alambre para los vallados…
      Sacad de vuestros cofres los anillos ducales, las libreas y los viejos contratos…
      Coronad a los poetas otra vez hojas de laurel purpurinado y regaladle a Franco
      un espadón simbólico, una medallita milagrosa y un escapulario…
      ¡Viva Cristo Rey! ¡La revolución ha fracasado!

      Esto lo he dicho a las tres. Pero ahora digo a las cuatro:
      No obstante el que haga una casa que la haga teniendo en cuenta
      ciertos planos…

      y quien escriba un poema, que no olvide que se han viso ya pájaros
      que se escapan de la jaula al matemático.
      Por ejemplo: dos y dos no son cuatro.
      ( Y que todavía no se solivianten el tenedor de libros y el notario:
      Todavía seguiremos sumando unos cuantos días antes para que no se colapsen
      los bancos.)

      Y digo además: Se han oído gritos desesperados,
      aullidos y blasfemias en el subterráneo;
      se espera que después del homo sapiens, de los retóricos y de los teólogos,
      surja un cráneo

      que rompa los barrotes y los muros: Dios está todavía encarcelado.
      Vendrán poetas de pólvora y barreno, con la mecha en la mano,
      y harán saltar la roca donde aún sigue Prometeo encadenado.
      ( Pero no os asustéis. Antes nos comeremos otra vez el rancio pastelón
      eclesiástico
      para que no se arruinen los panaderos de pan ázimo.)
      Y esto no lo digo ni con los conejos del corral ni con las palomas del tejado:
      lo digo desde el cubo del pozo que tan pronto está arriba como está abajo. ” (León Felipe)

      Un abrazo.

  2. 3 valcarce
    21 marzo 2012 en 00:00

    Poesía es un sentimiento en palabras.
    Sentimiento de emoción, de tristeza, de ilusión. Puede ser un grito, una protesta, una denuncia. O puede ser solamente la mirada con la que vemos las cosas simples que nos rodean…
    Poesía puede ser un abrazo, una sonrisa, el canto de un pájaro, el rumor del agua de la fuente.
    O puede ser un recuerdo, el ulular del viento entre los árboles, la humedad de la lluvia.
    Poesía es la vida, con sus luces y sus sombras,
    Hay algunas personas, como tú, que nos saben transmitir esas sensaciones, Y eso es un don maravilloso.

    Y como va de poesía, una poesía sencilla, que refleja lo que puede ser una mañana de primavera:

    “Las gotas de rocío…

    Las gotas de rocío
    caían por los pétalos de la flor del acanto; con ellas resbalaba
    la imagen de los cielos. Penetrar el palacio
    cerrado de las cosas; contemplarnos a solas
    en sus rotos espejos; seguir con la mirada el curso de los astros
    en el fondo, infinito, de las aguas de un río.
    Vivir el movimiento que habita las palabras,
    conocer la apariencia, amar la soledad
    de los frutos caídos y que, ahora,
    con la luz de la tarde
    desvelan el pasado en las ruinas del tiempo.

    Las mañanas nevadas congelan con su música el viento del invierno.
    Las gotas de rocío
    la hierba del jardín. Oyes a tu memoria
    las cosas, entregarte palabras encendidas
    que la muerte construye. Nunca edificarás
    un poema con ellas.
    Sólo esperas, vencido,
    a que la noche incendie los helados colores de la tarde
    con sus llamas de sombra.”
    (Diego Jesús Jiménez)

    Un abrazo.

    • 22 marzo 2012 en 00:00

      Gracias Valcarce por este poema de Diego Jesús que nos dejas.
      No es frecuente leer poesía de los poetas contemporáneos. Y Diego Jesús
      es además de los premiados,
      Y sí, poesía es todo eso que dices,
      todo lo que sentimos y hacemos sentir con palabras,
      la verdad al descubierto, no sólo la rima y el pareado,
      música sonando en cada palabra,
      lo que el alma siente, armonía y dolor,
      escuchar la piedra,
      su erosión, palpar su calor robado al sol,
      oír el ruido de las calles,
      también el grito y la queja,
      porque…
      poesía -como digo- somos nosotros.

      Y ya que empecé con León Felipe en el comentario anterior
      seguiré con su poesía de protesta,
      poeta de entre guerras.
      Quizá entre sus versos más leídos o escuchados se encuentre esta malaventura que le echa a Franco, el gran responsable de la guerra:

      “Tuya es la hacienda,
      la casa,
      el caballo
      y la pistola.
      Mía es la voz antigua de la tierra.Tú te quedas con todo
      y me dejas desnudo y errante por el mundo…
      mas yo te dejo mudo… ¡Mudo!
      ¿Y cómo vas a recoger el trigo
      y a alimentar el fuego
      si yo me llevo la canción?”

      Gracias por ampliar este homenaje a la poesía,
      y un abrazo.

  3. 5 Pilar
    22 marzo 2012 en 00:00

    Ojalá, cada día fuese día de la poesía…
    Seguramente, mejor nos iría.

    Justi, la coincidencia, hace que quiera compartir contigo unos cuantos versos del poema que, casualmente, termino de poner en el nuevo post que aparecerá en breve…
    No son míos, qué más quisiera… Son de la “Oda al aire” de Pablo Neruda:

    ….

    No, aire,
    no te vendas,
    que no te canalicen,
    que no te entuben,
    que no te encajen
    ni te compriman,
    que no te hagan tabletas,
    que no te metan en una botella,
    cuidado!

    Llámame
    cuando me necesites,
    yo soy el poeta hijo
    de pobres, padre, tío,
    primo, hermano carnal
    y concuñado
    de los pobres, de todos,
    de mi patria
    y de las otras,

    de los pobres que viven junto al río,
    y de los que en la altura
    de la vertical cordillera
    pican piedra,
    clavan tablas,
    cosen ropa,
    cortan leña,
    muelen tierra,

    Siempre que leo la palabra “poesía”, me vienen a la memoria otros conocidos e inolvidables versos (que no me he resistido a ponerte…)

    ¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
    En mi pupila tu pupila azul.
    ¡Qué es poesía!
    ¿Y tú me lo preguntas?
    Poesía eres tú.

    Besos de primavera, poeta.
    Pilar

    • 22 marzo 2012 en 00:00

      Oh Pilar… gracias por los versos del siempre Neruda,
      pero sobre todo por tus palabras.
      Con calma pasaré por tu terraza lírica y me detendré en tu escrito.
      Es bueno esto de saludarnos dejando unas palabras en el buzón de los blogs.
      Y como estamos de poetas, seguiremos con los contemporáneos,
      en este caso un poema de Ada Salas (n. en 1965, Cáceres, y que enseña en la Universidad
      a escuchar el silencio a través de la palabra).

      “El frío ha convocado a la ceniza.
      No es oro el amarillo que pone sobre el cielo
      un rictus lívido.
      Nos tirita la lengua.

      Y sin embargo anduve miles de millones
      para llegar aquí
      y quitarme una a una la piel de los zapatos
      los jirones de ropa (no, perdón, dije sombra)

      hasta quedarme en hueso

      en palabras que suenen
      como suena la caña
      de los huesos
      cuando silba por ellos la verdad
      de la sangre.

      Asomada al balcón
      veo un vuelo de imágenes
      (una urraca un vencejo una cotorra
      -¿qué hace aquí un cotorra?-).
      Un poco a mi derecha apenas
      perceptible (describir para qué, ada, ada,
      sólo el ruido conmueve) veo cómo se anuncia
      (no describo pues hago ruido)
      -y a pesar de la terca sequía- crece
      en el talud
      la hierba.”

      Un beso

  4. 7 antonio fernandez
    22 marzo 2012 en 00:00

    (Dejo este comentario por Antonio Fernandez Lopez,
    que según me dices no has podido poner…
    cosas que pasan a veces en la virtualidad por donde nos movemos)

    Me encanta encontrate entre las personas que comentan mis textos o que deciden intercambiar comentarios conmigo, Justi.
    Siempre te encuentro con ganas de contar lo que pasa,
    de penetrar en las secuencias que están en el aire.
    Hoy se trata de la poesía y mañana será cualquier otra cosa,
    pero siempre te veo con ganas de detenerte en determinadas puertas y desentrañas lo que acontece en determinados interiores.
    Yo me estimulo leyéndote y te respondo con gana y con gusto.
    Espero que este intercambio se prolongue en el tiempo y que pase por muchas secuencias vitales que logremos transmitirnos.
    Un fuerte abrazo

    ANTONIO FERNANDEZ LOPEZ

    • 22 marzo 2012 en 00:00

      Hola, amigo Antonio ,
      ya ves que he puesto yo aquí tus palabras, en los comentarios,
      donde debe estar,
      como un árbol ha de estar en el camino para dar sombra a los caminantes
      y refugio a los pájaros que vuelan y vuelan y necesitan descanso.
      No sé porqué motivo no te lo habrá dejado colgar. No tiene importancia, misterios más hondos hay,
      y tampoco intentamos aclararlos.
      Un abrazo,
      y que nunca nos falten palabras y acontecimientos, aunque sean literarios, para saludarnos.
      Y ya que va de poesía,
      te dejo un poema del Granadino Luis García Monter , poeta contemporáneo y que sin duda conocerás,
      y del que me compré su libro POESÍA que abarca desde 1980-2005.
      No todo va a ser siempre ir a los textos de los mismos por buenos que sean….

      “Nunca sé despedirme de tí, siempre me quedo
      con el frío de alguna palabra que no he dicho,
      con un malentendido que temer,
      ese hueco de torpe inexistencia
      que a veces, gota a gota, se convierte
      en desesperación.

      Nunca se despedirme de tí, porque no soy
      el viajero que cruza por la gente,
      el que va de aeropuerto en aeropuerto
      o el que mira los coches, en dirección contraria,
      corriendo a la ciudad
      en la que acabas de quedarte.

      Nunca sé despedirme, porque soy
      un ciego que tantea por el túnel
      de tu mano y tus labios cuando dicen adiós,
      un ciego que tropieza con los malentendidos
      y con esas palabras
      que no saben pronunciar.

      Extrañado de amor,
      nunca puedo alejarme de todo lo que eres.
      En un hueco de torpe inexistencia,
      me voy de mí
      camino a la nada.”

      Me gusta este poema, hasta podía ser también dedicado a la poesía.
      Un abrazo
      Justi

  5. 22 marzo 2012 en 00:00

    poesía, felíz día.
    feliz, porque nos da vida…
    nos da luz…
    y alegría.

    • 22 marzo 2012 en 00:00

      Pues sí, Montse,
      poesía es todo lo que vivimos y sentimos,
      y todo aquello que nos lo hace sentir.
      Con el sentimiento poético
      vemos y recorremos caminos nuevos
      como siguiendo el vuelo del ave,
      como nos dice Ada Salas en este breve poema:

      Sólo El Ave…

      “Sólo el ave conoce
      los exactos perfiles.

      De sus ojos aprendo
      el universo troceado,
      el eterno poniente que oscurece
      las islas.

      Puedo ver la verdad:
      el lento claudicar del horizontes
      y su amarga
      caída.” (Ada Salas, poeta y profesora contemporánea).

      Un abrazo.

  6. 11 gloriainfinita
    28 marzo 2012 en 00:00

    Amigo, no quiere hoy la máquina recoger mis palabras. Voy a volver a intentarlo.
    Te decía que me gustaba especialmente este poema porque destila vida sentida, porque tiene caricias, denuncias, rabia, esperanza.
    Y también, que yo no sé cocinar poesía pero me apetece dejar aquí unos versos de Carlos Bousoño que me acompañan en estos días de pensar poco:

    Guerreaste en mar sedoso,
    te hiciste, te rehiciste,
    te creciste en el acoso,
    y, al luchar, te malheriste.

    Y luego, ¿qué es lo que queda?
    En la memoria cruel
    del lector, el verso aquel
    que hablaba de la seda…

    Y aquí sigue, tu prosaica amiga, esperando, paciente, que el mar se calme.

    Besos, amigo.

    • 12 justi
      28 marzo 2012 en 00:00

      Hola, Gloria,
      qué buen compañero has cogido para tus ratos de pensar poco,
      Carlos Bousoño, asturiano, de la Real Academia Española.
      Ya viene bien que dejemos aquí versos de esos poetas que normalmente pasan desapercibidos
      en los estantes de la Poesía Española.
      Deseo todo vaya mejor, que la primavera tras las lluvias haga florecer la tierra,
      y que programes viajes nuevos de esos que tú haces y nos dejas el sendero en tu blog.
      Añado una poema más de Carlos Bousoño:

      “Reloj de arena.

      Un diálogo consigo mismo es lo que consigue el hombre
      al atardecer,
      contemplando el reloj de la arena que cae.
      Un monólogo, una susurrante confidencia,
      un murmullo apenas inteligible donde se desmorona el
      pasado
      continuamente, perezosamente deleznable, con lentitud
      cruel, con perversa demora.

      Cae la arena despacio por el diminuto agujero,
      el esplendor de la vasta mañana.
      La luz del sol, indolente, infinita, cae.
      Cae el amor, desolado, indirecto.

      La atroz verdad convertida en sí misma,
      la enormidad de una pequeña causa,
      por el conducto mínimo,
      inverosímilmente.
      El horizonte interminable, la playa desierta.

      Sobre mí que medito en la sombra
      va cayendo muy leve, pausada
      lluvia imperceptible:
      una lluvia lenta de polvo exquisito
      que con tacto y sutil cortesía
      pone extraño, enigmático el mundo.
      Polvo gris donde había otra cosa,
      tan pequeña, y aún la sigues pidiendo.
      Donde había una mano, una rosa.”

      También besos para ti, Gloria,
      con nuestros deseos que te recuperes pronto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

sistema floral

4003745107_a2b2cac529

4003745281_31a660479b

4003745451_1947a8c1b2

Más fotos

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
marzo 2012
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

autor JUSTI


A %d blogueros les gusta esto: