18
Jul
10

Serrat canta a Miguel Hernández en su centenario

Ay!, hijo soy del  ay,
sucias rachas tumban todas
las cometas que levanto.

Ay!, dirá, solo, mi huerto;
¡Ay!, llorarán mis hermanos;
¡Ay!, gritarán mis amigos… ( Miguel Hernández)

Noche de gala, de sentimiento, en el Grec barcelonés. 

Serrat volvía a casa, a su barrio que le vió nacer y,   aunque fuera con un espectáculo muy especial,  su público, sus vecinos, sus amigos admiradores estábamos allí para celebrarlo, como un acontecimiento largamente esperado y deseado.

Serrat inició esa  noche del 5 de Julio el  primero de sus cinco recitales en el Teatre Grec de Barcelona, 

el aforo lleno y con el ambiente de las grandes ocasiones respirándose en los jardines del anfiteatro;

Flores abiertas, atardecer, el sol  ocultándose tras el Palacio Nacional de Montjüic. 

 

 Público joven y maduro, más maduro que joven, y algún niño con sus mayores, todos con cara de expectación. El motivo de la asistencia bien lo merecía: los versos de  Miguel Hernández en la voz de Serrat.

Esta es mi crónica: en realidad son como tres posts, tres textos abrazados.

 1.Serrat, 

2.Vida y obra de Miguel Hernández, 

3. Crónica de un espectáculo en una noche mágica 

 

1.SERRAT 

 Serrat… ¿qué te puedo decir de Serrat que no sepas?  Ha vivido los mismos años en que hemos y estamos viviendo

personas de su misma o similar edad. Con sus canciones hemos crecido:

con sus mismos deseos,

frustraciones,

ilusiones de una época que intentamos superar, época  franquista.

Bueno, mejor dejemos que él se nos presente: 

“Nací a finales del 43, en Barcelona, barrio de Poble Sec _Pueblo Seco_ de padre catalán y madre aragonesa, un charnego, un mestizo que en mi caso no heredó ni la prudencia sensata  catalana ni la recidumbre  aragonesa, pero que de manera natural me eduqué en la comprensión de la diversidad y de la tolerancia de lo distinto. 

…Mi padre trabajaba en la Compañía del Gas…era un manitas. Mi madre, Ángeles, además de llevar la casa ayudaba al presupuesto familiar cosiendo pijamas mientras escuchaba  las radionovelas de la tarde. 

A los 20 días de nacer nos instalamos en la C/ Poeta Cabañes, una cuesta con nombre de poeta que engalana una fuente donde abrevan los pájaros y los perros”. La calle acaba en un graderío de piedra tras el que empieza la montaña.

El actual nombre de la calle es poeta  Manuel Cabanyes, pero este no era el nombre original. Su nombre primero era Francisco  Cabanyes,  capitán rebelde catalanista de los Miquelets, siglo XVII, una milicia paramilitar reclutada por la corona de Aragón para reforzar al ejército regular. Este comandante se hizo popular por frenar las tropas invasoras del rey castellano Felipe IV en la batalla de Montjuïc  durante la Guerra dels Segadors el 26 de enero de 1641. 
El calificativo de poeta se añadió al nombre de la calle en 1949 en plena dictadura franquista, de modo que un patriota catalán quedaba anulado y sustituido por un poeta  prerrománico de mismo apellido llamado  Manuel de Cabanyes y que no tenía connotaciones catalanistas.
Así pues,  en realidad la calle de Serrat,  reivindica a un patriota catalán y a la lucha de los Miquelets y no un poeta como dice el letrero hoy en día. 

“Entonces, como ahora, el Pueblo Seco es un barrio obrero de Barcelona, un barrio que se recuesta en la falda de la montaña, en cuyas laderas plantaron sus chabolas gentes del Sur, y lo cambiaron con sus costumbres, sus músicas, su acento y su manera de entender la vida y amar… Entonces era un  puñado de casas modestas no lejos del Puerto,  no lejos del barrio chino, junto al Paralelo Barcelonés, paseo del Music  Hall de la Barcelona de entonces,  mi calle era como un patio abierto donde jugábamos al salir de la escuela y en cuyas aceras nos sentábamos a merendar y a contarnos historias. Allí  aprendimos lo que no enseñaban  los maestros ni nos contaban en casa… 

En mi calle como en mi casa se hablaba catalán y castellano de manera natural. No así en la escuela, prensa y radio donde sólo existía el idioma y el pensamiento oficial: castellano, naturalmente. 

Eran años de escasez; años de vencedores y vencidos.  Enseguida me enteré de que éramos de los que perdieron la guerra, guerra que dejó llenas las casas de fantasmas, fantasmas que nos han perseguido toda la vida. 

No lo había dicho, pero me llamo Joan Manuel, en memoria de la abuela Juana y el abuelo Manuel, padres de mi madre, asesinados por los franquistas”. 

En Barcelona, el barrio de Serrat atrae por su estampa popular y sus buenos restaurantes.

 El barrio se encuentra sobre las laderas del Montjuic, al sur de la avenida Paralel y a pocos minutos de caminata desde las famosas Ramblas. En sus callejuelas de aires napolitanos conviven diferentes colectividades de inmigrantes -sobre todo latinos- y desde hace algún tiempo han comenzado a instalarse excelentes restaurantes,  que combinados con las antiguas tascas del barrio, han convertidoa Poble Sec en uno de los nuevos polos gastronómicos de Barcelona. 

 Y así crecí:

“Bajo un cerezo en flor 

murmullo de abejas, 

y murmullo de mar. 

Bajo un cerezo en flor 

murmullo de abejas 

que me adormeció” 

Este es el Serrat, cantautor, que presentó esta noche su espectáculo  “Hijo de la luz y de la sombra”,  en un escenario a pocos pasos de donde vivió su infancia, el Serrat que vuelve  casi 40 años después para poner música y voz a los poemas de Miguel Hernández en el año en que se celebra el centenario de su nacimiento. Si Serrat ya entonces convirtió en legado musical piezas como ‘La Nana de la cebolla’ o ‘Para la libertad’, 
ahora vuelve a poner música a otros poemas del poeta de Orihuela, muerto en una prisión franquista, en 1942… 
 
  
  
2.MIGUEL HERNANDEZ, vida y obra: 
   
Toda su vida se convirtió en una aventura lírica de gran riqueza y de sorprendente evolución.  Desde edad muy temprana todo lo aprendía… 
Admirado por el juego barroco de Góngora y de los gongoristas de su tiempo -Alberti, Diego…-, escribió el cuadro multicolor de ‘Perito en lunas’.  
Deslumbrado por la belleza bucólica de Garcilaso, por su “dolorido sentir”, y por “las furias y penas” de Quevedo, escribió
‘El rayo que no cesa’.  
Emocionado por la simbología ascética y conceptual de Calderón, escribió ‘Quién te ha visto y quién te ve’. 
Turbado por el reflejo del surrealismo y su libertad asociativa, escribió poemas como ‘Mi sangre es un camino’, ‘Sino sangriento’, las odas a Neruda y Aleixandre y algunos otros poemas.
 
 
 
Y dolido por el heroísmo popular, escribió ‘Viento del pueblo’.  
Y ya,  amargamente sorprendido por  la miseria de los comportamientos humanos, escribió ‘El hombre acecha’ y ‘Cancionero y romancero de ausencias’.
La presencia de Miguel Hernández en el panorama de la poesía española es importante, tanto por su propio valor como por sus relaciones de época. Aparece en un momento brillante: cuando la famosa Generación del 27 está mostrando su obra más representativa. 
 Participa también de la Generación del 36, de su corriente social inspirada en los movimientos obreros y reivindicativos, línea en la que Miguel se encuentra particularmente atraído en cuanto que lleva dentro un innato sentido de la justicia y un vehemente amor al pueblo.  
La guerra civil, que irrumpe aquel verano del 36 trastornando toda la sociedad española, situará a Miguel en el centro de un importante movimiento de poesía comprometida con la situación. Entusiasta y vitalista por naturaleza, no podía Miguel librar su poesía de las amargas circunstancias concitadas contra él y contra los suyos. 
 
Víctima a lo largo de su vivir de tantas injusticias, se convierte en el más grave cantor de esas tres terribles ausencias que son la guerra, la cárcel y la muerte. Joya de la poesía del amor herido tanto como de la poesía del aherrojamiento, su última producción lo convierte en uno de los más altos poetas españoles de todos los tiempos. 
Por otra parte, la obra hernandiana de esos últimos años abrió caminos para la poesía de posguerra. Intensa producción hernandiana la de 1938 a 1940, buena parte escrita desde la cárcel, que se proyecta hacia los jóvenes salidos de la contienda, sin duda desorientados y confusos, sin maestros y algunos hasta casi sin piernas ni voz. 
  
3. EL ESPECTÁCULO. la noche que escuché cantar a Serrat los versos de Miguel Hernández 
HIJO DE LA LUZ Y DE LA SOMBRA, (crónica de una emoción) 
.

 Días antes a esa noche del 5 de julio 2010, leyendo  la Vanguardia me entero que Serrat actuaba en el Grec. Rápido aparqué otras tareas y pronto reservé para  poder  estar allí sentado en primera fila para escuchar los versos musicados del Poeta.  

Y llegó  la tan esperada tarde del 5 de Julio. Me acerqué con tiempo al Grec.

Estaban ya los pasillos de los jardines  llenos de gente, esperando el momento de bajar al anfiteatro. Una cinta y guardias de seguridad impiden todavía el paso. El ya  ensaya abajo, en el foso, en el escenario natural de  piedra,  

hay cámaras,  hay gente que se saluda, 

yo voy sólo, agarrado a mis emociones

. 

El Teatre Grec (Teatro Griego en castellano) de Barcelona , es un teatro al aire libre situado en la montaña de Montjuïc.  

A pesar de su nombre, no se trata de una construcción realizada por los antiguos griegos. 

Fue diseñado y construido el año 1929 con motivo de la Exposición Internacional de Barcelona por el arquitecto Ramon Reventós y Nicolau Maria Rubió i Tudurí, que se inspiró en la planta del teatro de Epidauro.  

Se ubicó en una antigua cantera de la montaña, con lo cual la pared cortada de piedra sirve como escena del teatro… 

Mientras espero, desde arriba, entre los huecos que deja la  arboleda, contemplo los atriles con las partituras de las canciones que

luego han de tocar los músicos. Son seis .  

En el cielo esa noche apunta una luna  alta, rodeada de luces, alta arboleda y altas palmeras

Cambia la  luz escénica,  escucho y miro desde  los jardines  cómo ensayan y comentan entre ellos.

Prueba el micro Serrat…

y se oye machacón el: uno-dos, uno-dos, probando el sonido del recinto.  Es la primera gala.  Todo ha de salir bien.

Y ya nos dejan pasar… 

Las aglomeraciones y el puesta a punto del primer día, han retrasado el inicio unos minutos. 

Fila 8, asiento 19 del Area A. Buen lugar,  frente al escenario. Ese es mi sitio.

Teatro al aire libre, brisa de mar cercana.

Buen proyecto artístico el que se observa sobre el escenario. 

  

Empezó  el recital.  De pronto, un anuncio audiovisual Ayuntamiento de Elche ocupa la pantalla triple que cierra por detrás de esta cantera-escenario. 

Y enseguida las primeras palabras recitadas en off de  “Tres heridas” rompen el silencio creado tras la publicidad.  Es la voz de Serrat que aparece segundos después, a mitad del poema , vestimenta oscura, con la guitarra entre brazos.

El abarrotado anfiteatro saludó al cantautor con una ovación calurosa. Y todo ya fue una continua emoción. 

La primera canción  es una delicia: 

Me llamo barro aunque Miguel me llame.
Barro es mi profesión y mi destino
que mancha con su lengua cuanto lame. 

Soy un triste instrumento del camino.
Soy una lengua dulcemente infame
a los pies que idolatro desplegada. 

Un poco más y me dan ganas de recitar con él los versos que conozco.  

Yo también soy admirador de Miguel Hernández y su poesía está humildemente presente en mi vida y escritorio, en mi blog.

Así que la sesión se convierte en todo un placer.  

Serrat anuncia que sólo cantaría canciones de Miguel Hernández. Un gran y espontáneo “¡Oh!..” brotó del auditorio.

…Y que no habrá bises,  lo que él llamó espectáculo  “cerrado”.

Y verso a verso, cantados, Serrat  nos va haciendo sentir cómodos, cómplices,  como si fuéramos sus amigos de infancia

de su calle  muy cercana  Poeta Cabañes. 

El recital es un compendio de poemas de Miguel Hernández musicados por Joan Manuel, diferente  al que ya hizo en el 1972.

Serrat nos coge de la mano, nos aprieta el sentimiento  y nos pone con su voz delante de la poesía,   siempre vigente, de un poeta de Orihuela nacido hace cien años. Las palabras de Hernández vuelven a resonar, 38 años después en la voz de Serrat, esta vez en un foso, en un anfiteatro que había sido una cantera, Y vuelve a emocionarnos.. .

Los arreglos musicales acompañan excelentemente los poemas,  nos contagian con el mejor sonido.

Y así, durante más de 90 minutos desfilaron una veintena de temas extraídos de los dos discos que ha dedicado a Hernández. Los de Hijo de la luz y de la sombra, y alguno del álbum de 1974. 

Y la noche en la montaña de Montjüic se llenó  de canciones… la noche de las palabras.

 Cada tema, acompañado de una filmación original. La intensa relación entre palabra, música e imagen fue una de las cosas más destacadas del recital. La otra, el calor de las respuestas del público. Cuando cantó PARA LA LIBERTAD se llevó la gran ovación de la velada.

Y así fueron trascurriendo las dos horas que duró el recital, un recorrido por la poesía y la vida del poeta, desde los versos de la infancia y la amistad -‘Del ay al ay por el ay’ y ‘Dale que dale’- hasta las poesías de la guerra, la cárcel y la muerte -‘El rayo que no cesa’, ‘El mundo de los demás’- 

Era la noche de Miguel Hernández, y el cantautor quiso que triunfara la palabra por encima  de todo. Nadie le pidió el Mediterráneo ni las  otras canciones emblemáticas de su repertorio musical. Era noche en exclusiva  para el Poeta de Orihuela.

3  pantallas  seguían proyectando imágenes relacionadas con el texto que Serrat iba cantando. 

Imágenes impactantes de videos de nuestros mejores cineastas del momento:

Imágenes de hambre, necesidad, escenas de guerra, de espera, de ilusión,

personajes de la dictadura,

de la siempre esperanza de los que sueñan.

Imágenes que son tambén de algún modo los sentimientos de los que leemos su poesía.

Sentimientos de una época y vida que le duele al poeta.

Imágenes así son las que van apareciendo entre canciones,

algunas se ve en mis fotos que acompañan este texto.

   

 Estos son los títulos de  las canciones  

1. Uno de aquellos
2. Del ay al ay por el ay
3. Canción del esposo soldado
4. La palmera levantina
5. El mundo de los demás
6. Dale que dale – con Miguel Poveda
7. Cerca del agua
8. El hambre
9. Tus cartas son un vino
10. Si me matan, bueno… (genial)
11. Las abarcas desiertas
12. Solo quien ama vuela
13. Hijo de la luz y de la sombra, (hermosa canción que da título al espectáculo). 

Y estos son algunos de los versos  que cantó esta noche:

EL NIÑO JUNTERO 

Carne de yugo, ha nacido
más humillado que bello,
con el cuello perseguido
por el yugo para el cuello. 

Nace, como la herramienta,
a los golpes destinado,
de una tierra descontenta
y un insatisfecho arado. 

Entre estiércol puro y vivo 

de vacas, trae a la vida
un alma color de olivo
vieja ya y encallecida. 

DEL AY AY AY… 

Ay, hijo soy del ay,
Hijo soy del ay, mi hijo,
Hijo de su padre amargo.

Ay, hijo soy del ay,
En un ay fui concebido
Y en un ay fui engendrado.

Del ay al ay por el ay,
Iba la pobre ¡ay, qué peso!
Con mi bulto suspirando.

¡Ay, que voy a malparir!
¡Ay, que voy a malograrlo!
¡Ay, que me apetece esto!
¡Ay, que aquello será malo!
¡Ay, que me duele la madre!
¡Ay, que no puedo llevarlo!
¡Ay, que se me rompe él dentro,
Ay, que él afuera! ¡Ay, que paro!
En un ay nací: en un ay
Y en un ay, ¡ay! fui criado.

CERCA DEL AGUA 

Cerca del agua te quiero llevar
Porque tu arrullo trascienda del mar.

Cerca del agua
Cerca del agua
Cerca del agua te quiero llevar

Cerca del agua te quiero tener
Porque te aliente su vívido ser.

EL HAMBRE 

Tened presente el hambre: recordad su pasado
Turbio de capataces que pagaban en plomo.
Aquel jornal al precio de la sangre cobrado,
Con yugos en el alma, con golpes en el lomo.

El hambre es el primero de los conocimientos:
Tener hambre es la cosa primera que se aprende.
Y la ferocidad de nuestros sentimientos,
Allá donde el estómago se origina, se enciende.

El hambre…
Tened presente el hambre.
Tened presente el hambre.
El hambre…

 

ERES LA NOCHE 

Eres la noche, esposa: la noche en el instante
mayor de su potencia lunar y femenina.
Eres la medianoche: la sombra culminante
donde culmina el sueño, donde el amor culmina.

Daré sobre tu cuerpo cuando la noche arroje
su avaricioso anhelo de imán y poderío.
Un astral sentimiento febril me sobrecoge,
incendia mi osamenta con un escalofrío.

 

LA PALMERA LEVANTINA 

La columna que camina.
La palmera… la palmera…

La palmera levantina,
La que otea la marina,
La mediterránea era.

La que atrapa la primera
Ráfaga de primavera
La primera golondrina.

LAS ABARCAS DESIERTAS 

Por el cinco de enero,
Cada enero ponía
Mi calzado cabrero
A la ventana fría.

Y encontraban los días,
Que derriban las puertas,
Mis abarcas vacías,
Mis abarcas desiertas.

Nunca tuve zapatos,
Ni trajes, ni palabras:
Siempre tuve regatos,
Siempre penas y cabras.

Ningún rey coronado
Tuvo pie, tuvo gana
Para ver el calzado
De mi pobre ventana.

SI ME MATAN, BUENO! 

Ante la vida, sereno
Ante la vida, sereno
Y ante la muerte, mayor;
Si me matan, bueno:
Si me matan, bueno:
Si vivo, mejor.

No soy la flor del centeno
No soy la flor del centeno
Que tiembla al viento menor.
Si me matan bueno:
Si vivo, mejor.

SÓLO QUIEN AMA VUELA 

Sólo quien ama vuela.
Sólo quien ama vuela.

Amar… Pero ¿quién ama?
Volar… Pero ¿quién vuela?
Pero ¿quién ama?
Pero ¿quién vuela?
Sólo quien ama vuela.
Sólo quien ama vuela.

TUS CARTAS SON UN VINO 

Tus cartas son un vino
Que me trastorna y son
El único alimento para mi corazón.

Desde que estoy ausente
No sé sino soñar,
Igual que el mar tu cuerpo,
Amargo igual que el mar.

Tus cartas apaciento
Metido en un rincón
Y por redil y hierba
Les doy mi corazón.

UNO DE AQUELLOS 

Si hay hombres que contienen un alma sin fronteras,
una esparcida frente de mundiales cabellos,
cubierta de horizontes, barcos y cordilleras,
con arena y con nieve, tú eres uno de aquellos.

Uno de aquellos
Uno de aquellos
Si hay hombres que contienen un alma sin fronteras,
tú eres uno de aquellos
tú eres uno de aquellos
Las patrias te llamaron con todas sus banderas.

***

A las 12 de la noche menos 12 minutos, acaba el recital,

Al final, nos  lo dijo: estaba satisfecho de poder cantar durante cinco días en Barcelona: ‘Voy a comer cada día a casa y duermo en mi cama. Es maravilloso- bromeó- contento y tierno a la vez.  A pocos pasos está la calle,  está su casa familiar de la  infancia. Aún escucharía gritos de niños jugando…

Sabe que se le quiere:

“Que seáis felices …como me lo deseáis a mi” -dijo con agradecimiento-

 Serrat continuará con la gira por otros escenarios para poner  el punto final en Orihuela (Alicante), el 30 de octubre, justo en el aniversario de la muerte del poeta. 

A pesar de la insistencia del público, Serrat ofreció un solo bis. Lo había dicho al comienzo. Se lo respetamos.

Así fue la noche, así la he contado, tal como la viví: la noche   que también yo canté en silencio  con la voz de yn  muy motivado  Serrat 

los versos dolientes de Miguel Hernández. Gran poeta. Gran hombre.

Uno de los espectáculos  más entrañables a los que he asistido. 

  

 Cuando la sesión terminó, y caminábamos lentamente por la gradería con la luz de la luna dorando las piedras,  escuchaba las exaltadas palabras  típicas tras las actuaciones: 

–         estoy emocionada, decía una mujer de blusa roja 

–         Pues yo a él lo ví esta tarde  cuando entraba, lo saludé y me dio dos besos – decía otra  señora de pelo corto y color castaño, blusa negra- (Los dos colores que se  han dibujado en el escenario, rojo y negro) 

–     Se ha repuesto muy pronto de su enfermedad. Ha cantado maravillosamente bien -decía un señor-

-Pues mi hermana no ha venido porque está en Tarragona  con las niñas -decía otra de al lado-. Mirará de ir cuando actúe en alguna población cercana… 

 Y  así, comentando y comentando la gente va superando las escalinatas, muchas escalinatas desde el Grec  hacia el Paseo de Montjüic que se llena de transeúntes, de  poetas que en la calle sienten y tararean los versos recién cantados por el cantautor.

 ¡Gracias, Serrat! 

 !Por siempre Miguel Hernández!

“Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme, paloma,
que yo te escribiré.”



.
 Texto de Justi . Las fotos del espectáculo y  entorno de la casa donde vivió Serrat también son mías.

 

Anuncios

25 Responses to “Serrat canta a Miguel Hernández en su centenario”


  1. 18 julio 2010 en 00:00

    Desde hace mucho tiempo soy seguidor de Serrat, tuve la oportunidad de verlo en directo y es algo maravilloso. Su forma de interpretar, sus letras y su música…todo es un espectáculo digno de ser disfrutado. Tiene, además, una personalidad atractiva, nada afectada. Y es que Serrat es mucho Serrat.
    Un abrazo, Justi.

    • 2 justi
      18 julio 2010 en 00:00

      Pues sí, Fernando,
      Serrat es mucho Serrat
      y el verso de Miguel Hernández es un verso que no muere.
      Imagínate a los dos en armonía, al cantaautor que pone la voz y la guitarra,
      y al poeta que pone el verso. Y todo en un bien preparado escenario, ambiente musical
      para recordar.
      Precioso! Si tienes oportunidad, a ti que te agrada Serrat, no te pierdas este verano
      el acercarte a escucharles.
      Un abrazo.

  2. 3 ana rodrigo
    18 julio 2010 en 00:00

    Crónica de una emoción compartida, compartida contigo Justi, y compartida con las miles de personas que ya hayan visto o vayan a ver algo o bastante más que un espectáculo, como es el concierto de Serrat.

    A mediados de Abril salen a la venta las entradas para el 59 Festival Internacional de Música y Danza de Granada; el primer día y en pocas horas se agotan casi todas, especialmente las de mayor interés. Para el concierto de Serrat, entradas agotadas desde abril, de vez en cuando pasaba por la oficina de ventas, la respuesta siempre era la misma, no hay entradas.

    Día 14 de Julio, una serie de carambolas me llevan nuevamente a la oficina de ventas y pregunto si alguien había devuelto alguna entrada, “hay dos”. Pensé que me desmayaba de emoción. Se las bloqueo y a las once puede comprarlas.

    Diez y media de la noche, la noche granaina, teatro del Generalife, mi amiga Pilar y yo, nos disponemos a ocupar la fila 10, asientos 18 y 19, enfrente del escenario. El mismo rito que describes, Justi y que no voy a repetir. El silencio nos hace un hueco para la emoción de escuchar a Serrat, y Serrat se nos mete en ese hueco, y Miguel Hernández revive en la emoción con la que Serrat lo canta, y nos vemos envueltos en un halo mágico, y la emoción se masca en el ambiente, y el reloj se para, y el tiempo se acorta, y nos damos cuenta que se acaba, pero nos negamos a que esto sea así, pero Serrat nos había avisado, “concierto cerrado”, nos ofreció un bis del “Dale, que dale”, y. como si de una ceremonia espiritual-religiosa se tratase, los cientos de asistentes, en silencio, con la emoción a flor de piel, nos fuimos yendo tranquila y sosegadamente a nuestras casas, y la emoción siguió incrustada en el alma. No había asistido a un concierto, había asistido a algo único y diferente que nunca había vivido anteriormente.

    Miguel Hernández, sus vivencias hechas poemas, Serrat, identificado con el alma de M. Hernández, la música!, los músicos!, la iluminación!, la proyección de imágenes, qué imágenes!, el pianista!!!, la violinista!!!!, el teclista, el batería, los guitarras, uf!!, impresionante, muy impresionante….

    PD. “prohibido hacer fotos y grabaciones” nos advirtieron al comienzo del concierto. Justi, ¿cómo has podido conseguir estas fotos tan maravillosas del escenario y de Serrat. Enhorabuena!

    Y, finalmente, gracias por este magnífico reportaje(?), No se puede hacer mejor.

    • 4 justi
      18 julio 2010 en 00:00

      “Diez y media de la noche, la noche granaina, teatro del Generalife, mi amiga Pilar y yo, nos disponemos a ocupar la fila 10, asientos 18 y 19, enfrente del escenario. El mismo rito que describes, Justi y que no voy a repetir. El silencio nos hace un hueco para la emoción de escuchar a Serrat, y Serrat se nos mete en ese hueco, y Miguel Hernández revive en la emoción con la que Serrat lo canta…”
      Leo tu comentario, Ana,
      y en tus palabras he vuelto a vivir la emoción de la noche que describo en mi post. Gracias por comentarlo. Incomparable también, supongo pues no lo conozco, el teatro del Generalife, rodeado de jardines como el Grec de Barcelona, así me lo imagino.
      Me alegro de esa emoción compartida.
      “Me ha hecho poeta la vida…” Alguien debó ponerla en mi escritorio.Siempre está rodeado de palabras del poeta. Buena tarjeta de presentación. Me gusta esta frase del poeta en esa tarjeta que he puesto en el post.
      Creo que la vida nos hace a todos poetas, pero a veces la misma vida nos bloquea la palabra. Dejemos cauces para que el sentimiento de libertad, amor, humanidad, salga a nuestras vidas.
      “Prohibido hacer fotos…” jeje!…también nos lo dijeron… pero creo hicieron la vista gorda,
      pues los disparos digitales iluminaban la noche en el anfiteatro. Yo fui más discreto, las fotos las saqué sin luz para no interrumpir ni molestar a nadie. Estaba cerquita, en las primeras filas, y en el centro. Fotos y videos con sonido…algo he podido aprovechar de mi empeño.
      Un buen recuerdo que guardaré de la noche en que Serrat cantó a Miguel Hernández con motivo de su centenario.
      Lo recomiendo. !Qué buenos músicos! me sorprendieron también. En las fotos que coloco se observa su dedicación, aunque falte el sonido.

      Besos

  3. 5 Pilar
    18 julio 2010 en 00:00

    Justi, me he quedado sin palabras… Qué emocionante post(posts)…
    Hace dos o tres meses, escuché en la radio una entrevista que hacían a Serrat con motivo de este centario y conciertos que iba a dar… Recuerdo que pensé, ¡quién pudiera asistir al espectáculo!!… Veo que tú has sido uno de los privilegiados en asistir y con tu crónica, textos abrazados, compartes con nosotros aquellos, supongo, emocionates momentos que debiste pasar en el ‘teatre Grec’…

    GRACIAS,Justi, enhorabuena por este post… por dejarnos compartirlo, y poder así, casi, vivirlo ‘en directo’…
    Tus posts, textos-abrazados, son para visitarlos en varias ocasiones más y deleitarse y disfrutar con tus palabras, espectaculares fotos, vídeos y poemas de Miguel Hernández…

    ¡Qué bonitas palabras las que se leen en la tarjeta: “Me ha hecho poeta la vida”

    Besos y Abrazos, Justi.
    Pilar

    • 6 justi
      18 julio 2010 en 00:00

      “Nos ha hecho poetas la vida…”
      Gracias, Pilar,
      y a veces la vida nos poner cerca a los poetas,y poetas somos todos,
      en los blogs,
      en la calle,
      en los comentarios de los posts,
      y a veces en escenarios extraordinarios,c omo en esta ocasión en que Serrat vuelve a cantar al poeta del pueblo,
      y entonces sentimos todos la verdad y libertad que trasporta la poesía.
      No nos conocemos de cara y nos estamos hablando como viejos amigos de escuela. Y todo, gracias a la universalidad de internet. Que sepamos aprovecharnos de estas pantallas conectadas. Como lo hacemos ahora al calor de los versos del poeta muerto en las cárceles franquistas.
      Y no dudes en acercarte a verlo, si tienes oportunidad, pues anda recorriendo toda la geografía este verano
      con sus canciones hasta el 30 de Octubre que creo finaliza en Orihuela. Eso creo.
      A Serrat le vi ya fortalecido del cercano percance sufrido. Tiene voz para más y más conciertos… !for ever, Serrat y M. Hernández!
      Gracias por tus palabras.
      Un beso

  4. 7 gloriainfinita
    18 julio 2010 en 00:00

    Hola Justi… ¡ahí me has dado! el próximo martes iré a verle aquí, en Valencia, en la feria de julio, una amiga en común de la Comunidad vendrá también.
    Me gusta de siempre. El primer concierto que vi en directo fue precisamente de Serrat, creo que era el 73 y si esta vez me canta el “romance de Curro el Palmo” tendré que llorar por fuerza porque es una de mis favoritas y hace poco he perdido a un amigo que siempre me la cantaba.
    Besos.

    • 8 justi
      18 julio 2010 en 00:00

      Mil veces le pide
      – y mil veces que “nones” –
      de compartir sueños
      cama y macarrones.
      Le dice, burlona:
      ” Carita gitana,
      ¿Cómo hacer buen vino
      de una cepa enana?”

      Me alegra que vayas, que vayais, Gloria, a ver a Serrat. Una noche para recordar,
      y mejor acompañada por lo de compartir emociones y comentarios,
      a ver este concierto tan especial. Ya he leido tu invitaci’on por el blog.
      No esperes canciones de las de siempre de Serrat. Ya te lo advertirá al comienzo. Espectáculo “cerrado”, exclusivo para el Poeta Miguel Hernández.
      Te gustará, pero la noche gira en torno a los versos del Poeta.
      Una maravilla. Verás qué música,!qué músicos!cómo envuelven las versos de Miguel Hernández con la voz del noi del Poble Sec. Emoción.
      Ah! Espero los comentarios después de la actuaci’on.
      Hasta entonces.
      Besos

  5. 18 julio 2010 en 00:00

    Como bien dices,los versos de Miguel Hernández no mueren. Siempre es un placer leer su poesía clara.
    Un abrazo, Justi.

    • 10 justi
      18 julio 2010 en 00:00

      Leyendo estoy, de nuevo, amigo Fernando,
      el libro “MIGUEL HERNANDEZ. POEMAS” editado en el 73. Alguien me lo regaló, dedicado y todo, pero no soy capaz de reconocer la firma… !qué cosas arrastra el tiempo…!
      ! y me da pena no saber quien me lo regaló!
      justo estaba leyendo el poema EL SILBO DEL DALE: (el dale que dale que lo canta también en el espectáculo Serrat)

      “Dale al aspa, molino,
      hasta nevar el trigo.

      Dale a la piedra, agua,
      hasta ponerla mansa…”
      Un abrazo.

  6. 19 julio 2010 en 00:00

    Justi, con tu post, has hecho que crezcan aún más las ganas que ya tengo de rencontrarme con Serrat en el mismo escenario donde lo escuché en directo hace muchos años: els Jardins dels Vivers a València. Tus fotografías, textos y crónica me confirman los deseos y presentimientos: un espectáculo sentido donde la poesía será la reina de la noche estrellada. Además, según me cuenta Gloria, vendrá también Estrella que se encuentra por tierras valencianas y tendremos ocasión de conocernos en persona. Como ves, una noche completa. Después de un última dia de trabajo, vacaciones de verano con un comienzo de película.
    Un saludo cordial.

    • 12 justi
      19 julio 2010 en 00:00

      Hola, Francesc.
      “..Tengo un millar de versos escritos sin publicar..
      -Así le escribía Hernández a J.R. Jiménez, su ídolo poético, buscando recomendación en Madrid-
      El se sabe poeta y quiere dejar el ambiente cabrero de Orihuela
      “…En provincias leen poco los versos -seguía- y los que los leen no los entienden. Y heme aquí con un millar de versos que no sé qué hacer con ellos. A veces me digo que quemarlos tal vez fuera lo mejor. Soñador, como tantos, quiero ir a Madrid. Abandonaré las cabras y con el escaso cobre que puedan darme tomaré el tren para la Corte. ¿Podría usted, dulcísimo Juan Ramón, recibirme en su casa y leer lo que le lleve?”
      (No sé si Juan Ramón Jiménez contestó en esa ocasión a esa carta)
      pero sí sé que en ELS JARDINS DELS VIVER, Serrat os estará esperando
      amigos blogueros Francesc and Company para cantaros los mil versos que Miguel Hernández tenía para recitar en la casa del poeta J.R. Jiménez.
      Bonita, preciosa, manera de empezar tus vacaciones: música y poesía, y además de la buena. Me gustó la conjunción armónica y musical que llegan a formar los 6 músicos acompañando a Serrat. Apláudeles por mi…!Gracias!
      Y ya me gustaría estar en esa poética concentración de amigos amantes de los versos de Hernández…por lo que me dices ya sois tres. Con ganas vería el espectáculo de nuevo…
      Querré luego leer comentarios en vuestros blogs.
      E Invita, como buen valenciano, a una ronda de chufa, agua de Valencia, o cervecita fría, de mi parte, a esas amistades que te acompañan. La noche será cálida.
      !Feliz verano!
      Justi.

      • 22 julio 2010 en 00:00

        Cumplimos tus mandatos, amigo bloguero, y te echamos en falta; entrada tenías, que acabó Gloria regalándo una. La próxima te toca bajar hacia el sur, que tambien existe, como cantaba Serrat en otro de sus discos.
        La noche, el recital, la compañía… fue una verdadera gozada; no tuvimos la suerte de estar tan cerca como tu del escenario pero disfrutamos mucho; mañana dejo unas notas en el blog.
        Un fuerte abrazo.
        .
        RESPUESTA:
        Me alegro que vuestra velada musical, amigo Francesc,
        os resultara también extraordinaria. Juntar poesía y música es armonioso.
        Ya sé que el Sur existe, y sus poetas, y LAS LUNAS NUEVAS Y LLENAS. Y que la rosa de los vientos apunta a todas las direcciones.
        Espero poder reanudar viajes, ahora toca esperar en puerto…
        Pues qué alegría que alguien se encontrara entre las manos una entrada para la música de Serrat y el Poeta de forma altruista…
        Estaré atento a esas notas que dejarás.
        Un abrazo.
        Justi

        .

  7. 19 julio 2010 en 00:00

    Hola Justi, tocaste mi punto débil, SERRAT…para mi uno de nuestros cantautores-poeta, artista…cuyo nombre estará siempre, y así pasen los años, como nuestro máximo represante en el Olimpo de la música del S.XXI,…Serrat es irrepetible, nunca morirá…porque siempre vivirá con los que le hemos conocido y querido…

    Muy comprometido siempre políticamente, Serrat tiene el mérito de haber dado a conocer a “todo el mundo” , a personas sencillas, sin cultura…los poemas de nuestros grandes poetas, esos que fueron amordazados por la dictadura franquista y clarical…y de los que todavía quedan algunos jumentos sueltos… que aunque ahora lleven guante blanco seguirían vetando a Lorca,Machado, Neruda …o como está sucediendo actualmente a MIGUEL HERNÁNDEZ..

    Extraordinario y muy trabajado este recopilatorio-comentado sobre la vida y obra de Miguel Hernánez…utilizando como pretexto el concierto de Serrat en Barcelona y que me alegro enormemento hayas tenido la suerte de ver…Otro poeta del pueblo, aunque en el pueblo de Miguel Hernández con su avaros sobrinos al frente se estén luciendo…(poco se diferencia de la fascista sobrina de Lorca). Esos descendientes del poeta solo van a sacar tajada y dan el visto bueno a que los actos sean en Elche u Orihuela…según les paguen…

    Es para mi un poeta muy peculiar, sus poemas calan sobre todo cuando se interpretan como autobiográficos (que no lo son)…

    Esperemos que pronto sea anulada su condena de muerte (es surrealista que aún figure en nigún papel). Por lo pronto tenemos que alegrarnos y celebrar que por fin nuestras autoridades se hayan dado cuenta (o a lo mejor se han visto obligadas a reconocerlo) que Miguel Hernández también merece un lugar de honor en nuestra memoria histórica…

    Como ya dije en anterior ocasión mi poema favorito de Miguel Hernández es “Vientos del Pueblo”…como ese ninguno…aunque me gusten todos.

    Uno de sus más bellos poemas de amor

    Boca que arrastra mi boca:
    boca que me has arrastrado:
    boca que vienes de lejos
    a iluminarme de rayos.

    Alba que das a mis noches
    un resplandor rojo y blanco.
    Boca poblada de bocas:
    pájaro lleno de pájaros.
    Canción que vuelve las alas
    hacia arriba y hacia abajo.
    Muerte reducida a besos,
    a sed de morir despacio,
    das a la grama sangrante
    dos fúlgidos aletazos.
    El labio de arriba el cielo
    y la tierra el otro labio.

    Los bueyes doblan la frente,
    impotentemente mansa,
    delante de los castigos:
    los leones la levantan
    y al mismo tiempo castigan
    con su clamorosa zarpa.
    M.Hernández

  8. 15 justi
    19 julio 2010 en 00:00

    Gracias, Colombine, por tu presencia en este escenario de pantalla
    que hemos montado para rememorar los versos de M.Henández.
    Y como es propio en ti, vienes con toda tu sangrante sinceridad pregonando la dramática situación a la que han arrinconado a muchos de nuestros mejores y comprometidos poetas.
    Cito también a León Felipe, grande entre los grandes…
    Pero hoy hablamos del poeta de Orihuela. La guerra le sorprende en Madrid, y se incorpora al ejército:
    Lucha en las trincheras,
    lee versos a sus compañeros,
    y en cuanto puede viaja a Orihuela a ver a su novia Josefina,con la que se casa en plena guerra. Una luna de miel menguante…
    En el 38 nace y muere su primer hijo.
    ¿Porqué te cuento esto, Colombine? ya lo sabes, sí, este es el contexto y el entorno en donde
    escribe estos dos libros:VIENTO DEL PUEBLO Y EL HOMBE QUE ACECHA.
    Ambos libros cantan,
    y lloran,
    la lucha popular,
    el amor a su tierra, España republicana,
    el amor a Josefina,
    a su hijo…
    También para mi, Viento del Pueblo es un libro que me cala hondo…
    El final de la guerra le trajo un cúmulo de desdichas…hasta morir en la cárcel.
    Y, como bien dices, nadie se ha molestado en anular su condena…(vivir para ver)
    Siempre lo he dicho, los ejércitos franquistas no se fueron a los cuarteles, que están atrincherados en cualquier salón donde se ejerce el poder más bruto. Ahí tenemos el caso de Garzón, exiliado por querer levantar el censo de los asesinados que arrojaron a las cunetas…
    (Dejo este tema de Garzón, digno de un post que algo tengo ya en borrador)
    Y ya que hablamos de Viento del Pueblo, aquí dejo uno de los poemas que más me emociona:
    CANCIÓN DEL ESPOSO SOLDADO:

    “He poblado tu vientre de amor y sementera
    he prolongado el eco de sangre a que respondo
    y espero sobre el surco como el arado espera:
    he llegado hasta el fondo.

    Morena de altas torrres, alta luz y ojos altos,
    esposa de piel, gran trago de mi vida,
    tus pechos locos crecen hacia mi dando saltos
    de cierva concebida.

    Ya me parece que eres un cristal delicado,
    temo que te me rompas al mas leve tropiezo
    y a reforzar tus penas con mi piel de soldado
    fuera como el cerezo.

    Espejo de mi carne, sustento de mis alas,
    te doy vida en la muerte que me dan y no tomo.
    Mujer, mujer te quiero cercado por las balas,
    ansiado por el plomo.

    Sobre los ataúdes feroces en acecho,
    sobre los mismos muertos sin remedio y sin fosa
    te quiero, y te quisiera besar con todo el pecho
    hasta en el polvo, esposa.

    Cuando junto a los campos de combate te piensa
    mi frente que no enfría ni aplaca tu figura,
    te acercas hacia mí como una loca inmensa
    de hambrienta dentadura.

    Escríbeme a la lucha, siénteme en la trinchera:
    aquí con el fusil tu nombre evoco y fijo,
    y defiendo tu vientre de pobre que me espera,
    y defiendo tu hijo.

    Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado,
    envuelto en un clamor de victoria y guitarras,
    y dejaré a tu puerta mi vida de soldado
    sin colmillos ni garra.

    Es preciso matar para seguir viviendo.
    Un dia iré a la sombra de tu pelo lejano,
    y dormiré en la sábana de almidón y de estruendo
    cosida por tu mano.

    Tus piernas implacables al parto van derechas,
    y tu implacable boca de labios indomables,
    y ante mi soledad de explosiones y de brechas
    recorres un camino de besos implacables.

    Para el hijo será la paz que estoy forjando.
    Y al fin en océano de irremediables huesos
    tu corazón y el mío naufragarán, quedando
    una mujer y un hombre gastados por los besos.”

    uau! con este poema la lírica española llega a la entraña más humana.

    gracias por tus palabras, Colombine.
    Un beso

  9. 19 julio 2010 en 00:00

    Justi, te encuentro en esta casa y te he leido bastantes veces. Incluso te he dejado algo escrito, creo que sobre Saramago. Lo que pasa es que no soy muy experto en estos medios y me veo muy torpe manejando estos artilugios, pero ya ves como termino llegando a todo y claro que te sigo. En primer lugar te agradezco tus comentarios inquietos, prolíficos, curiosos, siempre poarticipativos, lo que hace pensar que, efectivamente, espero que nos consideremos buenos vecinos y que nos aportemos un poco de sal, de pimienta o de sabe Dios qué. Una amiga, Estrella, me pasó el enlace en el que se accede a tus comentarios sobre Serrat, sobre Miguel Hernández y sobre el concierto en el que uno canta al otro.
    Me parece hermoso lo que has hecho y te felicito por el esfuerzo realizado. Seguramente cualquiera de los dos lo merece, pero hay que tener las ganas, la paciencia y los datos para poder ponerlo en la luz, como tú has hecho y que cualquiera pueda acceder a echarle un vistazo.
    No dudes que te seguiré y procuraré responderte para que tu sepas que nos estamos comunicando.
    Recuerdo que vivía Franco cuando me compré las Obras Completas de Hernández. Me las guardaban debajo del mostrados de la librería Alarcón de Granada. Costaban un dineral y las editó LOSADA, de Buenos Aires, junto con las de Machado, Albertí, Neruda y otros. Es un volumen forrado en cuero rojo y lo conservo como oro en paño. Un beso.

    • 17 justi
      19 julio 2010 en 00:00

      Hola, Anferlopez,
      me alegro encontrarte por aquí, en este homenaje tan nuestro a dos admirados
      como son Serrat y Hernández.
      No me extraña guardes con sumo cuidado ese lujazo de edición de las Obras de Hernández.
      En aquella época de restricciones, también de lecturas, todas las bibliotecas y librerías tenían su “infiernillo” de obras protegidas y escondidas. Yo también era asiduo a bajar a esos infiernos. Y la verdad que sí, que su lectura calentaba el alma como tú en la librería que nos dices, Alarcón de Granada donde custodiaban “tu tesoro de letras”.
      Por aquí nos seguiremos leyendo y comentando. Yo antes publicaba en la Comunidad. Hasta que hice la mudanza para WordPres donde observo que tú también estás. Allí los posts largos que a veces he hecho me daban problemas de capacidad, por lo que tenía que trocearlos. Mejor aquí. De allí conservo los amigos que nos seguimos comentando.
      Y por lo que dices de la laboriosidad del post, te diré que cuando una cosa gusta se hace agradable el tiempo que se le dedica. Horas antes de publicarlo, aún estaba sacando fotos enla calle donde nació Serrat, Poeta Cabanyes. Dos fotos son de ese momento, la de la placa con el nombre de la calle, y la foto de la fuente, que es el final de la calle, empinada y que acaba en una escalinata ya en la montaña de Montjüic, cerca de donde actuó en el Teatre Grec de Barcelona.
      Gracias por tus palabras, poeta de Granada,
      y como este es un post de los versos de Hernández, aquí dejo uno más para degustación:

      SI NOSOTROS VIVIERAMOS:

      “Si nosotros viviéramos
      lo que la rosa, con su intensidad,
      el profundo perfume de los cuerpos
      sería mucho más.
      ¡Ay, breve vida intensa
      de un día de rosales secular,
      pasaste por la casa
      igual, igual, igual,
      que un meteoro herido, perfumado
      de hermosura y verdad.
      La huella que has dejado es un abismo
      con ruinas de rosal
      donde un perfume que no cesa hace
      que vayan nuestros cuerpos más allá.”
      Un abrazo,
      Justi.

  10. 18 Agueda
    20 julio 2010 en 00:00

    aysssssssssssssss..tendré que esperar hasta el 30 de octubre, para verle aquí en Orihuela, pueblo natal del poeta y que me pilla muy cerquita de casa. la canción Hijo de la luz y de la sombra es una preciosa y emotiva canción que el poeta le dedicó a su primer hijo, quien fallecía a los pocos meses de nacer….tu genial post es un homenaje a dos geniales personas…una que ya no está, Miguel, pero que nos dejó un maravilloso legado y otra a Serrat….cantante y poeta….un besito y felicidades por un maravilloso trabajo.

    • 19 justi
      22 julio 2010 en 00:00

      “Uno de los amigos de Federico y Rafael era el joven poeta Miguel Hernández. Yo lo conocí cuando llegaba en alpargatas y pantalón campesino de pana desde sus tierras de Orihuela, en donde había sido pastor de cabras. Miguel era tan campesino que llevaba un aura de tierra en torno a él…. Tenía una cara de terrón o de papa que se saca de entre las raíces y que conserva frescura subterránea…”.

      Así hablaba Neruda sobre Miguel Hernández, recién conocido en Madrid…
      Entre las raíces que habla Neruda, venía toda la savia de la tierra, el alma de un pueblo…las palabras de Miguel Hernández.

      Deseo, Águeda, que en Orihuela disfrutes de la música-poesía, gala final de la gira HIJO DE LA LUZ Y DE LA SOMBRA. Qué bien sonará la canción esa de las palmeras de Alicante…
      con sus siluetas reflejadas en las pantallas en su tierra de Orihuela…
      Ya contarás luego.
      Besos

  11. 20 gloriainfinita
    23 julio 2010 en 00:00

    Disfrutamos mucho en su concierto de Viveros, Justi, lagrimones incluidos cuanto cantó “el niño yuntero”. Solamente Miguel Hernández, ya avisó al principio de que no atendería otras peticiones y me gustó su voz, que sonaba fuerte y su sentido del humor, cuando, ante las peticiones de que continuara nos dijo “como dice ese filósofo universal, Bugs Bunny: esto es todo, muchachos”.
    Una alegría más, otra satisfacción para poner en la cuenta del “haber”.
    Abrazos y gracias por la parte que te toca al animar a todos tus amigos a asistir.

    • 21 justi
      24 julio 2010 en 00:00

      Me alegro os gustara, GLORIA,
      la unión de canción y poesía,
      Serrat declamando a Miguel Hernández.
      La puesta en escena es bella,
      armoniosos los arreglos musicales,
      y enternecedoras las proyecciones en la pantalla. Un conjunto excelente,
      palabras en versos derramadas,
      música…lagrimones en algún rostro, la emoción que duele…

      “¿Quién salvará a este chiquillo
      menor que un grano de avena?
      ¿De dónde saldrá el martillo
      verdugo de esta cadena?

      Que salga del corazón
      de los hombres jornaleros,
      que antes de ser hombres son
      y han sido niños yunteros.”

      Ciertamente que es una noche para recordar
      durante otras muchas noches,
      nunca habíamos visto la luna tan cerca,
      a ras del escenario,
      escuchando los versos y cantares
      del Hijo de la luz y de la noche.

      Gracias por tus impresiones, Gloria.
      Un beso

  12. 24 julio 2010 en 00:00

    ¡Qué precioso post! lo había leído ya, pero ahora después de haber tenido la ocasión de ver a Serrat en Valencia el día 20, se me hace mucho más cercano este post.

    La actuación fue también al aire libre, aunque no en un anfiteatro, como el que nos describes, sino en un escenario en unos jardines, con sillas que no eran numeradas, así que había una cola kilométrica para entrar.

    Fué muy emotivo… aplaudimos con ganas, Serrat con los poemas-canciones fue metiéndose al público en el bolsillo. Tras la canción de su anterior disco dedicado a Miguel Hernández, “Para la libertad”, la ovación fué muy larga y con todos en pie.

    Los músicos, como tú dices, me parecieron fantásticos, la iluminación también me gustó y los diferentes cortos que se emitían en la pantalla del fondo del escenario, estuvieron muy bien. La verdad es que me encantó, el tiempo se pasó volando y fue emocionante ver como la gente lo disfrutaba tanto. Y Serrat tanto cantando, como recitando le encontré muy bien.

    Gracias, Justi, porque con tus comentarios en el blog de Gloria y en el mío, nos animaste a ir y a las dos nos gustó muchísimo, tanto como a Francesc, otro amigo bloguero que me presentó Gloria allí. Así que, mil gracias…

    Y de Miguel Hernández, creo que tú, tanto en este post como en el otro que publicaste, nos has mostrado una semplanza muy completa y emotiva de él, así que todo lo que yo dijera sería abundar en lo que tú dices mucho mejor, así que mejor me callo.

    Un beso y gracias por los poemas que vas añadiendo…

    • 23 justi
      24 julio 2010 en 00:00

      Hola, Estrellar.
      Me ha gustado que también hayáis disfrutado del espectáculo que comento en este post.
      Y al aire libre también, en Valencia
      Y de Miguel Hernández, de sus sentimientos humanos desplegados en sus versos,
      todo lo que digamos de él será poco.
      Por eso, lo mejor es leerlo,
      interpretarlo,
      sentirlo
      y hasta llorarlo como Gloria…

      “Carne de yugo, ha nacido
      más humillado que bello,
      con el cuello perseguido
      por el yugo para el cuello.

      Nace, como la herramienta,
      a los golpes destinado,
      de una tierra descontenta
      y un insatisfecho arado.”

      Y la verdad que sí, que Serrat nos ha hecho un regalo este verano
      con esta gira tan bien preparada. Suerte la nuestra de poder asistir
      y aplaudirlos, al cantante, al Poeta, y a los músicos.

      “Entre estiércol puro y vivo
      de vacas, trae a la vida
      un alma color de olivo
      vieja ya y encallecida.

      Empieza a vivir, y empieza
      a morir de punta a punta
      levantando la corteza
      de su madre con la yunta.

      Empieza a sentir, y siente
      la vida como una guerra
      y a dar fatigosamente
      en los huesos de la tierra…” (del Niño Yuntero)

      Gracias por tus palabras
      que complementan las mías y demás comentaristas.
      Grande Serrat,
      y gran poeta de Orihuela, Hernández.
      Besos

  13. 24 Montse
    12 agosto 2010 en 00:00

    Hola justi¡¡¡me alegra saber de ti por tu página, y leerte…¡¡que bellos poemas de Miguel¡¡¡me emocinan¡¡¡
    yo, pasando unos dias en Premia de Mar, ahora estoy en barna, pues tengo que ver algunos amigos y amigas, luego me vuelvo a ir una semana a sant feliu de guixols, a un Balneario a reposar, mis cansadas y aventureras carnes…¡¡je,je y tú que tal? donde pasas las vacaciones?
    ya nos contarás seguro algo por el blog ¡¡¡ Un abrazo lleno, de poesia¡¡¡

    • 25 justi
      12 agosto 2010 en 00:00

      Hola Montse,
      me alegro de los destinos vacacionales que cuentas,
      que por no faltar no te falta ni los minerales del Balneario…!eso es beneficioso para la inquieta piel!
      yo, los minerales los cojo del agua de la ducha y de alguna piscina en la que me cuelo.
      Hay tantos veranos como personas. El mío es más casero,
      algún acercamiento a las playas olímpicas, alguna excursión a conocer nuestro legado cultural (en breve sacaré un post de esta salida, !atenta!) y a disfrutar del entorno.
      Algún día me crecerán las alas y entonces también haré destinos varios…
      En ello estamos.
      Abrazos poéticos, y la poesía que no decaiga ni en los calores de agosto…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

sistema floral

4003745107_a2b2cac529

4003745281_31a660479b

4003745451_1947a8c1b2

Más fotos

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
julio 2010
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

autor JUSTI


A %d blogueros les gusta esto: