29
Ene
10

¡QUÉ LEJOS DE CUALQUIER CASA …!

RESERVADO EL DERECHO AL CENSO, – de casas, ciudades, derechos-

(mi lectura, y otras lecturas)

*

¡Qué lejos estoy de cualquier casa!

Hace frío, y busco un tendedero, bien cubierto,

Para mi camisa mojada,

Para estos ojos llenos de mar, de azul y lejanía gris.

Y busco una goma de borrar para estos niños

para que borren esa raya de horizonte

Como esa línea de espuma que en la arena

Borró su dolorosa memoria.

Y busco para ellos un libro, censo o texto,

Que se llene de luces, de palabras,

De Juegos,

Y busco un viento entre nubes blancas,

que les arrastre tras un sueño…

Derecho a ser censado,

Como las cigüeñas, como el oso del Pirineo,

Una placa, un número, y ¡estáis salvados!

Como las golondrinas que en tránsito

Buscan nido bajo el alero…

Leo la prensa:

(Ruido de las siempre gritonas gaviotas

Levantando algarabía entre los acantilados parcelados,

Eslóganes electoralistas, estériles, extraños)

“No cabemos todos,

Visados,

Papeles, racional reparto

Mejor con orden y control”

Y todo… por un puñado de votos xenófobos.

Es invierno, yo soy un caminante, y sigo sobre la áspera luz de las miradas,

*

*

siempre caminando, sin raíces,

encrucijadas, sin direcciones ni papeles,

estrellas polares,

sin casa, sin censo,

descansando entre zarzas con pájaros y serpientes,

entre humanos de modales feroces,

deambulando por esas calles que al atardecer los colores se apagan,

a sentir el frío de nuevo en las espaldas

rodeando ciudades con letreros:

“Reservado el derecho de Admisión…”

No sé quién está equivocado, si él o yo…

Pero que nadie llegue a un municipio acotado,

Que no se le niegue una pizarra a un niño,

Ni dejemos abandonado al padre, a la madre,

entre la maleza de las hojas secas,

Que no haya caminantes, invisibles, en la fría mañana,

Que por sus manos de nuevo naveguen veleros,

Que cuando tengan hambre,

No tengan que decir

Llenos de piedras los pulmones:

“¡qué lejos estoy de cualquier casa!”

Ah! yo también tengo recuerdos en su mirada, yo vivo en una gran ciudad,

Entre multitudes,

yo también llegué, hace años ya,

pero en tren,

cuando los vagones eran de vieja madera,

otros han llegado en barcas, también de madera…

!que mala suerte no tener un padre rico,

qué mala jugada no tener un país en herencia

ni caballos ni derechos!

Por Justi.

*

*

A la orilla del agua

sin que nadie la viera

se murió mi esperanza

Federico García Lorca escribió estos versos para ponerlos en boca de un personaje heroico, Mariana Pineda, símbolo de la lucha por las libertades. )

*

(Testamento, de Neruda)

DEJO a los sindicatos
del cobre, del carbón y del salitre
mi casa junto al mar de Isla Negra.
Quiero que allí reposen los maltratados hijos
de mi patria, saqueada por hachas y traidores,
desbaratada en su sagrada sangre,
consumida en volcánicos harapos.

Quiero que al limpio amor que recorriera
mi dominio, descansen los cansados,
se sienten a mi mesa los oscuros,
duerman sobre mi cama los heridos.

Hermano, ésta es mi casa, entra en el mundo
de flor marina y piedra constelada
que levanté luchando en mi pobreza.
Aquí nació el sonido en mi ventana
como en una creciente caracola
y luego estableció sus latitudes
en mi desordenada geología.

Tu vienes de abrasados corredores,
de túneles mordidos por el odio,
por el salto sulfúrico del viento:
aquí tienes la paz que te destino,
agua y espacio de mi Oceanía.

*

*
ESCUCHAD EL EVANGELIO PORQUE NO REGRESARÁ

(Nick Cave)

Recibimos una llamada desde los bosques y bajamos hasta allí.

Soplaba un viento elocuente y cálido.

Buscábamos los secretos del Universo.

Acorralamos

A los demonios y les obligamos a revelarnos el significado de todo

Lo que conocíamos. Los atamos a los árboles y los destrozamos, uno a uno,

Y escribimos estas palabras en un pedazo de papel:

(mientras las leíamos, el sol apareció entre los árboles).

“Temed el Evangelio de Jesús “porque no regresará”

Regresamos a nuestro mundo y dejamos los bosques atrás.

Nuestros corazones cantaban con la sabiduría del amor.

Pero en algún lugar, de algún modo, perdimos el mensaje por el camino,

Y cuando llegamos, buscamos una casa donde pasar las noches.

Y compramos un coche que nunca usamos,

Y una jaula y dos pájaros cantores.

Y al atardecer, nos sentamos y nos ponemos a escuchar

A los canarios, porque se nos han acabado las palabras.

Ahora, de este lado del mar los ángulos de las estrellas son extraños

Y el sol y la luna se niegan a brillar.

Pero yo sigo recordando el mensaje en la mano de un demonio.

“Escuchad el Evangelio de Jesús, porque no regresará, no regresará”

*

*

(Anatevka. Norma Crane)

-“Por la falta de un papel nos echan fuera,

Pronto seré un extraño en otro lugar

-¿Qué es una casa? ¿O un árbol? ¿O una pala?

– Al fin y al cabo ¿qué tenemos aquí?

Un poco de esto, un poco de lo otro… Un puchero, una sartén, una mochila

Y un sueño.

-Bah!, esto no es más que un lugar…

Nuestros antepasados viajaron por muchísimos lugares,

Y de un día para otro…siempre caminaron.

-Quizá sea por eso por lo que el viajero lleva siempre puesto el sombrero-”

*

*

(todas las imágenes pertenecen al pintor-escultor Miguel Barceló)
Anuncios

20 Responses to “¡QUÉ LEJOS DE CUALQUIER CASA …!”


  1. 1 Agueda
    29 enero 2010 en 00:00

    Mi querido amigo: ojalá todo fuera como sueñas y dices….todo fuera de distinta forma..mil besitos

    • 2 justi
      29 enero 2010 en 00:00

      Hola Agueda,
      ojalá que no fueran sueños…
      Cuando el tema migratorio sale a palestra
      casi nunca destacamos los efectos beneficiosos de la emigración,
      sólo los riesgos de orden, y competencia con los de aquí.
      Una buena baza electoral donde pescar votos.
      En fín, que a veces nos olvidamos de los derechos de “todos”
      y entre ellos el derecho a estar censados, visibles.
      Un beso

  2. 3 ana rodrigo
    29 enero 2010 en 00:00

    Justi, me ha gustado mucho tu poema.
    A pesar de la belleza formal no por eso deja de desvelarnos el rostro trágico y humano de nuestros hermanos y hermanas cuyo delito ha sido no haber nacido en un municipio, en un país, en una tierra, en un momento de la historia.

    Cuando le doy mis sonoros y entrañables besos a mi querido y entrañable amigo Mussa, se lo doy a todos esos hermanos y hermanas que vienen a traernos un poco de humanidad a nuestros duros corazones, a nuestros egoístas corazones, que lo son por miedo, por miedo a perder lo que tenemos, miedo a gentes que vienen a darnos todo lo que tienen, lo único que tienen, ellos mismos.
    ¡Qué poco nos piden!: trabajo, respeto, un censo, una escuela, un médico, una sonrisa, un abrazo,….

    Ellos gastaron todo su miedo en la patera, en el océano, en el Estrecho, en las mafias, en los explotadores, ¡ya no les queda miedo, sólo esperanza!

    Luchan a pesar de todo,
    Sueñan a pesar de todo,
    Esperan contra toda esperanza,
    Agradecen todo,
    Dan las gracias, siempre dan las gracias,
    Te ofrecen lo que tienen y hasta lo que les hace falta.

    ¡Cuánto tendríamos que aprender de nuestros hermanos a quienes hemos expoliado sus riquezas y ahora les negamos el pan y el agua.

    “Habrá un día en que todos
    al levantar la vista
    veamos una tierra
    que ponga libertad” (Labordeta)

    • 4 justi
      29 enero 2010 en 00:00

      Gracias, Ana, por tu escrito, otra de las muchas lecturas y consideraciones que se han de hacer y tener en cuenta cuando hablamos de este tema.
      Yo puse la mía en este relato, pues tenía ganas de gritarlo, a mi manera y forma , !claro!
      También puse el poema extraordinario de Neruda, su Testamento. Muy humano…
      Con grandeza social leemos también tu lectura y pincelada, salpicada de citas como la de Labordeta…
      ¿Y quíénes no somos emigrantes?.
      En estas semanas hemos visto como algunos Ayuntamientos han reflejado los problemas y necesidades que se les presentan en sus municipios. Y han querido solucionarlo limitando las prestaciones sociales a los colectivos recién llegados a “sus” ciudades, convirtiéndolos en invisibles, sin censo.
      Cierto que hay asuntos que se han de resolver, los de la emigración “reglada y no reglada”, pero no impidiendo empadronarse a los que están en nuestras ciudades.
      A veces corremos prestos a ayudar a los damnificados del Planeta,
      y dejamos de lado o no queremos verlos a los que pasan a nuestro lado, nuestro espacio,
      nuestras calles, también sus calles.
      En fín, que sepamos compartir este espacio común, derechos y deberes, con equidad y generosidad, con reparto para todos…
      que nadie quede fuera por reglamentos excluyentes.
      Besos

  3. 30 enero 2010 en 00:00

    “Tu vienes de abrasados corredores,
    de túneles mordidos por el odio,
    por el salto sulfúrico del viento:
    aquí tienes la paz que te destino,
    agua y espacio de mi Oceanía…”

    Hola Justi

    Bellísima palabras las de Neruda que invitan a una reflexión muy profunda…tanto que pone en tela de juicio que todos los seres humanos seamos conscientes de ESO, precisamente de ESO, que todos, no importa el lugar ni la raza somos humanos y los derechos de susistencia son iguales para todos…

    Hermosas palabras las tuyas, muy poéticas , es verdad, pero basta leer entre líneas que es una poesía con la intención de inyectar esperanza allí donde es necesaria…

    Con muy bellas expresiones llamas las cosas por su nombre…

    Yo también me he echado las manos a la cabeza cuando he escuchado algunos episodios de este debate…y como bien dices !!!todo por un puñado de votos!!!…empleando los mismos tópicos interesados de siempre.

    ¿Es que nuestros políticos y nuestra sociedad se han vuelto tan insensibles?…¿es que han perdido la condición humana que los distingue de una fiera salvaje? , …

    Sé que el tema es difícil y que las soluciones son complejas y globales…y por supuesto que como todo tema social es regulable…

    Pero , mientras se normalizan las situaciones, nunca entenderé y me escandalizo que haya quienes piensen que UN PAPEL es determinante a la hora de atender en sus necesidades básicas a un ser hmano…

    Un excelente tratamiento del tema.
    Un enfoque como pocos sabrían hacerlo.

    La dura realidad no excluye la ESPERANZA , la hace aún más necesaria…y eso es lo que tú nos dices.

    Un beso ,

  4. 6 justi
    30 enero 2010 en 00:00

    Gracias Colombine por tus palabras,
    palabras con esperanza para todos, la realidad es dura, y más para unos que otros.
    Que empecemos porque todas las gentes que transitan por las ciudades tengan Padrón, su registro de ciudadanía con los derechos básicos de todo ser viviente.
    En nuestros pueblos catalogamos árboles,
    mariposas,
    ponemos chips a perro y gatos,
    y cuando uno se extravía los llevan a las
    perreras para ser atendidos,
    !todo controlado!
    Y sin embargo, queremos hacer invisibles a nuestros transeúntes humanos…
    La verdad que estamos faltos de una Política de integración sobre este tema de la emigración.
    Y a falta de Política Ciudadana, usamos el emigrante como arma arrojadiza entre partidos ante fechas electorales….”por un puñado de votos”.
    Al menos, que se escuchen otras palabras de integración duradera.
    Gracias por tus palabras.
    Un beso.

  5. 30 enero 2010 en 00:00

    “No me llames extranjero, que es una palabra triste,
    es una palabra helada, huele a olvido y a destierro.
    No me llames extranjero, mira tu niño y el mío
    como corren de la mano, hasta el final del sendero.
    No los llames extranjeros, ellos no saben de idiomas
    de limites ni banderas, míralos se van al cielo
    con una risa paloma, que los reúne en el vuelo.”
    (fragmento de una canción de Rafael Amor)

    Esos niños no saben de patrias ni banderas,
    saben de juegos, de risas, de cantos…
    esos niños respiran, comen, duermen como los nuestros,
    como los nuestros tienen enfermedades del cuerpo
    y enfermedades del alma,
    como los nuestros llaman mamá cuando tienen hambre,
    cuando tienen frío,
    cuando el globo se les ha ido al cielo,
    Y su madre les mira y mira el globo,
    y le parece que sus sueños se han ido también con él,
    volando entre nubes blancas…
    y mira otra vez a sus niños, sin patria, sin bandera…
    bajo el mismo cielo estrellado que otros niños
    que sí tienen patria y tienen bandera…
    y la madre piensa…
    ¿y por qué no mis niños?
    y yo también digo ¿por qué no sus niños?
    pido que existan para que puedan curarse
    esas enfermedades del cuerpo y del alma…

    Hablo, Justi, de niños, pero en ellos están toda esa gente,
    que viene buscando un futuro mejor…
    Nosotros, que hemos sido emigrantes tantos años,
    ¿dónde hemos escondido la generosidad?
    Sí, ya sabemos, lo que tú dices en tu espléndido post… ¡política!
    ¡qué vale un extranjero ante un puñado de votos!
    la xenofobia nos está invadiendo,
    y todos nacemos desnudos, sin patria, sin bandera…
    es el lugar el que noslo da…
    démos ese lugar a los que aquí vienen.

    Un post muy emotivo y necesario. Gracias por estar siempre ahí, con los que más lo necesitan.
    Un beso.

    • 8 justi
      30 enero 2010 en 00:00

      “Una barca en el puerto me espera
      No se donde me ha de llevar
      No ando buscando grandeza
      Solo esta tristeza deseo curar.

      Me marcho y no pienso en la vuelta
      Tampoco me apena lo que dejo atrás
      Solo se que lo que me queda
      En un solo bolsillo lo puedo llevar…”
      (De la canción el extranjero de E. Bunbury)

      Tú, Zar-Linda, lo dices muy bien…y claro:
      “extranjero huele a olvido y a destierro”.

      Y nadie ha de ser extranjero donde habita.
      Ciudadano es quien habita y trabaja en su ciudad.
      Ahora se ha llegado a decir la ruindad de que
      NO CABEMOS TODOS, y buscan maliciosamente ese enemigo común, el más débil, el inmigrante, regular o irregular como causante de los males.
      Necesitamos sí de políticas afirmativas, integradoras.
      Buscar enemigos para cubrir nuestra falta de ideas
      humanas no requiere esfuerzo, sólo desprecio.
      Y hay gente que ante fechas electorales y
      a falta de otro slogan constructivo salen con disparates como esos de que no cabemos todos.
      Agradecemos las palabras que aquí nos dejas,
      no viene mal reflexionar un poco en eso
      de que todos somos extranjeros….
      Besos

  6. 30 enero 2010 en 00:00

    Justi…me leí esa entrada tuya ayer por la mañana y…me quedé sin palabras, rumiando en cómo responder.. hasta que finalmente terminó todo en urgencias del hospital donde me trasladó una ambulancia y donde me estuvieron haciendo todo lo que se hace en estos casos, manteniendome ahí el día entero. Por suerte aparte del mal rato no era nada grave, ya estoy con mi tratamiento en casa…, pero ahora por la noche al volver a abrir la página no quería dejar pasar de contestarla, mas sigo igual…sin palabras! Ya sabes que en mi blog de la Comu mi última enterada toca ese tema…y también sabes que no creo en extraños y extranjeros y que las fronteras sólo son las impuestas por un puñado de interesados en repartir
    el mundo…
    Tus poemas jamás me han dejado indiferente, ya lo sabes, pero cada vez me maravilla más tu capacidad
    de abordar temas de esa manera tan delicada y poética…Te ha quedado tan cabal que su lectura, aparte de
    deliciosa, no deja dudas de su mensaje.
    Mis abrazos de siempre

    Es la respuesta que te acabo de dejar en Moldeadores…y ahora, aquí me encuentro con esa entrada más ampliada…y con las respuestas dejadas, también tan evidentes.
    Gracias amigo de trinchera !
    Besosss

  7. 10 justi
    30 enero 2010 en 00:00

    Me alegrto, Ilona, que tu ida a los ” talleres hospitalarios” te hayan dejado tranquila.
    ¿Qué síntomas tenías?
    Espero te hayan hecho una
    buena actualización por hablar en términos virtuales.
    Nos alegramos de que sólo haya sido un susto.
    En cuanto al tema del post, es el tema que estos días está en la calle.
    Es pernicioso que en momentos de crisis e inseguridad se señale con el dedo como responsable al más débil, al inmigrante.
    El miedo y el desprecio a lo extraño es mal
    compañero de viaje,
    y peor es servirse políticamente de este colectivo con fines electorales.
    Gracias por tus palabras.
    Ya vi que en tu blog también habías considerado
    esta situación que comentamos.
    Un beso
    Justi

  8. 31 enero 2010 en 00:00

    Nos dejas unos renglones que nos deben hacer reflexionar a todos, no a unos cuantos. Esta falsa sociedad del “bienestar” es la que impide a esta gente que busca tan sólo lo más elemental de la vida en algún lugar la que pone vetos, la que impide que haya sitio para todos…no vayamos a perder de nuestros derechos, olvidando que a lo largo de la historia el mundo entero fue emigrante de un lado a otro del planeta en busca de lo mismo. Blancos, negros, africanos, asiáticos, qué más da si el mundo es de todos y no es de nadie.
    Un abrazo, Justi.

    • 12 justi
      31 enero 2010 en 00:00

      Hola Fernando,
      el mundo es de todos,
      pero todos corremos a parcelarlo y a registrarlo,
      esta es la realidad, así se ha escrito la historia,
      antes y ahora, lo estamos viviendo.
      Al menos, que no neguemos un censo,
      que se le dé un registro,
      a los que viven en la ciudad,
      la ciudad de todos,
      no los consideremos ni sombras ni fantasmas,
      un censo que dé derechos y deberes sociales básicos a todos.
      Un abrazo, amigo.
      Justi

  9. 13 Rafael
    31 enero 2010 en 00:00

    Otra entrada para enmarcar, amigo Justi. Me han gustado mucho, además, las pinturas que la acompañan.
    Sobre el fondo… más de acuerdo no puedo estar. Me parece injusto que se niegue el derecho de cualquier persona a vivir donde le plazca. Ya te lo decía en otro comentario hace tiempo. Y ahora viene el negar el derecho al censo. Cualquier día caerá. Cuando se presentó el proyecto de ley de extranjería, en el texto remitido por el Gobierno estaba que sólo los extranjeros “regulares” podrían ser censado. En el Parlamento cambiaron el texto ¡afortunadamente! pero volverá este tema, volverá. Estemos atentos para protestar, para reclamar, para exigir lo que es justo. Me guardo tu entrada, por desgracia la tendremos que volver a usar pronto.
    Un abrazo.

    • 14 justi
      31 enero 2010 en 00:00

      Así es la dura realidad, amigo Rafael. Y ahora contesto en prosa, aunque en lírica lo he dicho igual de claro.
      Años atrás nos servimos de estos millones de emigrantes para los trabajos de menos valor añadido, con sueldos viles. Ellos contribuyeron a este espejismo de riqueza.
      Pero vino la crisis, se vino abajo la construcción descontrolada, y
      ha llegado el paro…Y entonces las miradas de los electoralistas miran al emigrante como competidor, y llevan las de perder por ser más débiles.
      Y no se les ocurre otra cosa a ciertos jerarcas que convertirlos en sombras,
      en fantasmas,
      en invisibles…
      y así, no se les empadrona.
      Y si no existen, se les explicará que “no cabemos todos…”
      Antes, sí,
      y ahora, no.
      Exijamos derechos sociales ( también deberes) básicos para todos.
      Un abrazo,
      y gracias por tus palabras en esta mi entrada.
      Con vuestras aportaciones queda mejor.

      Un abrazo
      Justi

  10. 15 gloriainfinita
    3 febrero 2010 en 00:00

    Precioso poema Justi, comprometido. Somos muchos los que estamos lejos de casa y no debíamos olvidar nunca la falta que hace que te acojan, que te acepten y que te den calorcillo.
    Todos somos emigrantes.
    Un abrazo.

  11. 16 justi
    4 febrero 2010 en 00:00

    Un saludo, Gloria.
    Y gracias por tus palabras.
    Los problemas migratorios reflejan necesidades básicas,
    un mundo desgobernado, deshumanizado.
    Y los Estados no atienden estas vecesidades de la gente que inmigra.
    Y para colmo, hay partidos que se frotan las manos por el aumento de votos que le traerá esta inseguridad.
    Como dices, todos somos emigrantes,
    seamos comprensivos.
    Un abrazo

  12. 17 Pilar
    9 febrero 2010 en 00:00

    Hola Justi, hace tiempo leí esta carta de un inmigrante africano a la sociedad española, entresaco algunos párrafos… (es demasiado extensa para ponerla por aqui):
    ….
    Soy africano. vengo de un país empobrecido, un país que ha sido saqueado por las multinacionales occidentales desde hace varios siglos y que ha sufrido guerras atroces, a menudo presentadas como guerras civiles; pero, en el fondo son guerras económicas montadas con el único objetivo de saquear nuestros países y enriquecerse, al igual que nos dirigentes africanos, desgraciadamente al precio de la muerte de millones de mis hermanos y hermanas.

    ¿De verdad no podemos construir otro mundo en el que cada persona pueda vivir en paz? Somos víctimas de un empobrecimiento continuo, organizado desde Occidente, y ejecutado a menudo por medio de nuestros propios dirigentes al servicio de las multinacionales. Son estas guerras de la que yo huyo y de la miseria que han engendrado en mi país. Quiero sobrevivir y ayudar a vivir a mi familia que se ha quedado en África. No quiero morir como una rata atrapada en un incendio.

    Me siento perdido; me siento inútil, inexistente, como si no tuviésemos ningún valor a los ojos de este mundo… Mientras tanto, pienso en mi país, en todas las riquezas naturales que tenemos. ¿Qué riquezas?, me pregunto. ¡Todo lo que hay en nuestros países no nos pertenece!

    Díganme, señoras y señores de lo sociedad española, ¿qué mal hemos hecho para merecer esta suerte?

    Dios sabe que no soy ni un ladrón ni un bandido; soy simplemente el grito de una víctima, que quiere vivir con el sudor de su frente. Quiero vivir y ayudar a vivir a mis hermanos. ¡Sólo pido eso!

    Bashige Michel

    Después de estos párrafos de la carta, que en su totalidad fue leída en algunos colegios a los alumnos..) creo que sobran las palabras..
    Son de las que después de leer, te hacen reflexionar… muchas cosas…

    Un beso Justi. Buenas noches.
    Gracias por tu visita y por tu amistad siempre.

    • 18 justi
      9 febrero 2010 en 00:00

      Hola Pilar,
      la carta que detallas, de Bashige Michel, refleja en carne viva y con
      toda la cruda realidad, la problemática de la emigración en busca
      de una vida digna, problemática que en este post
      hemos ido comentando. La Historia de la humanidad ha sido una constante de dominio y exclusión. Por propios y conquistadores.
      Sus palabras son gritos que hasta nosotros han de llegar, y hacernos reflexionar,
      a nosotros y a cuantos tienen poder para ordenar este desespero de gente tiene que emigrar.
      No quiero extenderme. Michel lo dice bien claro, y con dolor. Que no baste leerlo.
      Gracias por tu comentario, amiga Pilar.
      Besos.

  13. 12 febrero 2010 en 00:00

    Justi, he disfrutado mucho con tus pájaros de madera.
    Siento, a veces, que las imágenes de los cuerpos desfallecidos en la arena de cualquier playa puede ser el principio de un cambio, de una nueva lucha, de un horizonte plagado de esperanzas tras la larga y peligrosa travesía…
    Pero no siempre es así; otras veces escucho y contemplo gestos, miradas extrañas y me invade la sensación de que las mismas personas que, al enterarse por las noticias que una nueva patera se ha quedado en alta mar y sus habitantes viajeros han perdido la vida, lamentan sus muertes, cuando descubren que han salvado la vida y pueden ser posibles vecinos, los ven como rivales, como bichos raros. Actúan como las gaviotas gritonas y los amigos viajeros se ven relegados a gorriones de nido en pleno invierno.
    Felicidades

    • 20 justi
      12 febrero 2010 en 00:00

      Un abrazo, amigo Paco. Son palabras para la reflexión.
      !Qué dura es la vida del que emigra, inmigra…!
      En la patera, en el vagón del madera del tren, amontonados, húmedos, viajan los recuerdos, encerrados, desordenadamente envueltos…
      sueños conscientes, deliberados y valientes, pero no por ello, menos trágicos.
      Es la necesidad de elegir el propio destino en un mundo que debería ser de todos, pero que sabe que no está en su tierra… lejos de sus raíces, de sus familias.
      Esta es la realidad a la que se enfrentan:
      el rechazo colectivo a lo distinto…
      !Seamos comprensivos!
      Un abrazo.
      Justi


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

sistema floral

4003745107_a2b2cac529

4003745281_31a660479b

4003745451_1947a8c1b2

Más fotos

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

autor JUSTI


A %d blogueros les gusta esto: