31
Dic
09

Gracias, un recuerdo y un abrazo: BENEDETTI, MERCEDES SOSA…

“Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?

DESDE LOS AFECTOS

(M. Benedetti)
Martes 19 de Mayo de 2009

Montevideo.- Una triste lluvia acompañó ese lunes la despedida  a un poeta del pueblo, al poeta Mario Benedetti (1920-2009).

Una larga jornada convertida en un homenaje póstumo; desde tempranana hora, cuando se abrió el Congreso al público, comenzaron a desfilar de manera callada ciudadanos para despedir al escritor de 88 años, que la víspera había fallecido en su casa.

 Abundaron las caras largas,

las lágrimas,

las flores y los libros bajo el brazo,

algún poema dejado en el féretro que, abierto,

mostraba a un Benedetti cubierto de blanco,

con la sonrisa tierna que siempre lo identificó y el rostro descansado.

Todos quisieron estar para acompañar a la familia del escritor que cautivó con su ingenio y su prosa a varias generaciones,

amado por los lectores jóvenes,

por los aspirantes a poetas,

los enamorados,

los comprometidos,

los desengañados,

los apartados,

los marginados,

los que aman en silencio y no son amados,

los que gritan paz y justicia…

todos allí estábamos,

también,  allí, seguro que  tú estabas…

El Presidente de la nación Uruguaya se negó a los discursos, sólo, al referirse al hombre comprometido con la izquierda , se limitó a profetizar que “los hombres como Mario nunca mueren… el dolor se dice callando”.

“Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo? (por Benedetti)

Que uno tiene que buscarlo y dárselo…
Que nadie establece normas, salvo la vida…
Que la vida sin ciertas normas pierde formas…
Que la forma no se pierde con abrirnos…
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente…
Que no está prohibido amar…
Que también se puede odiar…
Que la agresión porque sí, hiere mucho…
Que las heridas se cierran…
Que las puertas no deben cerrarse…
Que la mayor puerta es el afecto…
Que los afectos, nos definen…
Que definirse no es remar contra la corriente…
Que no cuanto más fuerte se hace el trazo, más se dibuja…
Que negar palabras, es abrir distancias…
Que encontrarse es muy hermoso…
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida…
Que la vida parte del sexo…
Que el por qué de los niños, tiene su por qué…
Que querer saber de alguien, no es sólo curiosidad…
Que saber todo de todos, es curiosidad malsana…
Que nunca está de más agradecer…
Que autodeterminación no es hacer las cosas solo…
Que nadie quiere estar solo…
Que para no estar solo hay que dar…
Que para dar, debemos recibir antes…
Que para que nos den también hay que saber pedir…
Que saber pedir no es regalarse…
Que regalarse en definitiva no es quererse…
Que para que nos quieran debemos demostrar qué somos…
Que para que alguien sea, hay que ayudarlo…
Que ayudar es poder alentar y apoyar…
Que adular no es apoyar…
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara…
Que las cosas cara a cara son honestas…
Que nadie es honesto porque no robe…
Que cuando no hay placer en las cosas no se está viviendo…
Que para sentir la vida hay que olvidarse que existe la muerte…
Que se puede estar muerto en vida..
Que se siente con el cuerpo y la mente…
Que con los oídos se escucha…
Que cuesta ser sensible y no herirse…
Que herirse no es desangrarse…
Que para no ser heridos levantamos muros…
Que sería mejor construir puentes…
Que sobre ellos se van a la otra orilla y nadie vuelve…
Que volver no implica retroceder…
Que retroceder también puede ser avanzar…
Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol…

Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida?”

Mario Benedetti ( Uruguay, 1920 – 2009)

Gracias. Un recuerdo…un abrazo.

A ESTA HORA EXACTAMENTE

Mercedes Sosa)

“Pero no cambia mi amor
Por más lejos que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi tierra y de mi gente….”

En la madrugada del 3 de Octubre de 2009, en el Sanatorio de la Trinidad, Buenos Aires, se apagó la voz que acompañó a miles de soñadoreso en sus gestas reinvindicativas, luego de estar internada desde el 18 de septiembre del mismo año.

 Mercedes Sosa murió luego de varios días de agonía, conectada a un respirador artificial.

Los familiares colocaron el siguiente mensaje en el sitio de la cantante tucumana:

“En el día de la fecha, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, tenemos que informarle que la señora Mercedes Sosa, la más grande artista de la música popular latinoamericana, nos ha dejado”.

Su nombre:  Haydé Mercedes Sosa, nace el 9 de julio de 1935 en San Miguel, de Tucumán.

 A los quince años con el seudónimo de Gladis Osorio, participa y gana en un concurso de radio, lo que le vale por un contrato en la Radio de dos meses. Pero su ascenso a la fama no sería inmediato y tuvo que trabajar y cantar mucho antes de lograr el reconocimiento de su pueblo ya que su música rompía los esquemas de  la sociedad de entonces.

Sufrió en carne viva la censura y la persecución en la década de 1970, pero no se rindió. Y sus canciones, con letras cargadas de contenido social se convirtieron en himnos para los argentinos y para todos los comprometidos sociales.

“Hasta la victoria’, ‘Traigo un pueblo en mi voz’ o ‘A que florezca mi pueblo” son un ejemplo de ello.

Pero al igual que para el pueblo, su música no pasó desapercibida para los gobernantes. Le prohibieron cantar en lugares públicos, llegando el momento en el que tuvo que exiliarse a Europa, más concretamente a París, donde vivió un año. Madrid fue su siguiente destino, allí continuó trabajando. En 1982 regresó a la Argentina.

“A esta hora exactamente,
Hay un niño en la calle….
¡Hay un niño en la calle!
Es honra de los hombres proteger lo que crece,
Cuidar que no haya infancia dispersa por las calles,
Evitar que naufrague su corazón de barco,
Su increíble aventura de pan y chocolate
Poniéndole una estrella en el sitio del hambre.
De otro modo es inútil, de otro modo es absurdo
Ensayar en la tierra la alegría y el canto,
Porque de nada vale si hay un niño en la calle.
Todo lo toxico de mi país a mi me entra por la nariz
Lavo autos, limpio zapatos, huelo pega y también huelo paco
Robo billeteras pero soy buena gente soy una sonrisa sin dientes
Lluvia sin techo, uña con tierra, soy lo que sobro de la guerra
Un estomago vacío, soy un golpe en la rodilla que se cura con el frío
El mejor guía turístico del arrabal por tres pesos te paseo por la capital
No necesito visa pa volar por el redondel porque yo juego con aviones de papel
Arroz con piedra, fango con vino, y lo que me falta me lo imagino.
No debe andar el mundo con el amor descalzo
Enarbolando un diario como un ala en la mano
Trepándose a los trenes, canjeándonos la risa,
Golpeándonos el pecho con un ala cansada.
No debe andar la vida, recién nacida, a precio,
La niñez arriesgada a una estrecha ganancia
Porque entonces las manos son inútiles fardos
Y el corazón, apenas, una mala palabra.
Cuando cae la noche duermo despierto, un ojo cerrado y el otro abierto
Por si los tigres me escupen un balazo mi vida es como un circo pero sin payaso
Voy caminando por la zanja haciendo malabares con 5 naranjas
Pidiendo plata a todos los que pueda en una bicicleta en una sola rueda
Soy oxigeno para este continente, soy lo que descuido el presidente
No te asustes si tengo mal aliento, si me ves sin camisa con las tetillas al viento
Yo soy un elemento mas del paisaje los residuos de la calle son mi camuflaje
Como algo que existe que parece de mentira, algo sin vida pero que respira
Pobre del que ha olvidado que hay un niño en la calle,
Que hay millones de niños que viven en la calle
Y multitud de niños que crecen en la calle.
Yo los veo apretando su corazón pequeño,
Mirándonos a todas con fábula en los ojos.
Un relámpago trunco les cruza la mirada,
Porque nadie protege esa vida que crece
Y el amor se ha perdido, como un niño en la calle.
Oye a esta hora exactamente hay un niño en la calle
Hay un niño en la calle
.” (M. Sosa)

Gracias. Un recuerdo, un abrazo.

Anuncios

18 Responses to “Gracias, un recuerdo y un abrazo: BENEDETTI, MERCEDES SOSA…”


  1. 1 justi
    31 diciembre 2009 en 00:00

    Hola,
    han sido otros más los que nos han dejado este año de 2009, escritores,
    cantores,
    actores,
    artistas,
    gente de acción social que nos han hecho
    soñar,
    que nos han enseñado amar
    con su voz y con sus palabras
    y con su dedicación a los demás…,
    a todos ellos, gracias,
    un recuerdo,
    un abrazo.
    Justi.

  2. 1 enero 2010 en 00:00

    Precioso y muy oportuno este post para despedir un año muy concreto 2009…

    Nunca deberían faltar los recuerdos…
    Por desgracia se fueron muchos más…pero con tu elección seguro hiciste diana..

    Dos de los grandes, al menos sus palabras están llenas de contenidos sociales, necesarios…y se nos clavan en el alma como dardos…

    Y nunca mejor que estas fechas inventadas para despifarro y la hipocresía para recordar a todos que detrás de todos estos fuegos artificiales hay hambre y sangre…

    Gracias por tu sensibilidad y por recordar otras realidades…besos

    “…Que las puertas no deben cerrarse…
    la mayor puerta es el afecto…
    los afectos, nos definen…
    definirse no es remar contra la corriente…”

    ***

    ““A esta hora exactamente,
    Hay un niño en la calle….
    ¡Hay un niño en la calle!…”

  3. 3 justi
    1 enero 2010 en 00:00

    Hola. Colombine,
    sí que son fechas inventadas…
    Me pregunto qué es lo que hay en nuestros días que no haya sido inventado, salvo los sentimientos que son propios, lo demás es invención humana, tradición, interés comercial, religioso…No entraremos en ese terreno ahora,
    pero sí, es de costumbre en las postrimerías del año recordar a cuantos personas nos han hecho suspirar con su arte y vida. Ha habido más, pero me he detenido en Benedetti y M.Sosa, por el contenido social de sus escritos y canciones. Una manera de reconocer los buenos momentos en que nos han hecho levantar la mirada más allá del límite de donde habitualmente trascurre nuestra mirada. Gente comprometida por la dignidad de las personas.
    Gracias por tu buen comentario, también en esa misma linea…
    “A esta hora exactamente hay un niño en la calle…”
    y seguro que descalzo, con hambre, sin un libro en la mano…
    Besos.
    Justi

  4. 1 enero 2010 en 00:00

    Hay personas que nunca mueren,
    que permanecerán siempre en el corazón de la gente,
    por su propia personalidad de solidaridad y compromiso
    y por su obra, siempre de denuncia y apoyo a la libertad…
    Como estas dos personas que recuerdas aquí
    con tanto cariño, Justi,
    y es que siempre tiene que haber tiempo
    para denunciar la miseria, el abandono,
    la situación de la infancia en tantos países,
    los marginación, la discriminación, la soledad…
    Y hay también otro que nos dejó en este año aciago,
    Vicente Ferrer, al que dedicaste un post también,
    que entregó su vida a ayudar a los más desfavorecidos.
    Cada uno, de una manera diferente,
    defendieron la solidaridad y la justicia,
    y estuvieron al lado de los maltratados de la sociedad,
    de una u otra forma.
    Me ha encantado recordar a estos dos personajes entrañables
    a través de sus palabras y de las tuyas…
    ellos se han ido pero siempre estarán entre nosotros.
    Besos y feliz año.
    Estrella

    • 5 justi
      2 enero 2010 en 00:00

      ..Hay personas que nunca hemos de dejar morir,
      y entre ellas Benedetti y Mercedes Sosa que
      recordamos en este post.
      Gracias por tus palasbras, Estrella.
      Aquí dejo esta bella poesía de Benedetti:

      NO TE SALVES

      No te quedes inmóvil
      al borde del camino
      no congeles el júbilo
      no quieras con desgana
      no te salves ahora
      ni nunca
      no te salves
      no te llenes de calma
      no reserves del mundo
      sólo un rincón tranquilo
      no dejes caer los párpados
      pesados como juicios
      no te quedes sin labios
      no te duermas sin sueño
      no te pienses sin sangre
      no te juzgues sin tiempo

      pero si
      pese a todo
      no puedes evitarlo
      y congelas el júbilo
      y quieres con desgana
      y te salvas ahora
      y te llenas de calma
      y reservas del mundo
      sólo un rincón tranquilo
      y dejas caer los párpados
      pesados como juicios
      y te secas sin labios
      y te duermes sin sueño
      y te piensas sin sangre
      y te juzgas sin tiempo
      y te quedas inmóvil
      al borde del camino
      y te salvas
      entonces
      no te quedes conmigo. (Benedetti)

      Bonita forma de vivir y sentir,
      dignas enseñanzas
      solidadridad con los demás.
      Feliz año;
      un beso.

  5. 6 ana rodrigo
    1 enero 2010 en 00:00

    Se nos ha ido otro año, se nos ha ido otro soplo de vida.
    El tiempo es eso, es aire,
    que se nos escapa entre los entresijos de nuestra existencia,
    que oxigena nuestras vidas, nuestro cuerpo y nuestra alma,
    que nos zarandea de vez en cuando,
    que nos acaricia como la suave brisa,
    es el sustento de nuestro existir.

    El tiempo nos lleva, nos arrastra,
    nos roba vitalidad y nos da vida,
    Nos da la posibilidad de disfrutar
    aunque también sea el espacio del sufrimiento,
    oxigena nuestras células,
    al mismo tiempo que nos marca el camino hacia el final de la vida.
    El tiempo lo es todo para nuestra existencia
    Y la ausencia del tiempo nos reduce a la nada.

    Mientras, carpe dien, y buen año 2010!!!!

    • 7 justi
      2 enero 2010 en 00:00

      Gracias por este empujón de optimismo
      y ánimos que nos dejas, Ana.
      Vienen bien en estos días en que hacemos balance de un año ya ido,
      y hacemos buenos deseos para el 2010.
      Yo he querido dejar dos buenos ejemplos de gente
      entregada con su arte por ayudar a ello, Benedetti y M. Sosa,
      amigos que nos acompañarán siempre, uno con sus palabras y la otra con sus canciones, todo corazón los dos, y libertad, y amor…

      Qué les queda por probar a los jóvenes
      en este mundo de paciencia y asco?
      ¿sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?
      también les queda no decir amén
      no dejar que les maten el amor
      recuperar el habla y la utopía
      ser jóvenes sin prisa y con memoria
      situarse en una historia que es la suya
      no convertirse en viejos prematuros

      ¿qué les queda por probar a los jóvenes
      en este mundo de rutina y ruina?
      ¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?
      les queda respirar / abrir los ojos
      descubrir las raíces del horror
      inventar paz así sea a ponchazos
      entenderse con la naturaleza
      y con la lluvia y los relámpagos
      y con el sentimiento y con la muerte
      esa loca de atar y desatar

      ¿qué les queda por probar a los jóvenes
      en este mundo de consumo y humo?
      ¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?
      también les queda discutir con dios
      tanto si existe como si no existe
      tender manos que ayudan / abrir puertas
      entre el corazón propio y el ajeno /
      sobre todo les queda hacer futuro
      a pesar de los ruines de pasado
      y los sabios granujas del presente.

      Poema QUÉ LES QUEDA ALOS JÓVENES

      de Benedetti

  6. 8 ana rodrigo
    2 enero 2010 en 00:00

    Qué les queda a los jóvenes?
    Se pregunta el bueno de Benedetti.

    Yo le contestaría,
    les queda tu poesía,
    les queda la poesía de tantos poetas y tantas poetisas,
    les queda la cultura y el pensamiento de tantos antepasados
    y de tantas antepasadas ocultas, siempre detrás, pero poniendo su ladrillito en construcción de de este proyecto humano que es mirar hacia delante, que es dejar el edificio sin terminar para que quienes vienen detrás puedan sentirse constructores de una humanidad siempre nueva y mejor.

    Les quedan todas las conquistas que cada generación nos ha ido dejando como herencia, desde el fuego al último robot.

    Les quedan sueños, proyectos, ilusiones, imaginación, capacidades insospechadas.

    Les queda esa utopía que alguien definió como aquello que cuanto más la persigue, más se aleja, porque ese es el destino de la humanidad perseguir utopías, creer que otro mundo mejor es posible.

    El derrotismo es el mejor ingrediente para perder cualquier “batalla”.
    La confianza en nosotros mismos como humanidad es la garantía de que el futuro existe.

    ADELANTE, pues!!!
    Comenzamos un año de nuevas oportunidades y ahí estamos….

    • 9 justi
      2 enero 2010 en 00:00

      Así, en positivo, todo eso que dices, y más, ANA,
      queda a los jóvenes,
      nosotros por delante
      les abramos caminos,
      les abramos ventanas…

      PIEDRECITAS EN LA VENTANA

      De vez en cuando la alegría
      tira piedritas contra mi ventana
      quiere avisarme que está ahí esperando
      pero me siento calmo
      casi diría ecuánime
      voy a guardar la angustia en un escondite
      y luego a tenderme cara al techo
      que es una posición gallarda y cómoda
      para filtrar noticias y creerlas

      quién sabe dónde quedan mis próximas huellas
      ni cuándo mi historia va a ser computada
      quién sabe qué consejos voy a inventar aún
      y qué atajo hallaré para no seguirlos

      está bien no jugaré al desahucio
      no tatuaré el recuerdo con olvidos
      mucho queda por decir y callar
      y también quedan uvas para llenar la boca

      está bien me doy por persuadido
      que la alegría no tire más piedritas
      abriré la ventana
      abriré la ventana.

      Mario Benedetti

  7. 10 justi
    2 enero 2010 en 00:00

    Así hablaba Mercedes Sosa.
    Su voz, todavía resuena:

    “Tengo 64 años. Nací en Tucumán (Argentina) y vivo en Buenos Aires. Soy cantante. Soy viuda. Tengo un hijo, Fabián Ernesto (41 años), y dos nietas, de 23 y 14 años. Soy cáncer. Conduzco un Audi chiquito. He estado muy enferma y me he reencontrado con Dios. Soy progresista. Soy embajadora de Unicef. ”

    Ella es, diría yo,
    una protesta universal, por ti y por mi, por la injusticia…por todos grita.

    Cuando escuchamos el nombre de Mercedes Sosa las imágenes que enseguida nos vienen suelen ser de jardines dorados al Sol, del bello Altiplano que como una gran mancha se extiende por todo el continente, de revoluciones imposibles a los ojos de los dictadores; otras, de manos curtidas salpicadas por el barro, de vientres delgados como espigas, de lluvia y sueños y mucha poesía.
    Las canciones que canta La Negra Sosa reflejan a su manera las incertidumbres y esperanzas que han alimentado la historia de esa tierra que es América, la construcción de una utopía…

    Pongo palabras de una entrevista que le hicieron en 2003,
    para acercarla hasta nuestra misma altura humana, ella desde luego da ejemplo de humanidad:

    ” – Qué bien suena su pueblo: Tucumán…

    — Allí viví toda mi niñez. Tenía pocas cosas, pero el amor no me faltaba.

    – Guarda buenos recuerdos.

    – Sí. Mi mamá cocinando para nosotros… ¡Ella no me dejaba entrar en la cocina!

    – ¿Por qué no?

    – Porque ella quería que yo tuviera tiempo para leer. Y yo leía: lo leía todo, todo, todo.

    – Un acto de amor…

    – Sí. Pero si yo no hubiese sido lo que soy, sería como ella: una mujer que cocina y que da felicidad a sus hijos. Yo estaba contenta allí, en Tucumán. Yo no quería salir de allí.

    – Pues ha viajado usted por todo el mundo.

    – Sí. Recuerdo a una amiga que me decía: “Me muero por irme a Buenos Aires”… y sigue en Tucumán. Y yo… ¡le juro que no me apetece nada ir a India, a Pekín…! Son cosas que no he buscado. Yo no he buscado nada en la vida.

    – ¡Pues la llaman “la voz de América”

    – Qué rimbombante: decir eso es no conocer Latinoamérica. Es un continente enorme, disperso, variado. Hay mil voces, no una.

    Un continente castigado por las dictaduras, las carencias…

    Yo tuve que exiliarme cuando la dictadura de los militares, en 1978. Fue muy duro para mí. Aparentemente estaba bien, reía, cenaba con amigos, pero…

    – ¿Cuál ha sido el peor momento de su vida?

    – Tuve una depresión el año pasado. Cinco meses seguidos vomitando, vomitando. Por dentro todo era una llaga. Ni el agua aceptaba. Una sed espantosa…

    – ¿Cómo se curó?

    – El áloe vera me curó la llaga, y las in-yecciones de antidepresivos me han puesto bien. Ahora tomo dosis pequeñas. Yo creo que me salió todo lo que tenía dentro por el dolor del exilio.

    – ¿No está usted cansada de cantar, de ir por el mundo?

    – Después de cada gira, agotadísima, yo me quería retirar. Pero desde que he salido de la enfermedad…

    -¿De la depresión?

    -Sí. Pues como estuve cinco meses en la cama, sin caminar, y pensaba que jamás podría volver a hacer nada…, ¡tengo ahora tan grande amor por la vida!

    – Me alegro muchísimo.

    – Es tan grande, la vida… Me he dado cuenta de que la tomamos muy a la ligera.

    – ¿La enfermedad le ha cambiado?

    – Cuándo estás tan enfermo, estás tan solo… Sólo tú sabes lo que sufres. Eso me acercó a Dios. Me he reencontrado con él. Mi último disco es “Misa criolla”…, ¡y lo grabé en Israel! ¡Todo son señales!

    – Cree usted en lo sobrenatural…

    – La cantante Ludmila Carpio me dijo, cuando yo estaba en la cama, que se iba a Bolivia a cantar y rezar allí con las Madres de Mayo, un domingo. Y ese domingo yo oí cantar bellísimo a un pájaro junto a mi ventana. ¡Para mí, era Ludmila!

    – ¿De qué está más orgullosa?

    – De haber sido tan activa, de ser embajadora de la Unicef para los niños, de cantar para ellos. Una niñez doliente genera hombres y mujeres desesperados.

    – Tenga ánimo…

    – Lo tengo, pero, a veces… ” (HASTA AQUÍ LA ENTREVISTA)
    **

    Gracias, Mercedes La Negra, por las canciones que nos dejas,
    llenas de vida. Vivirás entre nosotros dándonos ejemplo de lucha.
    Justi.

  8. 2 enero 2010 en 00:00

    Justi….que recuerdo más bonito!
    Dos personas que nunca se olvidarán…con sus recuerdos y de otros más me paso yo normalmente las fiestas, no hablo.., me ausento..y recuerdo.
    Tu selección lo comparto…qué dos! Y lo bien que viene de respuesta ese poema de Benedetti…

    POR QUÉ CANTAMOS?

    Por qué cantamos

    Si cada hora viene con su muerte

    si el tiempo es una cueva de ladrones

    los aires ya no son los buenos aires

    la vida es nada más que un blanco móvil

    usted preguntará por qué cantamos

    si nuestros bravos quedan sin abrazo

    la patria se nos muere de tristeza

    y el corazón del hombre se hace añicos

    antes aún que explote la vergüenza

    usted preguntará por qué cantamos

    si estamos lejos como un horizonte

    si allá quedaron árboles y cielo

    si cada noche es siempre alguna ausencia

    y cada despertar un desencuentro

    usted preguntará por que cantamos

    cantamos por qué el río está sonando

    y cuando suena el río / suena el río

    cantamos porque el cruel no tiene nombre

    y en cambio tiene nombre su destino

    cantamos por el niño y porque todo

    y porque algún futuro y porque el pueblo

    cantamos porque los sobrevivientes

    y nuestros muertos quieren que cantemos

    cantamos porque el grito no es bastante

    y no es bastante el llanto ni la bronca

    cantamos porque creemos en la gente

    y porque venceremos la derrota

    cantamos porque el sol nos reconoce

    y porque el campo huele a primavera

    y porque en este tallo en aquel fruto

    cada pregunta tiene su respuesta

    cantamos porque llueve sobre el surco

    y somos militantes de la vida

    y porque no podemos ni queremos

    dejar que la canción se haga ceniza.

    Y sigamos cantando…!

    Un beso Justi.

    • 12 justi
      2 enero 2010 en 00:00

      Desde luego, amiga Ilona, qué bella poesía has escogido
      para recordar a Benedetti.
      Pues siempre hemos de tener motivos para cantar,
      para arrimar el hombro,
      para juntar las manos.
      No hay excusas que valgan,
      y sólo entonces, la unión vencerá a las sombras.
      Un beso,
      y gracias. Todo el que lea esta poesía seguro se pondrá a cantar también…

      “cantamos porque el grito no es bastante

      y no es bastante el llanto ni la bronca,

      cantamos porque creemos en la gente

      y porque venceremos la derrota,

      cantamos porque el sol nos reconoce

      y porque el campo huele a primavera,

      y porque en este tallo, en aquel fruto,

      cada pregunta tiene su respuesta…”

      Gracias por tus palabras, Benedetti,… allá donde estés.

      Justi

  9. 3 enero 2010 en 00:00

    Justi, un abrazo al que nos sentimos unidos. El recuerdo de Benedetti y el de Mercedes Sosa van un poco unidos porque han sido la voz del pueblo y de los desarraigados. Sin ellos nos quedamos un poco huérfanos; nos refugiaremos en sus canciones y en los libros que retienen su alma entre nosotros.

    • 14 justi
      3 enero 2010 en 00:00

      Gracias , Paco, por tu comentario.
      Sin duda que escribiríamos bellas historias
      recordando el tiempo en que las caciones de M. Sosa, nos llenaba las horas.
      Se fueron estos grandes compañeros,
      pero la alegría que nos queda es que su voz, y las letras sociales
      de Benedetti seguirán con nostros.

      CANCION DE LAS SIMPLES COSAS ( la canta M. Sosa)
      “Uno se despide, insensiblemente
      de pequellas cosas
      lo mismo que un arbol
      que en tiempo de otoño
      se queda sin hojas
      al fin la tristeza es la muerte lenta
      de las simples cosas
      y esas cosas simples
      que quedan doliendo
      en el corazón

      Uno vuelve siempre
      a los viejos sitios
      donde amó la vida
      y entonces comprende
      como están de ausentes
      las cosas queridas
      por eso, muchacho, no partas ahora
      soñando el regreso,
      que el amor es simple
      y a las cosas simples las devora el tiempo

      Enamórate aqui,
      en la luz mayor
      de este medio dia
      donde encontrarás
      con el panal sol
      la mesa tendida,
      por eso, muchacho, no partas ahora
      soñando el regreso,
      que el amor es simple
      y a las cosas simples las devora en tiempo

      Uno vuelve siempre
      a los viejos sitios
      donde amó la vida…”
      Un abrazo, y feliz 2010.

      Justi

  10. 3 enero 2010 en 00:00

    Amigo…que la esperanza y el optimismo nunca muera…!

    SALUTACIÓN DEL OPTIMISTA

    A instancias de mis amigos cuerdos y cautelosos
    que ya no saben si diagnosticarme
    prematuro candor o simple chifladura
    abro el expediente de mi optimismo
    y uno por uno repaso los datos

    allá en el paisito quedó mi casa
    con mi gente mis libros y mi aire
    desde sus ventanas grandes conmovedoras
    se ven otras ventanas y otras gentes
    se oye cómo pasa aullando la muerte
    son los mismos aullidos verdes y azules son
    los que acribillaron a mis hermanos

    los cementerios están lejos pero
    los hemos acercado con graves excursiones
    detrás de primaveras y ataúdes
    y de sueños quebrados
    y de miradas fijas

    los calabozos están lejos pero
    los hemos acercado a nuestro invierno
    sobre un lecho de odios duermen sin pesadillas
    muchachos y muchachas que arribaron juntos
    a la tortura y a la madurez
    pero hay que aclarar que otras y otros los sueñan
    noche a noche en las casas oscuras y a la espera

    la gente
    la vulgar y la silvestre
    no los filatélicos de hectáreas y vaquitas
    va al exilio a cavar despacio su nostalgia
    y en las calles vacías y furiosas
    queda apenas uno que otro mendigo
    para ver como pasa el presidente

    en la cola del hambre nadie habla
    de fútbol ni de ovnis
    hay que ahorrar argumentos y saliva
    y las criaturas que iban a nacer
    regresan con espanto

    ésta es la absurda foja de mi duro optimismo
    prematuro candor o simple chifladura
    lo cierto es que debajo de estas calamidades
    descubro una sencilla descomunal ausencia

    cuando los diez tarados mesiánicos de turno
    tratan de congregar la obediente asamblea
    el pueblo no hace quorum

    por eso
    porque falta sin aviso
    a la convocatoria de los viejos blasfemos
    porque toma partido por la historia
    y no tiene vergüenza de sus odios
    por eso aprendo y dicto mi lección de optimismo
    y ocupo mi lugar en la esperanza.

    M.Benedetti

    Un abrazo para ti

  11. 16 justi
    4 enero 2010 en 00:00

    “…por eso aprendo y dicto mi lección de optimismo
    y ocupo mi lugar en la esperanza.”

    Preciosa poesía la que nos pones de Benedetti, amiga Ilona
    Gracias.

    Poque Benedetti fue ante todo un poeta que pasaba por aquí…
    y se comprometió por los demás…
    Accesible y por comprometido siempre,
    y vigorosamente optimista
    y porque pintó los días y la vida y el amor con colores hermosos,
    aún en medio de tantos horrores que vivió.
    Por eso, siempre será uno de los poetas favoritos de la gente de a pie.
    Besos

  12. 5 enero 2010 en 00:00

    Benedetti, Mercedes Sosa…dos grandes figuras, dos personas comprometidas que nos dejaron en 2009, pero queb tan sólo nos dejaron físicamente porque sus letras, las de ambos, quedaron escritas para siempre.
    Un abrazo, Justi.

    • 18 justi
      5 enero 2010 en 00:00

      Un abrazo, Fernando,
      deseándote feliz año,
      siempre tendremos estos amigos, Benedetti y M. Sosa,
      que con su ejemplo nos darán coraje.

      “Defensa de la alegría ( de Benedetti)

      Defender la alegría como una trinchera
      defenderla del escándalo y la rutina
      de la miseria y los miserables
      de las ausencias transitorias
      y las definitivas

      defender la alegría como un principio
      defenderla del pasmo y las pesadillas
      de los neutrales y de los neutrones
      de las dulces infamias
      y los graves diagnósticos

      defender la alegría como una bandera
      defenderla del rayo y la melancolía
      de los ingenuos y de los canallas
      de la retórica y los paros cardiacos
      de las endemias y las academias ”

      Un abrazo,
      Justi


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Zamora, Puente de Piedra

puente pequeño

Soy lo que siento

¿Quien soy yo? soy lo que me ocurre y siento, azul, rojo, espacio, a veces niño y luego sentimiento, aroma de lejanos tiempos... La mañana es clara y el amor pasa todas las tardes ante mi casa. Soñando, esperando, asomado a la ventana estoy Justi

Justi

miro sin filoazul

Emma-la mascota de casa-

enma

Las fotos que hago

sistema floral

4003745107_a2b2cac529

4003745281_31a660479b

4003745451_1947a8c1b2

Más fotos

Archivos

Mi poemario

soy lo que siento
callar...gritar...siempre por mantener la justicia ante nuevos vendavales...Esos somos nosotros, los que resistimos como robles tras las curvas del sendero de la vida...

moldeando la luz…la imagen y mi palabra

iconodemoldeandolaluz

Historia de nuestras palabras: mis relatos

de la a a la z

El Caballero

quijote
CABALLERO DERROTADO, HAZME SITIO EN TU MONTURA, QUE YO TAMBIÉN VOY CARGADO DE AMARGURA... (leon felipe)

Traje regional de Zamora -CARBAJALES-

trajes
ARTE, COLORIDO, ESTALLIDO DE SENTIDOS EN EL TRAJE REGIONAL DE CARBAJALES-

Aguas del Duero-los arribes-

arrives del duero
Nube blanca, que vas tan sóla en el cielo y tan alta, junto a la luna de plata vendrás a parar mañana, igual que mi amor, en agua. En agua de mar honda y clara. (León Felipe)

leon felipe -monumento en Zamora-

leon felipenuevo

PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas de los templos caídos grava menuda hicieron los martillos largos de los picapedreros analíticos. Después, sobre esta grava, se ha vertido el asfalto negro y viscoso de los pesimismos. Y ahora... Ahora, con esta mezcla extraña, se han abierto calzadas y caminos por donde el cascabel de la esperanza acelera su ritmo. (Poema de León Felipe)

puente del Esla

puente esla
Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.

santovenia del esla

santovenia2

MI PUEBLO

Un pueblo entre campos, pequeño, casas llenas de hermanos, una torre de iglesia, alta, y muchos tejados rojos, bajos. Un rio, encinas, una pradera para el ganado, flores, niños por las calles, los sembrados... Gentes que abren surcos en la tierra mientras miran a lo alto a ver si llueve. SANTOVENIA DEL ESLA es MI PUEBLO.

ARTESANÍA DE PERERUELA (zamora)

hornoruela-011g
diciembre 2009
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

autor JUSTI


A %d blogueros les gusta esto: